EL PAíS › LA CAUSA POR EL COMERCIO CON VENEZUELA

Una trader en Barinas

 Por Raúl Kollmann

La vicepresidente de Cotia, filial argentina de la poderosa trader brasileña, declaró ayer en la causa por las exportaciones de maquinaria agrícola a Venezuela. María Cristina Urquiza confirmó que un miembro de esa trader, Juan Manuel Fayen, estuvo en la exposición de maquinaria argentina en la ciudad venezolana de Barinas, con lo que queda claro que Cotia compitió en ese momento con la trader que finalmente fue la que intervino en ese intercambio comercial, Palmat. Eso fue lo afirmado en el expediente por los tres presidentes de la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma). Hasta el momento, el director de Exportaciones de Cotia Brasil, Vitor Manuel da Silva Morgado, había negado –a través del diario La Nación– que los fabricantes argentinos le hubieran hecho alguna consulta, pero Urquiza dejó en claro que Cotia estuvo en Barinas a través de Fayen, de Cotia Venezuela, lo que refuerza lo declarado por los directivos de la Cámara. La Cafma aportó a la causa judicial la tarjeta que Fayen les entregó en Barinas.

En el expediente que instruye el juez Julián Ercolini y en el que actúa el fiscal Gerardo Pollicita, el punto central ha pasado a ser la comisión que cobró la trader Palmat por manejar la maquinaria que fue de la Argentina a Venezuela, conseguir la garantía que se necesitaba previamente para concretar la operación y, sobre todo, asegurar después el cobro. En su denuncia inicial, el ex embajador Eduardo Sadous deslizó que hubo empresarios que se quejaron por esa comisión, dando a entender que encubría una coima.

Los empresarios argentinos desmintieron a Sadous, señalando que el 15 por ciento sobre la maquinaria salida de la fábrica –un 10 por ciento real– no era una comisión excesiva y que otras traders, como la brasileña Cotia, también cobraban porcentajes semejantes o mayores. Los fabricantes se inclinaron por Palmat esencialmente porque competían con la maquinaria brasileña y no querían entregarle la coordinación del negocio justamente a una trader de Brasil.

La vicepresidenta de Cotia Argentina explicó ayer que no hay relación estrecha entre la filial de Buenos Aires y Cotia de Brasil, que no conoce a Fayen, que no sabe qué gestiones hizo y tampoco mencionó qué porcentajes cobra la trader. “Nosotros aquí no hacemos el trabajo de trader, sino que nuestra principal actividad es ser despachantes de aduanas. Por ello, no cobramos porcentaje sino honorarios”, resumió Urquiza. De todas maneras, certificó que Fayen estuvo en Barinas y con ello fortaleció lo que dicen los fabricantes argentinos.

Hoy va a declarar Gustavo Parino, ex jefe de Aduanas en la época de Domingo Cavallo e integrante del estudio cordobés Kesman y Parino, contratado por Cafma para analizar y darles una redacción definitiva a los contratos de los fabricantes con Palmat. Esos contratos no fueron suscriptos por Cafma, sino por cada una de las 39 empresas que participaron de la exportación. Uno de los argumentos de los fabricantes de maquinarias es, justamente, que si la comisión pagada a Palmat encubría una coima ni se hubieran entregado los contratos a estudios de primer nivel para su análisis, ni se hubiera facturado en blanco –como se hizo– el trabajo de Palmat, ni se habrían firmado los contratos empresa por empresa.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.