SANTA FE › ENTREVISTA CON EL MINISTRO DE SALUD PROVINCIAL, MIGUEL GONZáLEZ.

"La idea es repotenciar el sistema"

El funcionario dijo que Lifschitz les pidió en esta etapa "focalizar la atención en mejorar los procesos administrativos". Los grandes hospitales se llevan casi el 70 por ciento de los recursos. Garantizadas las provisiones de anticonceptivos y Misoprostol.

 Por Claudio Socolsky

"Perder el eje en la trama administrativa no nos permite impactar sanitariamente como queremos", aseguró el ministro de Salud provincial, Miguel González, en una entrevista con Rosario/12. El funcionario dijo que el gobernador Miguel Lifschitz les pidió en esta etapa "focalizar la atención en cuanto a mejorar los procesos administrativos, tener un manejo mucho más detallado de lo que es el flujo de transferencia de recursos, sobre todo a las grandes instituciones". Según el ministro, los nueve grandes hospitales de la provincia consumen el 70 por ciento de los recursos: "Hay que ser previsibles en la gestión del gasto, y esto no significa que queremos recortarlo". Por otra parte, González adelantó que este año estarán listas las obras en el área de terapia intensiva en el Hospital Centenario y el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Santa Fe (Cemafe). Además, el ministro dijo que están garantizadas las provisiones de anticonceptivos y también del Misoprostol, la droga que reduce a cero las muertes por aborto, y que desde hace un tiempo intentan producir en el Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF).

González fue confirmado al frente de la cartera de Salud en Reconquista, en la última tanda de presentaciones que realizó el gobernador Lifschitz para dar a conocer los nombres de los funcionarios que integran su gabinete. Bioquímico, y con un Máster en gestión y Sistemas de Salud en la UNR, fue director de Iapos y luego secretario de Salud de Miguel Cappiello, cargo que continuó ocupando cuando Mario Drisun sucedió al actual senador provincial. Pese a que muchos daban como candidato al secretario de Salud municipal, Leonardo Caruana, finalmente el gobernador lo ratificó.

"Somos un grupo de trabajo bastante grande, y la verdad que el gobernador tenía, entre un abanico de personas para pensar de qué manera quería seguir adelante con el proceso en salud. Lo que hicimos fue esperar con toda tranquilidad su decisión y no interferir en eso tampoco. Debe haber habido unas cuantas cosas que habrán valorado hasta que se tomó la decisión", consideró González.

Le tocará conducir la tercera gestión en salud del Frente Progresista, que se suman a los años que el socialismo gestionó en Rosario. "La idea es repotenciar un sistema de salud con un buen desarrollo sanitario público. Ya no pensar en términos de cada efector de salud en forma individual, si no pensar en una red sanitaria. Junto con eso, las directrices centrales que son pensar un modelo de atención primaria, que no es el primer nivel de atención si no los tres niveles de atención. Esa es la tarea que se viene haciendo durante todo este tiempo", señaló el funcionario.

Según González, "la gestión en salud tiene una parte de normativa, pero tiene una enorme parte de lo que es una planificación estratégica. Durante la primera etapa del gobierno de Hermes Binner fui el responsable de la obra social provincial, con lo cual ahí también hice todo un recorrido en reordenar, en pensar estratégicamente cómo influir de un modo distinto en la salud privada, con un modelo de compras de servicios diferente. Pero en el caso de salud pública, el posicionamiento que estuvimos haciendo durante todo este tiempo es el trazado de las redes".

En este sentido, el ministro planteó que "el tema de la infraestructura hospitalaria, que da soporte al proyecto sanitario, es lo que aparece más visible, pero lo que es importante es que hay una infraestructura que está pensada en función de la trama de la red". Según González, no son cuestiones que el gobernador se haya planteado revisar, "sí nos ha pedido en esta etapa focalizar la atención en cuanto a mejorar los procesos administrativos, tener un manejo mucho más detallado de lo que es el flujo de transferencia de recursos, sobre todo a las grandes instituciones. Nosotros analizamos cómo se han comportado hasta los últimos años, en términos de gastos de inversión sanitaria, y qué impacto sanitario ha tenido eso".

