EL PAíS › DEBATE EN LA LEGISLATURA SOBRE LA POLíTICA DE VIVIENDA DEL PRO

De eso se ocupa el mercado

Funcionarios del gobierno porteño defendieron la merma en el presupuesto destinado a la construcción de viviendas. “No queremos un Estado constructor, sino promotor”, admitió el ministro Cabrera. Críticas de la oposición.

 Por Werner Pertot

Cinco horas discutieron los macristas y los opositores porteños sobre las políticas de vivienda del PRO. Se trató de otro round en la Comisión de Presupuesto de la Legislatura, en la que los funcionarios del gobierno porteño están desfilando para explicar sus áreas de presupuesto. Esta vez fue el turno del ministro de Desarrollo Económico, Francisco Cabrera. Los opositores señalaron que admitió algunas de las líneas maestras del PRO en torno de vivienda cuando dijo la frase: “No queremos un Estado constructor, sino promotor”. Los opositores lo cruzaron con datos sobre la disminución del presupuesto para Vivienda, mientras otros funcionarios aclaraban que la idea es mejorar las condiciones para que el mercado se ocupe, o bien dar créditos para “subsidiar la demanda de viviendas”.

“Nuestro objetivo para el año que viene es continuar desarrollando herramientas que permitan desplegar todo el potencial del emprendedorismo de la Ciudad”, sostuvo Cabrera al final de su exposición, antes de que empezaran las preguntas de los legisladores opositores. José Cruz Campagnoli, de Nuevo Encuentro, lo cruzó con datos sobre la disminución del peso de Vivienda sobre el total del presupuesto: en 2008 arañaba el 4 por ciento y para 2015 será del 2,35. Campagnoli advirtió que, si se toma la inflación que incluyó el propio gobierno porteño en su proyecto de Presupuesto 2015, resulta que los programas de vivienda pierden 5 puntos.

“Hay una decisión de este gobierno de hacer un cambio de paradigma sobre las villas”, indicó Cabrera. “¿Qué significa eso?”, preguntó Campagnoli. Allí intervino la secretaria de Hábitat e Inclusión, Marina Klemensiewicz, quien aseguró que la idea es “recuperar el entorno urbano”. “Esto explica por qué el dinero no va a construcciones”, remató Campagnoli, quien luego discutió sobre la política de créditos con el titular del Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC), Emilio Basavilbaso. “Ustedes reconocieron que hay 340 mil personas con déficit habitacional. Con todos los créditos que plantean, suman 225 millones de pesos”, planteó Campagnoli. “No es así –dijo Basavilbaso–. También va a haber una línea de crédito de 800 millones de pesos vía Banco Ciudad. Con eso va a haber cuatro mil nuevos créditos.” “Si es cierto eso, a lo sumo, tenés mil créditos”, planteó Campagnoli.

El legislador de Nuevo Encuentro señaló que una partida de vivienda aumentó un 108 por ciento empujada por un solo inciso: “Me llama la atención profundamente este aumento: lo que más se incrementa de Vivienda, aumenta 3600 por ciento y es para servicios comerciales y financieros. Es probable que sean consultorías, aunque no está claro el objetivo. En vez de invertir en ladrillos, invierten en consultorías”, dijo.

Cabrera se trenzó luego en una discusión con el legislador Aníbal Ibarra sobre el distrito tecnológico. “Hasta diciembre de 2013 nos había costado, por exenciones impositivas, más de noventa millones de pesos y, en contrapartida, había generado muy pocos empleos. De hecho, el gobierno porteño decía que se iban a generar 40 mil empleos en cuatro años. Sin embargo, se crearon apenas 4400. Incluso algunas empresas que se mudaron allí disminuyeron su planta de personal”, le planteó Ibarra, quien le citó un informe de la Auditoría porteña. “Es absolutamente incorrecto”, contestó Cabrera. Una de las empresas beneficiadas fue la incendiada Iron Mountain, que se ahorró cinco millones de pesos en impuestos.

Compartir: 

Twitter
 

En Capital hay unas 340 mil personas con déficit habitacional, recordó la oposición en la Legislatura.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.