DEPORTES › FUTBOL > LIONEL MESSI FUE ELEGIDO NUEVAMENTE POR LA FIFA COMO EL MEJOR JUGADOR DEL 2015

“Es un momento muy especial para mí”

El capitán del seleccionado argentino ganó su quinto Balón de Oro y se impuso en la terna ante el portugués Cristiano Ronaldo y su compañero del Barcelona Neymar. Enrique fue elegido mejor DT. Agüero, Tevez y Mascherano no entraron en el once ideal.

 Por Leonel Lenga

Leo Messi lo hizo de nuevo. El crack rosarino de 28 años, aquel que debió sobreponerse a un problema de crecimiento de pequeño, que hizo inferiores en Newell’s, que estuvo cerca de River y que finalmente desarrolló su carrera en Barcelona, primero en La Masía y luego rompiendo todos los records posibles en la Primera, que reconoció antes de la premiación que prefería un Mundial antes que otra distinción individual, quien en 1,69 metros y en 67 kilos condensa improvisación, aceleración, dominio y capacidad goleadora, ese jugador zurdo distinto al resto, logró su quinto Balón de Oro que lo ungió como el mejor futbolista del mundo en 2015.

“Es un momento muy especial para mí, poder volver a estar acá otra vez, poder conseguir otra vez un Balón de Oro, después de estar dos años mirando cómo Cristiano los ganaba. Es increíble que sea el quinto. Es mucho más de lo que imaginaba, de lo que soñaba cuando era chiquito. Quiero agradecer primero a los que me votaron, por supuesto a mis compañeros, como siempre digo y hago, porque sin ellos esto no sería posible. Y por último quiero agradecer al fútbol en general, por todo lo que me hizo vivir. Tanto lo bueno, como lo malo, porque eso me hizo crecer y aprender todo en la vida”, dijo tras la distinción recibida a manos de Kaká, futbolista brasileño que se impuso al argentino en 2007.

En aquella oportunidad La Pulga quedó en el tercer lugar del podio y desde ese año hasta hoy integró todas las ternas posibles. Nueve en fila, demostrando que lo suyo es calidad y, sobre todo, regularidad.

Ya sea moviéndose como wing derecho, como centrodelantero o como armador, este futbolista que sigue acrecentando su historia, ya que nadie había alcanzado cuatro Balones de Oro y mucho menos cinco, obtuvo cinco títulos, un subcampeonato con la Selección en la Copa América, marcó 52 goles y regaló 26 asistencias en 61 encuentros a lo largo del año. Semejante producción lo llevó a quedarse con la elección realizada entre 208 seleccionadores, 208 capitanes de esos países y 208 periodistas especializados, uno de cada país que forma parte de la FIFA.

Lo hizo con el 41,33 por ciento de los votos, por delante del 27,76 del portugués Cristiano Ronaldo y por encima del brasileño Neymar, que sumó el 7,86. Antes de subir al escenario, el jugador que había alcanzado de manera consecutiva este galardón entre 2009 y 2012 besó a su mujer Antonella Rocuzzo, a su amigo y compañero de equipo Neymar, finalista por primera vez, y le dio la mano a Cristiano. Otro plano se llevó su pequeño hijo Thiago, quien saludaba con la mano a su papá mientras éste agradecía. En la conferencia de prensa realizada antes de la premiación, el mejor jugador del mundo entregó algunas definiciones contundentes. Ahí marcó nuevamente al Mundial como su obsesión. “Siempre dije que lo colectivo está por delante de lo individual. Conseguir un Mundial es lo máximo para cualquier jugador. Me quedaría con eso”. Remarcó, además, que “terminar el año sabiendo que hiciste un trabajo espectacular es algo único” y que Neymar no es su sucesor. “Llegará a donde él quiera”, afirmó. Mientras que Ronaldo, figura en Real Madrid y ambicioso por excelencia, sorprendió con un halago para el astro criollo: “Me gustaría tener la zurda de Messi”. La gala que se desarrolló en el Palacio de los Congresos de Zurich contó con la presencia de grandes jugadores actuales y de otros tiempos, como Marco Van Basten, Clarence Seedorf y Samuel Eto’o. Pero tuvo como grandes ausentes a los dirigentes del organismo rector del fútbol mundial, marcado fuertemente por los escándalos de corrupción. Joseph Blatter, presidente de institución, y Michel Platini, mandatario de la UEFA, ambos suspendidos por el Comité de Etica, no estuvieron. Así, la máxima autoridad visible fue Issa Hayatou, el camerunés de 69 años que preside la Conferación Africana de Fútbol y que tomó las riendas de forma interna de la FIFA hasta que se defina el sucesor de Blatter, en los comicios de febrero.

Compartir: 

Twitter
 

Messi sostiene su quinto Balón de Oro. Es el que más veces lo ganó. Lo siguen CR7, Cruyff, Van Basten y Platini, con tres.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.