DEPORTES › FUTBOL > ENTREVISTA A NICOLáS RUSSO, PRESIDENTE DE LANúS Y CANDIDATO A LA PRESIDENCIA DE LA AFA

“La Superliga hubiera sido mejor en otro contexto”

Fue uno de los cinco dirigentes que presentó su candidatura para las elecciones que fueron suspendidas por las IGJ. Dice que está más cerca de Moyano que de Angelici. Defiende a los clubes como sociedades civiles sin fines de lucro pero respalda los controles externos.

 Por Gustavo Veiga

Nicolás Russo es un dirigente de fútbol con aspiraciones políticas. Quiso ser intendente de Lanús por el Frente Renovador y perdió, aunque es concejal en su distrito. Probó con su candidatura a presidente de la AFA y la Inspección General de Justicia (IGJ) suspendió las elecciones. Es probable que vuelva a intentarlo porque tiene vocación de poder y un club en movimiento detrás, un modelo de desarrollo deportivo que perdura en el tiempo desde comienzos de la década del 80. En las internas desgastantes de la AFA se paró en una posición más cercana a Hugo Moyano que a Daniel Angelici pero marcando la cancha. Durante una hora de entrevista, opinó sobre la Superliga que se viene, el rol del gobierno nacional, la FIFA y las decisiones de la Justicia que procesó a varios de sus colegas.

–¿Cómo está hoy el conflicto en torno a la AFA?

–Ya está prácticamente definido. Va a ser manejada por una comisión normalizadora en la que veremos si hay alguna persona del fútbol. Porque los dirigentes de fútbol somos los que tenemos que manejar el fútbol. Pero es lo que hay. Al no haber una solución política, será eso.

–¿Lo dice con cierta ironía?

–No está armada la comisión y ojalá haya dirigentes de fútbol. Evidentemente hay injerencia de otros lugares.

–Perón decía que si no se quería resolver nada se armara una comisión. ¿Acá es lo mismo?

–Lo importante es quién la maneje. La situación parece encaminada. Esperemos que este proceso lo conduzca gente capaz que solucione los problemas del fútbol. Yo lo dije el 3 de diciembre: se tendría que haber hecho una lista de consenso y no dar lugar a que el gobierno, la FIFA y la Conmebol metieran la cuchara en todo esto.

–¿Pero la interferencia en el fútbol del poder político era como inevitable porque hay varios dirigentes que forman parte de ese poder político? Daniel Angelici es un ejemplo.

–Sí, aunque creo que la muerte de Grondona marcó un antes y un después. Entiendo que él, con errores y virtudes, imponía un respeto y los diferentes gobiernos no se animaban a meter la cuchara como pasó después de su fallecimiento. El gobierno anterior a través de Santiago Carreras tenía incidencia adentro de la AFA, este gobierno va a hacer lo mismo y el que venga va a ser igual.

–Le reitero. Uno de los hombres más cercanos al Gobierno es el presidente de Boca, quien está operando a favor de la Superliga y de un capitalismo de amigos en el fútbol.

–Angelici fue electo por los socios de Boca, nadie puede decir nada. Yo hago política, hay diferentes clubes donde pasa lo mismo…

–¿Usted cree que Hugo Moyano le plantó bandera al gobierno nacional desde la AFA?

–(Piensa) El único que podía plantársele al gobierno era Grondona. Yo me acuerdo que cuando asumió Néstor Kirchner, Julio se cruzó con él y le dijo: sos el séptimo presidente que saludo. Eso no pasa más.

–¿La Superliga es la solución a los problemas del fútbol o es un mal menor? ¿Está convencido de que debe aprobarse?

–La Superliga no tiene nada que ver con este tema político. Hoy no veo mal que se haga. Va a generar mayores ingresos, va a profesionalizar el fútbol, va a crear recursos que antes no había y además habrá controles externos con profesionales independientes que no existían. Yo creo que en el fútbol se han generado muchos recursos, pero por falta de controles los dirigentes gastaban más de lo debido. Hoy ese tema va a estar mucho más controlado.

–¿Por quién?

–Va a estar más controlado por esos profesionales externos que se contratarán. Los va a designar la gente que conduzca la Superliga. Va a ver un CEO y gerentes en todas las áreas.

–Y los clubes que queden afuera, los de la Primera B, C y D, las Ligas y los torneos Federales, ¿qué va a pasar con ellos?

–Esos clubes van a depender de la AFA. Del dinero que recaude Primera División tendrán el mínimo porcentaje, pero mucho mayor volumen de dinero. Como se va a mejorar el ingreso de televisión, ese porcentaje crecerá.

–¿Cuánto va a cobrar un club de Primera División en la Superliga si se lo compara con uno de la B Nacional? ¿Es posible que diez veces más?

–No es así. Los clubes del Nacional recibían 780 mil pesos. Y tenían un porcentaje que ahora será mayor. Van a recaudar más de manera global, pero el porcentaje también será más alto. En esa categoría con la cantidad de viajes que tienen y demás, es imposible funcionar con aquel dinero. Las demás van a cobrar el mismo porcentaje, pero el del Nacional B será mayor. Y se empezarán a generar otros recursos durante el transcurso de este año y el entrante.

–¿Cuál es su postura sobre las sociedades anónimas deportivas que entrarían al fútbol argentino por la puerta de la Superliga?

–La postura de Lanús y la mayoría de los clubes es que no queremos a las sociedades anónimas deportivas. Hay dirigentes como Angelici, Lammens y algún otro que están en contra pero no ven con malos ojos que el club con problemas pueda adaptarlas, que se transforme en eso.

–En España fue una imposición del gobierno para los clubes endeudados.

