DEPORTES › CON GINOBILI,NOCIONI Y DELFINO,ARRANCA LA LIGA NORTEAMERICANA

En la NBA, la elección está hecha

Los argentinos están tan preocupados por Bush o Kerry, como por lo que vayan a hacer los tres campeones olímpicos que, desde esta noche, protagonizarán la temporada 2004/05 del torneo más competitivo
del mundo.

 Por Ariel Greco

Sin favoritos definidos y con muchos planteles renovados, esta noche se inicia una nueva edición de la NBA, aunque para el básquet argentino el interés está focalizado en la presencia de tres de los campeones olímpicos de Atenas. Emanuel Ginóbili, que arranca su tercera temporada en San Antonio Spurs; Andrés Nocioni, que llega a Chicago Bulls con las ganas de convertirse en un líder; y Carlos Delfino, que se integra al campeón Detroit Pistons, son los tres argentinos que participarán de la liga más competitiva del mundo, con claras intenciones de no pasar inadvertidos. Detroit-Houston Rockets (probablemente sin Delfino, lesionado en la cadera), Dallas Mavericks-Sacramento Kings y Los Angeles Lakers-Denver Nuggets son los tres partidos de la primera jornada.
Consolidado tras dos años de crecimiento continuo, para Ginóbili comienza una temporada que puede ser muy especial. Titular indiscutido y con la confianza a pleno de un entrenador que lo valora muchísimo, el desafío para Ginóbili es ser uno de los líderes de los Spurs en la búsqueda de reconquistar el título. Ya no será sólo una pieza importante, ahora deberá asumir responsabilidades mayores. Con un contrato de más de 50 millones de dólares por seis años –el segundo mejor pago del plantel–, el bahiense goza las ventajas y sufre las obligaciones de una estrella. “No sé cuántos jugadores de la NBA hubiesen soportado lo que vivió Manu. Nunca se quejó de ser suplente y no hizo problemas, pese a que era su último año de contrato. Cualquiera hubiese jugado para lucirse, pero él siempre aportó al equipo”, lo elogió su técnico Gregg Popovich.
En la pretemporada, lo de Ginóbili resultó regular. Con pocos minutos en cancha, ya que Popovich probó mucho a los suplentes y a los debutantes, los números del argentino fueron modestos, aunque con la experiencia y la tranquilidad que adquirió, sabe que lo importante arranca esta noche. “Físicamente, todavía no estoy al máximo, ya que voy cargando las pilas de a poco. Yo quiero ganar otro anillo, así que motivaciones no me faltan. Como tenemos casi el mismo equipo del año pasado, las posibilidades del título son ciertas”, indicó Ginóbili, que arrancará, además, con la chapa que significa haber sido elegido el mejor jugador en los Juegos Olímpicos. Los Spurs debutan mañana frente a Sacramento, otro de los candidatos al campeonato.
El impacto que produjo Nocioni en sus primeros minutos con la histórica camiseta que usó Michael Jordan determinó que la expectativa por ver los pasos del santafesino hayan crecido de manera notable. Ante un público de los más exigentes, el juego del argentino ya levantó aplausos. Incluso, en los pronósticos de los especialistas figura entre los posibles candidatos a debutante del año. Su llegada a un equipo muy joven y con pocas esperanzas de éxitos a corto plazo tiene dos lecturas, de las cuales Nocioni es muy consciente: por un lado, es muy probable que los Bulls acumulen muchas más derrotas que victorias. Sin embargo, por carácter, intensidad y juego, también es muy posible que en ese contexto consiga asumir un rol de líder y tenga minutos y decisiones importantes.
En cuanto a su rol en la cancha, su entrenador Scott Skiles planea utilizarlo como escolta. Para ello deberá mejorar su lanzamiento y estar muy atento en defensa ante jugadores más chicos y atléticos. Claro que su capacidad rebotera lo convertirá en uno de los mejores de su posición en ese rubro. “Es uno de los jugadores más duros que dirigí y probablemente de la NBA. Nunca da nada por perdido y es implacable”, señaló Skiles, que está fascinado con su juguete nuevo, más allá de algunas críticas que le hizo tras el partido ante Houston, en el que Nocioni no pudo controlar a Tracy McGrady. “La adaptación a la NBA no me costó tanto, pero todavía tengo que aprender muchas cosas. Quiero ganarme rápido la confianza del técnico y de mis compañeros”, indicó Nocioni. En la pretemporada empezó a lograrlo. Los Bulls debutan el viernes ante New Jersey Nets.
La realidad para Carlos Delfino es bastante diferente a la de sus compatriotas. Deberá insertarse en un equipo armado, y además, con un entrenador que no confía demasiado en los novatos. Es probable que no cuente con demasiadas chances, algo que el propio Delfino sabe y que, por ahora, no le preocupa. “Sé que al principio, no voy a tener muchas chances, pero voy a pelear para tenerlas. Me gusta ser importante en el equipo, pero soy joven y tengo tiempo”, remarcó el ex jugador de Skipper Bologna. En la pretemporada actuó como suplente del base o del escolta, estuvo más tiempo de lo esperado y sus estadísticas resultaron más que aceptables, aunque también recibió críticas duras de su técnico Larry Brown. “Tiene que mejorar su defensa y no jugarse siempre por robar el balón. Condiciones tiene, pero debe adaptarse”, dijo el entrenador del equipo estadounidense que perdió con la Argentina la semifinal de los Juegos Olímpicos. El circo está en marcha, y tres argentinos quieren dejar su huella.

Compartir: 

Twitter
 

Emanuel Ginóbili (San Antonio Spurs).
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.