DEPORTES › DESASTRE HUMANITARIO EN EL ENCLAVE QUE ESPAÑA MANTIENE EN EL MAGREB

Nueve inmigrantes se ahogaron en Ceuta

Los sobrevivientes denunciaron el uso de pelotas de goma y gases lacrimógenos por parte de los agentes españoles. Fuentes de la Guardia Civil lo confirmaron y justificaron su uso en una actitud violenta de los subsaharianos.

Al menos nueve inmigrantes subsaharianos murieron ahogados en un intento masivo de llegar a la ciudad española de Ceuta, en el norte de Africa. Los fallecidos trataban de entrar en territorio español, desde Marruecos, junto a otros 400 inmigrantes, según fuentes de la Delegación del Gobierno en Ceuta. Mientras algunos inmigrantes intentaron evitar a las fuerzas de seguridad marroquíes entrando a una ruta, por la frontera, otros se arrojaron al mar para huir de los gendarmes. La Guardia Civil española y la Marina marroquí recuperaron los nueve cadáveres y emprendieron un rastrillaje en el mar para buscar más víctimas. Ante este nuevo desastre humanitario, el papa Francisco pidió a la juventud católica que no ignore la situación de los inmigrantes. “Enfrentados a viejas y nuevas formas de pobreza –desempleo, migración y adicciones de distinto tipo– tenemos el deber de estar alertas y atentos, evitando la tentación de permanecer indiferentes”, señaló el papa.

Los sobrevivientes denunciaron el uso de pelotas de goma y gases lacrimógenos por parte de los agentes españoles. Fuentes de la Guardia Civil lo confirmaron al diario español El Mundo y justificaron su uso en una actitud violenta de los subsaharianos. Los asaltos masivos de inmigrantes en la frontera de Marruecos con las ciudades autónomas españolas de Ceuta y Melilla son frecuentes desde hace tiempo. En 2005, el gobierno español ordenó elevar las vallas fronterizas que las separan de territorio marroquí. Decenas de inmigrantes se congregan cerca de la frontera esperando para entrar a territorio español. Algunos lo intentan por su cuenta, otros de la mano de mafias.

En un mensaje difundido en el Día Mundial de la Juventud Católica, que este año se celebrará el 13 de abril, Francisco señaló: “Tenemos que aprender a estar del lado de los pobres y no sólo dejarnos llevar por la retórica sobre los pobres”. En su mensaje, el Papa pidió superar la crisis económica. “Debemos estar dispuestos a cambiar el estilo de vida y evitar tantos despilfarros”, señaló. El papa argentino invitó a los jóvenes a nadar contra la corriente. “Deben desenmascarar y rechazar la cultura de lo superfluo –pidió–. Es muy triste ver una juventud satisfecha pero vacía”, agregó.

El ministro de Interior español, Jorge Fernández Díaz, lamentó la muerte de los inmigrantes subsaharianos que pretendían llegar a nado a Ceuta y atribuyó el aumento de esos intentos por arribar a las ciudades españolas norteafricanas a los avances en la lucha contra la inmigración ilegal por vía marítima. “Se cierra una vía de acceso y se abre otra, lo que genera que la presión de la inmigración ilegal sobre Ceuta y Melilla se haya intensificado”, manifestó Fernández Díaz, quien asistió ayer en Cracovia, al encuentro de los responsables de Interior de los países más grandes de la Unión Europea y de Estados Unidos.

El titular español de Interior dijo que la colaboración de las autoridades marroquíes en la lucha contra la inmigración ilegal es extraordinaria, aunque eso no impide que se produzcan situaciones como la que se vivió en la frontera hispano-marroquí en Ceuta, algo que lamentamos profundamente, dijo. La inmigración ilegal y las mafias que trafican con personas fueron dos de las cuestiones tratadas durante el encuentro del denominado G-6. En este foro España recordó que la lucha contra la inmigración irregular por vía marítima se ha visto notablemente reforzada, lo que hace que “se cierre una puerta y se abra una ventana”.

A la tradicional inmigración subsahariana se suman las migraciones fruto de la inestabilidad creada por la Primavera Arabe y de los desplazados por el conflicto bélico de Siria, que no pueden salir por vía marítima e intentan hacerlo por vía terrestre, agregó el funcionario español. El encuentro del G-6 en Cracovia también sirvió para analizar cuestiones como la lucha contra el terrorismo, con especial énfasis en la situación en Siria, la captación de militantes por parte de células terroristas y el problema que generan estas personas cuando retornan a sus países de origen, “ya que son potenciales terroristas”, señaló Fernández Díaz.

La coordinación contra el tráfico de droga también fue uno de los temas que se discutieron. España juega en este tema un papel determinante, dijo Fernández Díaz, ya que en su territorio se incauta casi el 80 por ciento del total del hachís que se requisa en la UE (un tercio de lo que se incauta en todo el mundo) y un 40 por ciento de la cocaína requisada en toda la UE.

Compartir: 

Twitter
 

Vista general del lugar en Ceuta donde murieron los inmigrantes subsaharianos.
Imagen: EFE
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.