DEPORTES › FUTBOL > AL áRBITRO ANDRéS MERLOS LO SUSPENDIERON POR TIEMPO INDETERMINADO

Paga todas las cuentas sin descuento

Luego de su polémica actuación en Lanús-Arsenal, el juez fue
sancionado por la AFA y quitado de la lista de internacionales. Lo condenaron dirigentes, colegas, su gremio y Scime, su superior.

El árbitro Andrés Merlos fue suspendido ayer por tiempo indeterminado por parte de la AFA, fue bajado de una lista que lo nominaba para internacional y podría ser dado de baja del referato definitivamente. Esas son las derivaciones del bochornoso final del partido en el que Lanús le ganó 3-2 a Arsenal el viernes pasado y en el que dio casi nueve minutos adicionados.

Merlos no sólo quedó transitoriamente en un limbo en el cual permanecerá sin dirigir y aún no se sabe si volverá a hacerlo, cuando hay voces en la AFA que dan por finalizada la carrera como referí. La muestra la da el hecho de que hasta su sindicato, el Sadra, a través de su titular, Guillermo Marconi, le quitó el apoyo. “El árbitro Andrés Merlos fue suspendido por tiempo indeterminado”, fue el escueto comunicado que presentó la AFA en su cuenta de Twitter. El propio Merlos se enteró un rato antes de la sanción de boca del director nacional de arbitraje, Miguel Scime.

Más tarde hubo otro tuit, que señaló que Pablo Díaz se mantiene en la nómina de postulantes de la AFA que enviaba hoy a FIFA para ascenderlo a la categoría internacional. Tácitamente significa que Merlos cayó en desgracia, pues estaba en esa lista junto a Jorge Baliño y Darío Herrera.

Por cuestiones de edad, Diego Abal y Saúl Laverni serán dados de baja como internacionales, por lo que Baliño y Herrera ocuparán esos lugares.

El árbitro mendocino provocó con su gestión en Lanús-Arsenal un escándalo al dar nueve minutos de adicionado, tiempo que le sirvió a Lanús para revertir un 1-2 y terminar ganando 3-2. Pero Merlos también tuvo un movimiento que en la AFA es dar un paso en falso: haber hablado. En una radio de Pehuajó, donde dirigió un partido semifinal (es usual que algunas ligas contraten árbitros de Primera de AFA para encuentros decisivos) auguró su continuidad: “Seguiré teniendo partidos excelentes y me seguiré equivocando porque convivimos con el error”.

Para Merlos, la situación se asemeja a la que tuvo que transitar Gabriel Brazenas, quien no volvió a dirigir tras el bochornoso partido en el que Vélez salió campeón del Clausura 2009, luego de haber perjudicado notoriamente a Huracán en el encuentro decisivo. Por lo pronto, el presidente de Boca, Daniel Angelici, pidió “una sanción ejemplificadora” y la “mayor posible”. En tanto, su par de Arsenal, Julio Ricardo Grondona, aconsejó a Merlos que busque “apoyo psicológico porque le va a venir muy bien para su futuro si sigue con su carrera en el arbitraje”. Hasta el cuestionadísimo Pablo Lunati le pegó a su colega: “El problema lo va a tener Merlos si Lanús sale campeón. Cuando no tenés cómo justificar algo, estás complicado”.

Más tarde, Scime explicó la situación en radio América. “El presidente de la AFA decidió que sea suspendido y sea dado de baja a nivel internacional”, comentó el instructor, que aclaró que el árbitro se hizo cargo del error, aunque ello no impidió la sanción. “Fue un error garrafal. Merlos se responsabilizó de lo ocurrido, alegó que perdió el control emocional. Pero un árbitro de elite debía haber superado esa pseudopresión de los jugadores y dar por terminado el partido. Nos dimos cuenta de que lo sobrepasó la situación, los árbitros internacionales no deberían sufrirlo”, sostuvo Scime.

Lo cierto es que el futuro de Merlos es incierto. Ni siquiera el máximo referente de los árbitros puede asegurarlo. “Si Merlos va a volver a dirigir, lo desconozco totalmente. Eso lo tiene que decidir la AFA”, completó Scime.

Compartir: 

Twitter
 

Merlos, ayudado por un asistente de Arsenal, en la polémica noche en Lanús.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.