DEPORTES › LA COPA O EL CLAUSURA, ESA ES LA CUESTION

A River lo entrena Hamlet

Líder en su grupo en la Libertadores, bien ubicado en el Clausura, el equipo de Núñez debate hacia dónde inclinarse en su momento.

 Por Adrián De Benedictis

Como la Copa Libertadores está muy cerca de iniciar su segunda etapa, River pretende convertirse definitivamente en un serio protagonista de este certamen. Más allá de que el equipo de Núñez presentará hoy una formación con jugadores que habitualmente no son titulares, la intención será sacar al menos un punto para asegurarse un lugar en los octavos de final. En Asunción, River visitará a Libertad, por la quinta fecha del Grupo 6, y un triunfo le significaría quedar primero en su zona. Si bien el plantel conducido por Leonardo Astrada también se mantiene con posibilidades en el torneo Clausura, donde se ubica tercero a tres puntos del líder Talleres, la desesperación por obtener el torneo continental provocará que en el momento de decidirse entre ambos campeonatos la seducción por prevalecer en el plano internacional incline la balanza hacia ese lado.
La última Copa obtenida por River fue de 1996 y, sumada a la de 1986, son las dos únicas de la entidad. Encima, la seguidilla de Boca, que ganó tres en los últimos cuatro años para totalizar cinco, ubican a River con mayor presión para acercarse a su máximo rival. En el club conocen el prestigio que significa ser el campeón de América, y sobre todo, el valor de enfrentar al campeón de Europa en una final en Japón. River sólo conquistó la Copa Intercontinental en el ‘86, en un encuentro jugado ante el Steaua Bucarest de Rumania, y diez años después perdió ante la Juventus de Italia.
Los 31 títulos locales que posee River le dan cierto lugar para hacer todos los esfuerzos en ganar la Copa, y de esa manera poder darse el lujo de despreocuparse por el torneo Clausura. Ser o no campeón de América también repercutirá en el plano político, debido a que en la intimidad del club entienden que otra nueva frustración podría complicarle el futuro al presidente José María Aguilar. Hay que tener en cuenta que las elecciones serán en diciembre del año que viene.
Todo eso provoca que River tenga la urgencia por ganar esta Copa. El año pasado se quedó en los cuartos de final ante el América de Cali, luego de caer en Colombia con un final escandaloso, que incluyó expulsiones y peleas dentro del campo de juego. En el caso de finalizar primero en su Grupo, River enfrentará en octavos de final al segundo mejor ubicado, de los que accedan en esa condición. River lidera invicto la zona con 10 puntos, seguido por Deportivo Táchira con 6, y Deportes Tolima y Libertad, con 2.
En el plano futbolístico, de los jugadores que suelen ser titulares sólo jugarán desde el inicio Tuzzio y Coudet, mientras que en el banco de suplentes se sentarían Cavenaghi, Luis González, Montenegro y Garcé. En cambio, Salas –padecería un desgarro y estará inactivo entre 15 y 20 días– y Gallardo, lesionados, y el arquero Costanzo, Ameli y Mascherano ni siquiera viajaron a Paraguay, y seguirán trabajando en Buenos Aires. Con este panorama, en el arco estará Germán Lux, el defensor Nasuti integrará la dupla central junto a Tuzzio, mientras que Rojas y Miranda serán los laterales. Los experimentados Coudet y Husain se distribuirán la recuperación de la pelota en la mitad de la cancha, y los juveniles Sambueza y Ludueña se encargarán de la creación. En el ataque estarán Sand y el paraguayo Cuevas.
River tiene muchos motivos para querer llegar a lo más alto del podio, y también para quitarle la corona a Boca.

Compartir: 

Twitter
 

Fernando Cavenaghi, carta de gol que se reserva.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.