DEPORTES › LA SELECCION DEBIO CONFORMARSE ANOCHE CON UN EMPATE 2-2 FRENTE A PERU, EN LIMA

Pagó caro no encontrar la pelota

El equipo de Bauza tuvo muy pocos pasajes de juego asociado, le sobró vértigo y le faltó claridad para controlar la pelota y el ritmo del partido. Estuvo dos veces en ventaja con goles de Funes Mori y Pipita Higuaín, pero Guerrero descontó primero y Cuevas, de penal, lo hizo sobre el final.

La Selección, que salió a jugar anoche condicionada por los resultados de los partidos previos, más precisamente las victoras de Uruguay, Brasil, Ecuador y Colombia, llegó a estar dos veces arriba en el marcador pero debió conformarse con un empate por 2-2. Así, el equipo de Bauza terminó la jornada en la quinta posición de la tabla debajo de Ecuador y Colombia, aunque los tres suman 16 puntos.

En el arranque del encuentro el equipo nacional se encontró con un Perú que buscaba ser ofensivo y que, a los 8 minutos estuvo muy cerca de abrir el marcador en una jugada de tiro de esquina, con un cabezazo de Tapia que se fue apenas desviado.

Pero Argentina pudo desahogarse unos minutos después con un remate de tiro libre de Agüero, que el arquero Gallese salvó enviando al corner de un manotazo. Esa jugada sirvió para que la Selección comenzara a creer en sus propias posibilidades. Dybala se fue asociando con Di María y Agüero y, aunque al Pipita Higuaín no le llegaba tanto la pelota, fueron apareciendo las falencias defensivas del equipo de Ricardo Gareca.

Apenas un cuarto de hora necesitó la Selección para ponerse en ventaja. Fue tras una jugada de tiro de esquina, mientras un defensor se enredaba con Agüero, la pelota le quedó servida a Funes Mori y el defensor se acomodó para sacar un remate frontal que el arquero peruano no logró contener. Entonces los locales volvieron a la carga y a llevar nuevamente peligro sobre el arco de Romero, que también debió lucirse con un par de intervenciones salvadoras.

A esa altura, lo que estaba más que claro era que la Selección necesitaba era tener un poco más la pelota para imprimirle su propio ritmo al partido. Pero no lo lograba. O lo hacía en pequeños pasajes y por eso las situaciones de peligro las terminaba fabricando en las jugadas de pelota detenida, como el tiro libre que a los 33 tuvo Di María, que colocó la pelota abajo sobre la derecha de Gallese, que tapó con otra buena atajada.

En el arranque del complementario, fue Perú el que desnudó las falencias defensivas de la Argentina. Flores tuvo dos chances para la igualdad de contraataque, pero no supo definirlas. El problema estaba claramente en el mediocampo, y Bauza parecía no advertirlo. La Selección se iba metiendo atrás peligrosamente, y así llegó, a los 58, la igualdad de los peruanos con una gran definición de Guerrero, tras ganarle la posición a Funes Mori.

Recién a los 70 minutos ingresó Banega y si bien parecía algo tarde, no importó mucho porque enseguida Zabaleta –que al igual que Otamendi ya había visto la amarilla que les impedirá jugar frente a Paraguay el martes en Córdoba– habilitó con un pase en cortada a Higuaín que definió de derecha para el 2-1. Saboreaba el triunfo la Argentina, pero un error de Mascherano dejó expuesto a Funes Mori y lo obligó a cometer un penal que Cuevas terminó transformando en el 2-2 final.

Compartir: 

Twitter
 

Funes Mori tuvo una noche completita. Hizo el primer gol de la Argentina y cometió el final en el final que le permitió empatar a los peruanos.
Imagen: EFE
SUBNOTAS
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.