DEPORTES

Sanfilippo, el goleador, recuerda aquella mítica final contra el Santos

Cuarenta años después, el jugador que marcó los tantos del conjunto argentino en aquellos dos partidos perdidos ante el equipo de Pelé asegura que la derrota se debió a errores del “mejor Boca de todos los tiempos”.

 Por Ariel Greco

“El fútbol siempre te da revancha.” La frase hecha es una de las preferidas en el ambiente futbolístico y cabe a la perfección para la final de la Copa Libertadores que se viene a partir de la próxima semana. Cuarenta años después de la histórica serie, Boca tendrá la posibilidad de vengarse de aquella derrota ante el Santos cuando se vuelvan a ver las caras para definir cuál de los dos es el mejor conjunto de América. José Francisco Sanfilippo, autor de los tres goles que anotó Boca en aquellas finales de 1963, charló con Página/12, recordó ambos partidos y evaluó las posibilidades del equipo de Carlos Bianchi para el compromiso que se viene la próxima.
Es difícil imaginar lo que significó aquella final. De un lado, Boca llegaba con jugadores estrellas como Silvio Marzolini, Antonio Rattin, Angel Clemente Rojas, Ernesto Grillo o el mismo Sanfilippo, más Corbatta y Paulo Valentim como suplentes. Del otro estaba el Santos de Pelé, con el agregado de Coutinho, Dorval y Lima, entre otros. “Hablar de aquel Boca es hablar del mejor Boca de todos los tiempos”, arranca Sanfilippo. “Era increíble la cantidad y la calidad de jugadores que tenía. Pedernera, que era el técnico, muchas veces no sabía a quién elegir. El problema es que se cruzó con un gran Santos, que sin dudas era el mejor equipo del mundo. Porque no era sólo el Negro (por Pelé) tenía un equipazo, con mucha experiencia porque salían de gira por todo el mundo. Recuerdo que fueron dos partidos durísimos y que tuvimos muchas chances de ganar, pero los perdimos por negligencias nuestras”, asegura el goleador de mejor promedio del fútbol argentino.
El encuentro de ida se disputó el 4 de septiembre de 1963 en el estadio Maracaná, y Santos sacó rápidas ventajas gracias a dos goles de Coutinho y otro de Lima. “En las semifinales con Peñarol, el arquero, Néstor Errea, nos había salvado. Pero esa noche no anduvo bien y en treinta minutos ya estábamos 3-0 abajo. Después, levantamos y pudimos haberlo empatado”, cuenta Sanfilippo.
Precisamente, la remontada de Boca se produjo a partir de dos tantos del goleador. “El primer gol fue desde dentro del área. La recibí, amagué y saqué un tiro al palo, junto al rincón. El segundo llegó después de una corrida larga, parecida a la que hizo Clemente Rodríguez en Colombia, aunque no tenía ningún compañero a quien habilitar. Por eso rematé desde afuera del área, y la pelota se clavó en un ángulo.” Sanfilippo pudo convertir un tercer tanto, pero su disparo rebotó en el palo.
La revancha se disputó una semana después en la Bombonera, y otra vez Sanfilippo fue el goleador de Boca. “En un centro, Gilmar rechazó con los puños y la pelota me cayó a mí. La empalmé de volea y la metí en el ángulo”, rememora el ex delantero. Con ese gol, Boca se puso en ventaja y de esa manera forzaba un tercer partido.
Pero ocurrió un incidente que, según Sanfilippo, resultó clave para que Santos se recuperara. Ante el dominio que ejercía Boca, Pelé aprovechó un problema con la cinta que le sujetaba el pantalón para enfriar el partido. “El Negro se mandó una avivada. No sé si le rompió la tira o si lo hizo a propósito, pero como se le caían los pantalones, el juego estuvo parado. Ahí nos frenamos”, señala el ex jugador de San Lorenzo.
La picardía de Pelé provocó un enojo entre Sanfilippo y Rattin en medio del partido. “Rattin lo levantaba y lo ayudaba. Yo le gritaba ‘Dejalo, pisale los tobillos, así no juega más. A mí allá me cagaron a patadas y vos lo levantás...’ Pelé, que escuchaba lo que pasaba y hablaba bien en castellano, me decía: ‘Sanfilippo, vocé e bom jogador, pero malo’.” Después de eso, Santos dio vuelta el partido con goles de Coutinho y Pelé para quedarse con su segunda Copa Libertadores consecutiva. “Ese equipo fue el mejor de todos los tiempos”, reconoce el ex goleador.
A partir de su experiencia, Sanfilippo también analizó las posibilidades del conjunto de Bianchi. “Al Santos lo vi poco, pero noté que tiene mucha llegada, aunque en defensa deja mucho que desear. Puede ganar cualquiera,pero el partido que jugó Boca con América seguramente les generó una preocupación extra. En este tipo de partidos, Boca tiene ventaja”, señala el ex delantero, aunque aclara que de ninguna manera el trámite será tan sencillo como ante los colombianos. “Será mucho más difícil.”

Compartir: 

Twitter
 

Coutinho marca el empate en la Bombonera, el arquero Néstor Errea está vencido.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.