El titular de la cartera de Salud dijo que el gobernador pidió en esta etapa que "en los nueve grandes hospitales, que son los que se consumen el 70 por ciento de los recursos, pongamos una particular atención, no porque se malgastan los recursos si no porque la complejidad administrativa que requieren es mucho mayor en función de que se complejizó el sistema de atención. Hoy son cientos de requerimientos porque cambió la modalidad de atención en los grandes hospitales. A veces al Estado le cuesta hacer rápidamente una transformación administrativa que de soporte a estos cambios".

-¿Esta transformación administrativa puede resentir el espíritu de las políticas de salud hasta ahora implementadas?

-Al contrario, no venimos con un esquema de racionalidad del gasto pensado en términos de acotarlo, si no en clarificar cómo y de qué manera es el flujo de recursos. Le doy un ejemplo: Proveedores han salido en los medios diciendo que les pagamos tarde, y que hemos contraído deudas en los grandes hospitales que se terminan de pagar un año más tarde. En esto hay que poner mucho el ojo porque en la medida que nosotros pagamos tarde, los proveedores muchas veces se protegen financieramente y los precios que estamos pagando no serían los mismos si tuviéramos un flujo de recursos de otra calidad. Por eso nos piden ordenar, para que el flujo de fondos llegue a los hospitales, y que se cumplan los tiempos de paga para acceder a precios más adecuados y uniformes.

-¿Además de los proveedores, dónde consideran que hay que ordenar el flujo de recursos?

El otro problema que tenemos en la provincia son las leyes de administración que permiten esta asimetría de flujos, la del Hospital Samco y la de Autogestión, que les dan a los efectores cierta autonomía en el manejo de los fondos. A medida que va pasando el tiempo vamos trabajando de un modo más cercano para que esa discrecionalidad en el uso de recursos tenga una lógica administrativa adecuada. El objetivo es el de soportar todo un modelo de atención que sigue siendo central en este caso.

-¿Este objetivo viene acompañado de algunos cambios en la estructura del área?

-Esta gestión decidió, en lugar de tener una sola secretaría de Salud, tener dos secretarías. Una que toma el tercer nivel de atención para abocarse a tomar esa complejidad que estábamos hablando, y una que tampoco pierda de vista el primer y segundo nivel de atención. En general, la puja de recursos existe, no es algo que uno pueda esconder debajo de la alfombra. Hay personas que están convencidas que hay que poner más plata en atender la enfermedad, y somos unos cuantos que pensamos además que hay que también hacer el esfuerzo de poner muchos recursos para prevenir que la gente se enferme.

-¿Más allá de este reordenamiento administrativo, hay otras prioridades, por caso en infraestructura?

-En lo inmediato, poder terminar rápidamente los efectores que tienen más avanzadas sus obras, como el de Venado Tuerto, para tenerlo en funcionamiento hacia finales del año próximo. También el Cemafé, la réplica del Cemar en Santa Fe, que la idea es poder terminarlo este año. Ese edificio va a marcar un hito regional en un modelo de atención que en Rosario ya ha avanzado. Por otro lado, las readecuaciones en los hospitales Provincial y Centenario van a estar disponibles próximamente, sobretodo en el Centenario, donde tendremos un área de terapia intensiva de vanguardia en la región. Además, reforzar el Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF), por lo que vamos a realizar un convenio con la UNL para poder producir algunos medicamentos más complejos.

-¿Los laboratorios públicos finalmente van a producir el Misoprostol? -No se avanzó por cuestiones estrictamente técnicas, no de decisión política. Igual, mientras vemos de resolverlo lo adquirimos como parte de la gestión y su provisión está garantizada y disponible. Incluso la descentralización de los kits de urgencia para que los equipos tengan en forma rápida la posibilidad de contar con el medicamento.

-¿También está garantizada la provisión de anticonceptivos?

-Han tenido momentos de alguna discontinuidad en algún tipo de línea que eran provistos por Nación, imagino que se debe en parte al cambio de gestión. Algunos de estos temas aparecieron en la reunión que mantuvimos con el ministro Jorge Lemus.

Compartir: 

Twitter
 

Para el González "cambió la modalidad de atención en los grandes hospitales".
Imagen: Andrés Macera
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.