DEPORTES › EL EQUIPO ARGENTINO CAYO 54-15 ANTE LOS ALL BLACKS

Los Pumas se las vieron negras

A diferencia de lo que ocurrió a lo largo del certamen, esta vez el equipo de Santiago Phelan fue claramente superado durante casi los ochenta minutos. Los neocelandeses anotaron siete tries y festejaron en La Plata el título del Rugby Championship.

Los Pumas recibieron una durísima paliza de parte de los All Blacks, que se impusieron por un cómodo 54-15 en La Plata y se adjudicaron el Rugby Championship. El resultado dejó en evidencia que pese al buen desempeño que viene cumpliendo el equipo hasta el momento, todavía le falta bastante para acercarse al actual campeón del mundo.

El conjunto albiceleste intentó ser más agresivo de lo habitual con la pelota en sus manos, pero le faltó potencia y precisión para quebrar a su rival. Esa mayor vocación ofensiva generó un desequilibrio que provocó que el equipo cometiera fallas en defensa, que hasta el momento no había mostrado, y le permitió a su rival marcar siete tries, casi la misma cantidad que habían sufrido Los Pumas hasta el momento en el torneo.

Los Pumas tuvieron diez minutos iniciales que ilusionaron, con buen control de pelota y una clara intención de atacar. Fue así que a los nueve minutos el conjunto argentino se puso en ventaja por un magnífico try nacido en un line, en campo propio, que derivó en una apertura hacia la izquierda, que continuó González Amorosino haciendo una diagonal hacia el centro, y luego pasó a Landajo, quien inteligentemente vio que dos neocelandeses le marcaban el pase y se coló por el medio de ambos para poner el 5-0 parcial.

Pasados esos diez minutos, el equipo dirigido por Santiago Phelan comenzó a mostrar su peor imagen en lo que va del torneo. Se desconcentró, sobre todo a la hora de defender, y le facilitó la tarea al flamante campeón del certamen, que rápidamente revirtió la situación. Casi en un abrir y cerrar de ojos, los visitantes anotaron dos tries consecutivos para dar vuelta el marcador y empezar a dominar el desarrollo a voluntad hasta llegar a un decisivo 32-8 al término del primer tiempo.

El segundo tiempo fue un calco del primero: Los Pumas metieron mucha presión durante los diez minutos iniciales y llegaron al try a través de Gonzalo Camacho. Sin embargo, un nuevo try de los neocelandeses volvió a poner las cosas en su lugar. El representativo argentino se desordenó y les facilitó las cosas a los All Blacks, que construyeron un triunfo contundente y evidenciaron que a estos Pumas todavía les falta bastante para estar a su nivel. “Tratamos de entregar todo, de hacer un juego ofensivo, pero hicimos más errores que de costumbre y nos superaron ampliamente. Me voy con mucha bronca”, reconoció el capitán Juan Fernández Lobbe tras el partido, al tiempo que indicó que esta experiencia debe servir para cerrar de la mejor manera la semana que viene ante Australia.

Compartir: 

Twitter
 

Los Pumas se encontraron con un rival inspirado y sufrieron una goleada muy dura.
Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared