DEPORTES › JUAN ROMAN RIQUELME, OVACIONADO EN SU PRESENTACION EN ESPAÑA

“No me imaginé que pudieran quererme tanto”

“Vengo a un club demasiado grande”, se maravilló el volante, sorprendido por la recepción de los hinchas, que fueron a esperarlo al aeropuerto y lo vivaron luego en el Nou Camp. “Viniste por la gente”, le admitió el presidente Gaspart.

“Sí, sí, sí, Riquelme ya está aquí”, se escuchó gritar a más de un centenar de hinchas del Barcelona ayer al mediodía en el Camp Nou cuando el ex volante de Boca pisó el césped del estadio con la vestimenta del club, que así lo presentó oficialmente. Riquelme, quien llegó a España por la mañana y ya en el aeropuerto El Prat fue aclamado por un grupo importante de simpatizantes del Barça, la prensa y la televisión, se prestó primero a la revisación médica y luego, acompañado por el presidente Joan Gaspart y por el entrenador Louis van Gaal, brindó una conferencia de prensa en la que manifestó estar muy contento por la oportunidad y prometió “ganar títulos con el Barcelona”. Los catalanes, que pagaron 6 millones de dólares por el 50 por ciento del pase –con la opción de confirmar en noviembre la compra de la porción restante–, pusieron una cláusula de rescisión de 40 millones de euros (40,19 millones de dólares) y un contrato hasta el 30 de junio de 2007.
“Eres consciente de que la gente del Barça deseaba que te incorporases al club y ha sido posible. Espero que hagas historia y que dentro de algunos años, cuando te hayas retirado, guardes el recuerdo de que tu equipo fue el Barcelona, al que diste todo como profesional”, le dijo Gaspart a Riquelme en uno de los salones del club, a modo de bienvenida. El jugador recogió el guante y, aunque un poco cansado por el viaje y por el trajinado recibimiento, contestó: “Vengo a un club demasiado grande. Mi ilusión era salir de Boca y firmar para un equipo grande. Nunca perdí la esperanza de venir. Sabía que en algún momento vendría al Barcelona. Ahora, lo único que quiero es hacer bien las cosas”.
El ex Boca se mostró sorprendido por el caluroso recibimiento de los hinchas del Barça. “Yo veía todo esto por televisión, pero no me imaginaba que me querían tanto”, comentó. Pero a pesar del entusiasmo que reinaba en el Camp Nou, el Barça continuó sin revelar el futuro del jugador, que podría ser cedido a otro club, condición que él mismo aceptó cuando se arregló su transferencia.
Quien deberá decidir el futuro inmediato de Riquelme es el holandés Van Gaal, quien también acompañó a Riquelme durante la presentación. La decisión no será fácil para el entrenador, quien días atrás anunció que separar del equipo al argentino sería una medida impopular, y más después de la confirmación del romance de los barcelonistas con el ídolo boquense.
Van Gaal destacó en todo momento las exigencias del trabajo y afirmó estar “muy contento con la venida de Riquelme, un jugador de mucho talento que puede triunfar en Barcelona”. Sin embargo, el holandés continuó con una advertencia: “Tiene que trabajar como los otros”, lo cual hace pensar que le exigirá a Riquelme tareas también defensivas, algo que en Boca y con Carlos Bianchi como entrenador estaba eximido de hacer.
El técnico holandés se refirió también a las semejanzas que se trazan entre Riquelme y Maradona. “Maradona no ganó mucho en el Barcelona”, afirmó, aunque pronosticó lo contrario para Riquelme. “De Román lo podemos esperar todo, pero en la práctica tiene que cumplir. El siempre quiere la pelota y no se esconde. Puede dar mucha profundidad a nuestro juego”, aseguró el holandés.
Con respecto a la posibilidad de jugar junto con Rivaldo, a quien le queda un año de contrato con el Barça y hay rumores de que podría ser vendido a Italia, Riquelme comentó que “no habrá problemas”. En tanto que Van Gaal manifestó: “Tendremos que esperar. Pero siempre hay que buscar el equilibrio en el campo, que es muy diferente de las cualidades individuales”.
Riquelme se refirió también a las críticas sobre la lentitud de su juego y sobre su adaptación al fútbol español: “El fútbol es igual en todas partes. Tendré que adaptarme lo más rápidamente posible, hacer bien las cosas y dar alegrías”, comentó.
Poco después de la presentación, Riquelme se dirigió al campo de juego del Nou Camp vestido con la ropa de entrenamiento del Barcelona y se prestó a la clásica sesión de fotografías y a saludar a los simpatizantesdel equipo, los que le dieron una más que calurosa bienvenida, gratitud que el argentino devolvió lanzándoles la única pelota que había sobre el césped. Según comentó la prensa española, hacía tiempo que un futbolista no transmitía tanta pasión a los hinchas azulgranas como lo hizo Riquelme.
Por el pase del volante, Barcelona ya pagó un primer plazo de 6 millones de euros a Boca y tiene la opción de quedarse con todos los derechos del volante si antes del próximo 10 de noviembre decide pagar 5 millones más (2,5 el 30 de junio del 2003 y el resto en junio del 2004). Los responsables del club fijaron para el ex Boca una cláusula de rescisión de 40 millones de euros.

Compartir: 

Twitter
 

“Vengo al Barcelona para ser campeón”, dijo Riquelme.
El técnico Louis van Gaal lo elogió, pero le pidió sacrificios.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.