DEPORTES

Ramón Díaz marcha a Oxford a dar cátedra como entrenador de fútbol

El riojano dirigirá por primera vez un equipo que no es River: entrenará al Oxford United, de tercera, que va 20º entre 24 equipos.

Si Diego Maradona, uno de sus fraternales enemistades, dio una conferencia en Oxford, no es tan descabellado que Ramón Díaz pueda dirigir al equipo de la ciudad... y así será. Con un traductor que lo ayude a poner en académico idioma inglés los conceptos necesarios para dar vuelta una situación complicada, el riojano se hará cargo de un equipo de la Segunda División inglesa (la tercera, en realidad, después de la Premier League y la Primera) que marcha vigésimo en un torneo con 24 equipos participantes. ¿Cómo le traducirán el archiconocido “tá’luego”?
“Inglaterra era el único país en el que deseaba trabajar. Ahora el objetivo es sacar al equipo de los problemas en que está”, dijo ayer a la BBC Oxford Díaz, que por primera vez dirigirá un equipo que no sea River. El riojano cerró trato por seis meses, para aprender el idioma en ese lapso y ver qué trabajo puede hacer con el equipo del club fundado en 1893 y que perdió cuatro de los últimos cinco partidos. Según el web oficial del Oxford United, desembarcará con dos asistentes, un médico fisioterapeuta y dos traductores.
El arribo de Díaz al fútbol inglés no es tan sorpresivo. No porque un viejo conocido suyo, Carlos Corach –el último ministro del Interior del otro riojano, Carlos Menem, con quien Díaz mantenía una amistad–, tenga una cátedra en la famosa universidad, sino porque su representante, Antonio Caliendo, estuvo a punto de llevarlo al Queen’s Park Rangers a mediados de temporada. Caliendo estuvo a punto de adquirir parte del paquete accionario del club londinense y su protegido era el elegido para quedarse con el cargo de entrenador.
Ahora, Caliendo lo llevó al Oxford en reemplazo de Graham Rix, ex jugador de la Selección británica, que fue desplazado a otras tareas en el club. Díaz estaba viviendo en Mónaco desde mediados del 2002, cuando dejó River, después de que el presidente José María Aguilar no le renovara el contrato, y asiste regularmente a los partidos que su hijo Emiliano (a quien él hiciera debutar en la Primera de River) juega en una liga regional italiana.
En 20 partidos disputados, el Oxford ganó seis, empató cuatro y perdió los 10 restantes, marcando 15 tantos y recibiendo 24. Ni siquiera es consuelo para sus hinchas el hecho de que el Cambridge –que se supone el clásico no sólo de la historia académica británica– esté en la anteúltima posición, con 16 puntos, seis menos que el nuevo equipo de Díaz.
El presidente del club, Firoz Kassam, defendió abiertamente la contratación de Díaz. “Es amigo de un amigo y viene por seis meses para sacarme de un agujero –señaló–. Me la jugué, viendo su currículum, y uno no tiene más que ver lo que ha logrado para apreciar el calibre del entrenador que trajimos. Los hinchas deberían estar tan entusiasmados como yo. Necesitamos resultados y estoy seguro de que llegarán, porque Ramón entiende cuáles son mis ambiciones.”
Mientras Américo Gallego, el entrenador al que Ramón desplazó para cumplir su último mandato en River, está a punto de salir campeón con Newell’s, Díaz, que ganó tres campeonatos oficiales con River, más la Libertadores y la Supercopa, empezará a trabajar en la tercera división del fútbol inglés. Por lo menos, no faltarán buenos modales.

Compartir: 

Twitter
 

Ramón Díaz está hecho un auténtico señorito inglés.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.