DEPORTES

La irregularidad del Apertura se propagó a las categorías de ascenso

De los cuatro principales campeonatos de la AFA, sólo en la B Metropolitana hubo un puntero que se mantuvo siempre al frente.

 Por Ariel Greco

“El fútbol argentino es el más competitivo del mundo.” La frase la pronunció ayer el presidente de la AFA, Julio Grondona, y sirve para reflejar el momento que atraviesa la liga argentina. Los torneos de la primera parte de la temporada en tres de las cuatro categorías determinarán que sus ganadores obtengan un porcentaje de puntos llamativamente bajo y con un particular fenómeno: a todos los candidatos les costó muchísimo mantenerse en la pelea y, más que por méritos propios, la sensación es que los campeones se coronaron –o se coronarán– por defección de sus adversarios.
De las cuatro principales categorías –la A, la B Nacional, la B Metropolitana y la C–, la única que tuvo un desarrollo regular y con campañas a la altura de torneos anteriores fue la B Metropolitana. Tigre, el campeón, logró 43 puntos en 20 partidos, lo que se traduce en un porcentaje del 71,67 por ciento. Es por lejos el equipo de mayor rendimiento del fútbol argentino. La formación dirigida por Ricardo Caruso Lombardi se mantuvo en la punta durante la mayor parte del certamen y pudo soportar la presión que le colocó Platense, que a falta de dos jornadas se puso a una unidad. Sin embargo, Tigre tuvo que jugarse el título en la cancha de su tradicional rival, le ganó 2-0 y se coronó campeón del Apertura, con sólo un encuentro perdido.
Muy diferente resultó la historia en las tres categorías restantes. En Primera, recién ahora Newell’s logró dos victorias seguidas y parece haber sacado una ventaja decisiva con los tres puntos que le lleva a Vélez. Sin embargo, su producción es la más baja para un campeón desde que se otorgan tres puntos. Con 36 unidades en 18 partidos, su porcentaje apenas alcanza el 66,67 por ciento. Además, sólo en caso de superar en la última jornada a Independiente conseguirá igualar al Boca campeón del Apertura 2003, hasta ahora el equipo ganador de un título de peor rendimiento, con la salvedad de que el conjunto de Carlos Bianchi se consagró anticipadamente y las últimas dos jornadas las jugó con suplentes porque estaba metido en la disputa de la final Intercontinental ante el Milan. En esos dos compromisos empató de local con Olimpo y perdió de visitante con Colón.
Aun más flojos que en Primera son los números en la B Nacional. A falta de dos fechas para el cierre, los líderes Tiro Federal y Huracán apenas cosecharon 30 unidades en 17 encuentros, lo que les otorga sólo un 58,82 por ciento de los puntos. Una muestra de lo irregular que es el certamen es que los cinco primeros del campeonato no pudieron ganar en la última jornada. Gimnasia de Jujuy, ahora tercero, fue el único de los siete equipos que tienen chances de quedarse con el título que obtuvo una victoria el fin de semana que pasó. Un dato llamativo es que en sólo 16 puntos están englobados los 20 conjuntos participantes. Además, otra curiosidad es que el equipo de Parque Patricios sigue líder a pesar de haber perdido cinco partidos, entre ellos dos goleadas 0-4 ante Defensa y Justicia y 1-4 ante Tiro Federal, ambas de local.
Algo más productiva resultó la campaña de Colegiales, el ganador del Apertura de la C. El conjunto de Munro necesitó 36 puntos en 19 compromisos para celebrar el título, al lograr un porcentaje de 63,15 por ciento y aventajar por una unidad a Deportivo Merlo y Excursionistas. En este torneo también se dio la particularidad de que ningún equipo consiguió mantener el ritmo una vez que logró acceder al liderazgo.

Compartir: 

Twitter
 

Los jugadores de Newell’s festejan por anticipado.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.