ECONOMIA › LA CAMPAÑA DE RENTAS BONAERENSE SE LARGO CON TODO

“Si llaman, no les dé bola”

 Por Maximiliano Montenegro

El ministro de Economía bonaerense, Gerardo Otero, aseguró que la campaña antievasión puesta en marcha por la provincia apunta a que los morosos perciban el “riesgo” que representa no pagar los tributos. El gobernador Felipe Solá afirmó que las medidas buscan que los morosos “sientan vergüenza: los vamos a llamar por celular, los vamos a seguir, los vamos a marcar con obleas en los autos, para que se sepa quién es quién”, advirtió. Para el subsecretario de Ingresos Públicos, Santiago Montoya, la embestida está dando resultados: de los 35 mil grandes deudores registrados, ya se presentaron a pagar 3 mil.
La lectura de los cables de las agencias de noticias fue interrumpida por el vibrar del celular. “La Dirección de Rentas de la Provincia de Buenos Aires le informa que usted mantiene una deuda impositiva con esta repartición, comuníquese al 0-800-999736827 para regularizarla. Disculpe las molestias.” El mensaje grabado se escuchó en el celular de este periodista ayer, pasadas las 16 horas. Cuando las bromas pertinentes todavía estaban lejos de agotar la creatividad e ingenio propios de toda redacción, el aparatito volvió a sonar. “La Dirección de Rentas le informa...”
Este contribuyente paga (obsesivamente) en la Ciudad de Buenos Aires las cuotas de Patente, Ingresos Brutos e Inmobiliario, además de tributar a la Afip los impuestos nacionales (IVA, Ganancias, Bienes Personales y Autónomos). En cambio, no posee ninguna actividad económica ni bien registrable en la provincia de Buenos Aires.
Sin embargo, una mezcla de curiosidad periodística y temor ciudadano eran motivos más que suficientes para responder al llamado de la autoridad impositiva de la Provincia de Buenos Aires.
En el 0-800-..., una grabación aclaraba que el número de la Dirección de Rentas era en realidad 0-810-999736827, y que “disculpe las molestias” por el contratiempo. En el número correcto el laberinto de opciones casi hace desistir de proseguir las averiguaciones a este contribuyente (por ejemplo, en el primer intento nunca nadie contestó en la opción “espere al operador”; en el segundo, al ingresar por “deudas atrasadas”, la operadora no podía realizar ningún chequeo de datos, y reconoció que la opción ofrecida estaba “mal”, porque en verdad ella se encarga de “pago con tarjetas”, etc., etc.).
Pero el periodista logró sobreponerse y sortear los obstáculos. Al sexto intento, el solicitante logró entablar un diálogo coherente con la autoridad fiscal:
–Mire, me dejaron dos mensajes de Rentas intimándome al pago de una deuda impositiva. Me enteré de que estaban buscando a 35 mil morosos con grandes deudas en la Provincia. Pero yo soy contribuyente en Capital, ¿qué hago?
–Ya nos imaginábamos que iban a empezar a llamar, pero hasta ahora nadie nos dijo cómo responder. Déjeme chequear, ¿cuál es su nombre y apellido?
–M.M.
–No me figura nada. ¿Su CUIT?
–20-21.14...
–Déjeme entrar por Inmobiliario... Nada; por Patente... Nada; por Ingresos Brutos... Nada. ¿Usted no tendrá una lanchita, no?
–La verdad que no. ¿Qué hago si me siguen llamando?
–No les dé bola. No es la primera vez que pasa...
Un par de horas más tarde, la secretaria privada de Santiago Montoya, subsecretario de Ingresos Brutos, se comunicó para disculparse: “Enviamos el mensaje de intimación a un grupo de periodistas para sepan cómo era, pero nos olvidamos de avisarles”, se excusó.
Una de las declaraciones más comentadas en el día de ayer fue vertida por el propio Montoya. Dijo que la campaña busca que “los contribuyentes morosos se den cuenta de que se terminó la joda”.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.