DEPORTES › VALDRA 11,7 MILLONES DE DOLARES

El auto de carrera más caro de la historia sale a la venta

Es un Auto Union 1938 de Grand Prix, antecedente de la Fórmula 1, que diseñó el creador de la Porsche y manejó el ídolo de Fangio.

 Por Pablo Vignone

Fue financiado con dinero nazi, diseñado por un genio de la ingeniería automotriz, ganó la única carrera de Grand Prix disputada durante la Segunda Guerra Mundial, estuvo cautivo durante 30 años en una mina de sal de la antigua Unión Soviética y ahora, 68 años después de su construcción, se transformó en el auto de carreras más caro de la historia del deporte. El Auto Union Tipo D diseñado por el profesor Ferry Porsche será subastado en París a un valor que, se calcula, rozará los 12 millones de dólares, una cifra con la cual podrían construirse cuatro Renault R26 de Fórmula 1 como el que Fernando Alonso usó en el Mundial de este año para retener su corona. Es el mismo auto que el legendario Tazio Nuvolari llevó a la victoria en el Grand Prix de Belgrado, disputado en las calles de la capital de la entonces Yugoslavia el domingo 3 de septiembre de 1939, el día que Inglaterra y Francia le declararon la guerra al Tercer Reich.

Una década antes de fundar la compañía que lleva su nombre, el ingeniero vienés Ferry Porsche diseñó este Tipo D, la cuarta versión de competición de la Auto Union. Recogía todos los adelantos logrados en cuatro años en carreras de Grand Prix, las mismas que, desde 1947, se llaman de “Fórmula 1”. Fue el propio Porsche quien, a fines de 1933, convenció a Adolf Hitler de apoyar la industria automotriz alemana con 500 mil marcos para construir coches de carrera, un dinero que la Auto Union tuvo que compartir al cabo con la Mercedes Benz.

Ambas firmas dominaron las carreras entre 1934 y la Segunda Guerra. En ese GP de Belgrado hubo dos autos de cada marca. Sin embargo, ese viernes 1º de septiembre, mientras Alemania invadía Polonia, el Tipo D chasis 76011 quedó mudo en los boxes porque, inquieto por los rumores y la tensión creciente en Europa, su piloto Nuvolari recién llegó en tren desde Italia al día siguiente...

Después de ganar la carrera, el auto reemprendió el regreso a Zwickau, en Sajonia, donde la Auto Union tenía su sede, en un viaje de tres días a través de Budapest y Viena. Al llegar a la fábrica, la Wehrmacht requisó los camiones del equipo, y el Tipo D victorioso, arrumbado en un depósito, nunca más volvió a competir. No habría más carreras de Grand Prix sino hasta 1946.

Cuando el Ejército Rojo ocupó la mitad de Alemania y desmanteló las fábricas para enviarlas a la URSS como botín de guerra, incluyó la factoría de Zwickau y 18 Auto Union de carrera, entre ellos este Tipo D. Fueron escondidos en una mina de sal en los Urales durante 30 años y rescatados para que los ingenieros de la industria automotriz soviética pudieran estudiar la tecnología. En ese proceso, la mayoría de los bólidos fueron despiezados o destruidos.

Durante 10 años, el millonario norteamericano Paul Karassik rastreó los autos detrás de la Cortina de Hierro. Sólo dos Tipo D fueron hallados más o menos intactos: uno fue adquirido por la Audi (una de las cuatro marcas que componían la Auto Union y heredera de posguerra de la compañía) y el otro es el 76011. Restaurado por una firma inglesa, fue vendido por Karassik en 1990 a un coleccionista asiático quien, por problemas legales, lo dejó en Alemania hasta 2004, cuando logró a su vez transferirlo a otro coleccionista brasileño. Ahora, éste quiere reducir su colección de 180 autos a sólo 20 y por eso se desprende de esta unidad histórica.

Equipado con un motor V12 trasero de 550 HP y con suspensión independiente en las cuatro ruedas, una concepción audaz para la época, el Tipo D se transformará en el ejemplar más caro de la historia del automovilismo, porque la casa que lo subasta calcula que la puja alcanzará los 11,7 millones de dólares, superando los 9,95 millones pagados en 1987 por un Bugatti Royale 1931. Bastante más que los tres millones de dólares que cuesta construir hoy un Fórmula 1 o el millón de euros que vale un Porsche listo para correr en las 24 Horas de Le Mans.

Compartir: 

Twitter
 

El Auto Union que costará casi 12 millones de dólares.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared