EL PAíS › EL GOBIERNO BUSCó CAPITALIZAR LA NOTICIA DE LAS DETENCIONES

Papelón y después

El Gobierno trató de mostrar como un éxito la captura. La ministra Bullrich aseguró que más adelante separará a quienes identifique como autores de las pistas falsas. Macri pidió no repetir errores.

 Por Werner Pertot

Cambiaron el papelón por el anuncio de un éxito. Con la captura de los dos prófugos restantes, el Gobierno nacional hizo un intento por dar vuelta la página y dejar atrás el traspié del anuncio falso del sábado. Se apaciguaron, de momento, las voces internas que pedían que rodara alguna cabeza (política o policial). Como informó este diario, el presidente Mauricio Macri tuvo algunas palabras con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, para que la gaffe no se repita. En una conferencia de prensa, Bullrich prometió que más adelante –no especificó cuándo– separará a quienes se identifique como responsables de las pistas falsas.

El alivio llegó al Gobierno cuando se confirmó la captura de Cristian Lanatta y Víctor Schillaci. No sólo por el hecho en sí de la detención, sino porque les permitió cortar con el ciclo de noticias del papelón que reflejaron diversos diarios nacionales e internacionales, cuando anunciaron la detención de los tres prófugos y sólo tenían a uno. El error, para colmo, involucró al presidente, la vicepresidenta Gabriela Michetti y la gobernadora María Eugenia Vidal. Por eso, Macri tuvo un intercambio de ideas con Bullrich para que la situación no se repita.

En Balcarce 50, evaluaban que no es momento de insistir sobre el error y anunciar que desplazan a alguien de las fuerzas de seguridad. “Dejó un gusto lo del sábado, pero pocas horas después los agarraron”, razonaban. Insistir sobre esto sólo traería más preguntas sobre las culpas. Pese a que hubo intentos de culpar al gobierno de Santa Fe por el error e incluso a la procuradora Alejandra Gils Carbó, ayer admitían que la información provino de las fuerzas policiales. “Se hicieron todos los chequeos del caso. No sabemos si los soltaron o nunca los tuvieron”, indicaban. “Para rajar a alguien tiene que estar confirmada la responsabilidad”, advirtieron, con un cuidado especial que no estarían teniendo con otros empleados públicos. La otra evaluación que hacían en el Gobierno nacional es que es necesaria una importante reforma de las fuerzas de seguridad, así como del Servicio Penitenciario bonaerense. No dudaron en plantear que hubo “inoperancia policial para encontrarlos y faltó coordinación entre las fuerzas”. Ese era el diagnóstico privado; el público lo dio Bullrich en una conferencia de prensa.

“Tuvimos muchos problemas. Muchos sinsabores. Muchas pistas falsas y muchos intentos de desviar esta investigación desde el primer día porque en el camino que tuvimos que recorrer están aquellos que quieren que la Argentina siga siendo una tierra donde reina el narcotráfico”, afirmó la ministra de Seguridad sin identificar a quienes intentaron desviar la investigación. “Las piedras que pusieron en el camino tienen que ver con que tenemos un enemigo que se infiltra en todos lados, que se mete, que nos quiere comprar. Y todos nosotros tenemos el compromiso de ir a fondo contra aquellos que quieren ser parte de la solución pero son parte del problema. Están dentro del problema”, aseguró, nuevamente, sin dar precisiones. Felicitó, eso sí, a las fuerzas de seguridad que “han tenido un éxito: que los tres prófugos vuelvan a la cárcel”. Y afirmó que Macri está “contento, pero alerta”.

Sobre las pistas falsas, Bullrich se limitó a indicar que elaborarán un informe y que lo darán a conocer más adelante. Nuevamente, se escudó en no perjudicar la investigación interna. “Cuando lleguemos a la conclusión, todo aquel que fue cómplice, que nos intentó desviar, va a quedar afuera”, prometió la ministra. “Si bien en ese momento no se los pudo detener, estaban ahí. Era una información buena”, indicó. En respuesta a una serie de acusaciones del ex jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, Bullrich negó haber estado a solas en el avión con Martín Lanatta.

Más tarde, se sumó Vidal a las denuncias. “Sabemos que hay complicidades adentro y afuera del Estado con la mafia del narcotráfico”, indicó la gobernadora, nuevamente, sin mayores precisiones. Por su parte, la dirigente de Cambiemos, Elisa Carrió, escribió en su Facebook: “Todo vuelve a estar como en el primer día. Ya todo pasó. El Gobierno está haciendo cosas muy importantes y buenas para la Nación”. La diputada consideró que lo ocurrido “sirve de oportuno aprendizaje. La lección que queda es que no se pacta ninguna transición con los mafiosos, Alejandro Granados y Hugo Matzkin incluidos”.

Compartir: 

Twitter
 

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, sonriente con la noticia de la detención.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.