–Acá no va a pasar eso.

–¿Por qué dice que no a las sociedades anónimas deportivas?

–En Lanús no queremos las sociedades anónimas porque creemos en los clubes en manos de sus socios, en las entidades civiles sin fines de lucro. Primero porque se les da mucha más transparencia. Está comprobado en las grandes ligas como la italiana o la española que los propios dueños de las sociedades han arreglado con los dueños de otras sociedades para entregar los puntos o que se salven del descenso. Eso en la Argentina no ocurre. Pese a todos los problemas que tenemos, jamás escuché que un dirigente le diga a su equipo: hay que perder un partido. Le doy otro ejemplo. Lanús tiene más de treinta disciplinas deficitarias. Si esto fuera una sociedad anónima no queda ni una, no existirían. Lanús es un club que ha crecido tremendamente. Una sociedad anónima no hubiera hecho un colegio como acá, una cancha de hockey, de hándbol, que la plata que genere el club deba volver al club.

–¿Tiene claro que el objetivo del gobierno de Mauricio Macri es alentar las sociedades anónimas?

–Lo tengo claro. Lo ha manifestado el presidente. Pero aunque todavía no están hechos los estatutos, se habló de que ese punto quede afuera. Ahora sé que, si lo sacan por el Congreso, no podremos evitarlo.

–En la votación por el cuarto intermedio de la semana pasada, los que apoyan la Superliga hubieran perdido. ¿Fue un éxito estratégico de ese sector postergar todo hasta el 11 de julio y ganar tiempo en busca de más apoyos?

–La Superliga no está inscripta, no tiene estatutos, no se sabe cuánto va a cobrar cada club, entonces la mayoría tuvimos la posición de no aprobar esto hasta mínimamente saber cuánto vamos a recibir por mes. Hoy hay un contrato del Fútbol para Todos. ¿Qué se acordó entonces? Para aprobar el proyecto hay que saber: ¿cuánto se va a cobrar?

–¿Qué pasaría si no se aprueba la Superliga porque no hay acuerdo económico?

–Se seguirá jugando a través del torneo de AFA. Esta va camino a aprobarse y si no ocurre, será como hasta ahora.

–¿A usted lo presionaron para aprobar la Superliga?

–No, no, jamás. Lo que sí, uno ha quedado condicionado. Porque yo estoy a favor de la Superliga pero en otro contexto. Pero las necesidades económicas y no solo en el caso de Lanús, nos llevarán a aprobar esto que en otro contexto podría haber salido mejor.

–¿Con cuál de la dos posturas se siente más identificado? ¿La de Moyano o la de Angelici?

–Yo me siento identificado con la postura de Moyano, de los clubes chicos y demás. Pero trato de tener una coherencia en mi vida. Esto se lo manifesté a Moyano y lo dije públicamente. Con Chiqui Tapia tengo la mejor de las relaciones, pero no era el indicado para ser candidato a presidente de la AFA. Hoy hay un estatuto que permite que el Ascenso se junte y gane una elección. Y así como estuve en total desacuerdo con que el 3 de diciembre Boca y San Lorenzo se quedaran con el manejo de la AFA y lo dije en una reunión, también es una barbaridad que el Ascenso pretenda manejar la AFA sin Boca y River. Hay que tener sentido común.

“Agremiados no puede cobrar el dos por ciento”

¿Qué opina del acuerdo AFA-Agremiados por el cual el sindicato se queda con el 2 por ciento del convenio del FPT?

–Creo que en esta Superliga debe haber una renegociación del Convenio Colectivo con Agremiados. No puede cobrar el 2 por ciento de los derechos de TV para una fundación que se aprobó en el Comité. Además, pienso que el 15 por ciento en las transferencias termina siendo negativo y no para el fútbol argentino; para el propio jugador. Y si bien es una conquista que se logró hace muchos años, el fútbol cambió y en ningún lugar del mundo existe eso. Es perjudicial para la venta de un jugador que cuando se va al exterior ya tiene un muy buen contrato. Hay cosas que se deben cambiar.

–¿Cuáles?

–Por ejemplo, si nosotros le prestáramos un jugador al Real Madrid, cobrará un salario muy superior. Si el jugador regresara después, por el convenio colectivo de trabajo habría que pagarle lo mismo que ganaba en España. Eso se puede prestar hasta que se dibuje un contrato. Y lo mismo acá, si Excursionistas nos diera un jugador, le aumentaríamos el sueldo y si regresara seguiría ganando lo mismo. Ese tipo de cosas deben modificarse. Marchi ha hecho cosas buenas en defensa de los jugadores pero hoy ese convenio hay que aggiornarlo y esperemos que la creación de la Superliga permita ese cambio.

Russo y los dirigentes procesados

¿Qué opina de los procesamientos a dirigentes del fútbol que dictó la jueza Servini de Cubría?

–Los dirigentes pudieron haber tenido errores y si uno cometió un delito, se debe ir a fondo. Pero el fútbol es muchas veces difícil de manejar y se terminan tomando decisiones sin conocer perfectamente lo que es el manejo de un club o de una asociación. No conozco en profundidad la causa, sí conozco algo personalmente que pasó y es que no se pagó el impuesto a las ganancias. Eso fue un error porque los impuestos a las ganancias los tenemos que pagar todos; en la AFA no se pagaron. Yo tengo un respeto enorme por colegas que están atravesando esta situación, pero acá el Fútbol para Todos era para que los clubes se manejaran de manera diferente. Entró más dinero del Estado pero siguió todo igual.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Nicolás Russo, presidente de Lanús, concejal y ex candidato a intendente por el Frente Renovador.
Imagen: Sandra Cartasso
SUBNOTAS
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.