CIUDAD › EL BARCO "ESPERANZA" DE GREENPEACE CONTRA LA TALA DE LOS BOSQUES

Un gran buque para una gran campaña

Está anclado en la Estación Fluvial de Rosario y es visitado
por cientos de personas. Vino para promover una ley que
tipifique a la tala como delito forestal. Un acto el jueves.

Atractivo turístico y presencia imponente por una causa justa. Así se puede definir la visita del buque "Esperanza" de Greenpeace que está anclado en la Estación Fluvial en Rosario. Ya muchas personas lo visitaron a este gigante de 72 metros de largo que participó de numerosas "batallas" en defensa del medio ambiente en distintos océanos del mundo. Pero el motivo principal de su visita es muy concreto: "Naciones Unidas ubica a la Argentina entre los diez países que más deforestaron en el mundo en los últimos 25 años", explicó Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace. El barco se quedará hasta hoy y mañana habrá una jornada especial de protesta en el monumento a la Bandera para concientizar acerca del impacto ambiental de la deforestación.

La organización ecologista busca impulsar una ley de delitos forestales que tipifique el desmonte como un delito penal y no, como hasta ahora, del fuero civil, que sanciona con multas econmicas a quienes quebrantaran la ley 26.331 (de Bosques Nativos).

Recié llegado de Mar de Plata, el Esperanza llegó a Rosario para seguir con su misión concientizadora. Se trata del más grande de los tres barcos que posee Greenpeace, con 72 metros de eslora y capacidad para navegar a 16 nudos. La invitación a los rosarinos es para acercarse a conocer el gigante acuático que es considerado el barco de las grandes causas. Construido en Polonia en 1984 como barco de bomberos, fue incorporado a la flota de la organización no gubernamental en 2002 y modificado para ser más respetuoso con el medioambiente.

Desde ese momento participó en distintas luchas emblemáticas, como la defensa de ballenas amenazadas por la flota japonesa en el Océano Antártico (2005) o la defensa del Océano Artico frente a las perforaciones petrolíferas (2010).

Al llegar a la Fluvial, la embarcación recibe a quien se detiene a verla con un mensaje negro sobre fondo amarillo: "Salvemos a los bosques!". Y es que este es el objetivo central de la gira que realiza el Esperanza. "El barco viene para denunciar que Argentina está entre los diez países que más desforestaron en todo el mundo en los últimos 25 años. En total se perdieron 7.600.000 hectáreas de selvas y bosques, es decir, la superficie de un país como Escocia. Esto nos da unas 300 mil hectáreas deforestadas por añoo", aseguró Giardini. El ránking al que hace referencia fue elaborado por el organismo de Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura (FAO). Está encabezado por Brasil y Argentina ocupa el noveno lugar.

En 2007 se sancionó en Argentina la ley de Bosques Nativos (N 26.331), que pone un coto a las áreas que se pueden desmontar en Argentina. "Desde la sanción de la ley se deforestaron 600 mil hectáreas de bosques protegidos", dijo Giardini, y remarcó que el 80 por ciento de las tierras deforestadas pertenecen a las provincias de Salta, Santiago del Estero, Chaco y Formosa. "Esto no implica que en el resto de las provincias no haya deforestación", aclaró.

El objetivo de Greenpeace con la concientización acerca de la situación de los bosques nativos es abrir el debate para la formulación de una ley de Delitos Forestales. "En otros países destruir un bosque es considerado un delito penal. En Argentina es un delito civil y sólo implica una multa. Los productores toman esa multa como parte de los costos de producción y quebrantan la ley sin problema", remarcó el representante de la ONG.

"En la Argentina no hay ningún delito contra la naturaleza que sea considerado delito penal y por eso las sanciones son multas. Destruir un bosque debe considerarse un crimen porque genera pérdida de biodiversidad, cambio climático, pérdida de regulación hídrica, procesos de desertificación, pérdida de recursos y, además, se expulsa a las comunidades nativas", detalló.

El Esperanza estará anclado frente a la Estación Fluvial y abierto al público hasta hoy. Entre las 10 y las 18, la embarcación puede visitarse en forma gratuita. Para hacerlo es requisito inscribirse en www.esperanzatour.org y presentarse a la embarcación con el documento de identidad.

Compartir: 

Twitter
 

Imponente, el "Esperanza" ha protagonizado numerosas "batallas" a favor del medioambiente.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.