DEPORTES › INDEPENDIENTE EMPATO 0-0 CON TOLIMA Y AVANZO A LAS SEMIFINALES DE LA COPA

Pasó con la alerta amarilla

El equipo de Mohamed no jugó bien, aunque logró la clasificación para jugar ante la Liga de Quito. Para ello mucho tuvo que ver la labor del árbitro, que anuló de manera insólita un tanto de los colombianos y los privó de un penal por un offside inexistente.

Con mucho susto, sin jugar bien y con una enorme mano del árbitro Carlos Amarilla, Independiente empató 0-0 con Tolima y se clasificó, después de quince años de ausencia, para las semifinales de la Copa Sudamericana gracias a los dos tantos como visitante que había anotado en la ida. En el desarrollo, el empate no estuvo tan mal por lo que mostraron ambos equipos, pero en el análisis no se pueden soslayar dos errores arbitrales groseros, que impidieron a los colombianos disfrutar de un gol y de un penal. Ahora el Rojo jugará en la semifinal ante Liga de Quito.

El encuentro comenzó entretenido, porque los dos decidieron no especular. Con sus armas, con errores en defensa, pero con la intención de buscar el rival, la zona media se fue tornando una zona de tránsito. Entonces, los dos contaron con buenas ocasiones para abrir el marcador. Sin embargo, Hilario Navarro por el lado de Independiente y el travesaño por el lado de Tolima se encargaron de evitarlo. El arquero de Independiente tuvo una tapada enorme ante un tiro libre de Marangoni, que buscaba el ángulo izquierdo. Y el caño devolvió un notable cabezazo en anticipo de Galeano tras un corner desde la izquierda, que podría haber sido la apertura del marcador.

Pero tras ese inicio alentador, el juego pronto comenzó a decaer. Independiente dejó de buscar por las bandas y perdió ambición. Y enfrente, Tolima no encontraba profundidad, ya que tocaba bien hasta tres cuartos de campo, pero no inquietaba a Navarro. Claro que, a pesar de esa tibieza, el conjunto colombiano llegó al gol, pero un inexplicable fallo del árbitro Amarilla se lo impidió: Vallejo envió un centro al área que parecía sencillo para Navarro, pero el arquero se confió y permitió que Martínez le ganara en lo alto. Era gol, pero el juez pitó falta.

Recién en los últimos minutos reaccionó Independiente, que también tuvo una gran chance de manera curiosa, cuando Patito Rodríguez fue a presionar al arquero, que rechazó con lo justo y se salvó que el rebote en el juvenil del Rojo salió paralelo al arco.

No obstante, el gran problema para el equipo de Mohamed fue que empezó a jugar con el resultado en la cabeza. Entonces comenzó a dudar entre atacar o defenderse, a sentir que un error lo podía dejar sin clasificación y a moverse al ritmo de la impaciencia de la gente. Por eso quedó expuesto al toque de Tolima, que con todas sus limitaciones tuvo otra ocasión inmejorable que le impidió el árbitro: Perlaza eludió a Navarro, que le cometió un penal clarísimo, pero una inexistente posición adelantada que señaló el línea le sacó el problema a Amarilla... Así, con muy poco, a Independiente le alcanzó para lograr el empate y seguir soñando en la Copa.

Compartir: 

Twitter
 

Parra se lleva la pelota. Después de quince años, el Rojo llegó a una semifinal continental.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.