EL PAíS › IBARRA, HELLER Y BONASSO LANZARON UN NUEVO ESPACIO

Tres “contra la dispersión”

“Esto surge como una fuerza progresista, no opositora, pero independiente del gobierno nacional”, explicó Aníbal Ibarra.

 Por Adriana Meyer

En un hotel del porteño barrio del Abasto, la troika Aníbal Ibarra, Miguel Bonasso y Carlos Heller presentó en público Diálogo por Buenos Aires, un “nuevo espacio político, que no es un partido ni un frente pero que aspira a convertirse en una fuerza electoral y, aún más allá, en una fuerza política”, según definió el diputado kirchnerista Miguel Bonasso. “Esto surge como una fuerza progresista, autónoma, no opositora, pero independiente del gobierno nacional”, describió Ibarra, en lo que fue la confirmación de su regreso a la arena política. Por su parte, el cooperativista Heller apuntó a remarcar la necesidad de la “reconstrucción del sistema político de la ciudad, que ha sido degradado por la consolidación de la derecha y la dispersión de las fuerzas progresistas”. Al mismo tiempo que terminaba la Marcha de la Resistencia, los tres se pronunciaron sobre la desaparición de Julio López.

“De ser un secuestro es uno de los hechos más graves ocurridos en democracia, por su contenido político”, expresó Ibarra, al tiempo que manifestó una “profunda preocupación que demanda certezas sobre lo que ocurrió”. Bonasso se manifestó “convencido de que lo de López fue un secuestro, de que nunca va a aparecer”, y lo calificó como “una señal tenebrosa que viene de los sótanos del Estado y de los que hacen esas páginas web que incitan a la violencia y al terrorismo”. Además, no dudó en señalar como implicados en el caso “al represor Miguel Etchecolatz, a la Bonaerense y sus contactos con organizaciones privadas de seguridad”, y aseguró que habría que “salir a las calles como los españoles en el ‘Tejerazo’”. Por su parte, Heller indicó que la desaparición del testigo “marca asignaturas pendientes respecto de grupos represores de una época negra que siguen vigentes y dan estas señales”. Para el presidente del Credicoop, “el Estado aún debe desarmar estos aparatos subsistentes”.

Ante la presencia de invitados como el ex secretario de Cultura Gustavo López, el director de Bibliotecas Populares Carlos Borro, los ex secretarios de Comunicación Daniel Rosso y de Derechos Humanos Gabriela Alegre y el director del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos Juan Carlos Junio, el flamante espacio anunció que se propone participar en las próximas elecciones con la estrategia inusual de contar en sus filas con dos precandidatos a jefe de Gobierno, Bonasso y Heller. En tanto, Ibarra está inhabilitado para ese cargo, pero sus nuevos socios ya lo imaginan presidente de la Legislatura. “¿Es un progresismo con nueva cara?”, preguntó Página/12 al ex jefe del Ejecutivo de la ciudad. “No, es con nuevos referentes, con los que compartimos viajes recientes a Venezuela y Cuba”, respondió.

Bonasso destacó la intención de reconstruir el espacio “deteriorado” del centroizquierda que “ya ganó” la ciudad en 2000 y 2003. Y afirmó que Ibarra era “moralmente” el jefe de Gobierno porteño destituido por “un golpe” promovido por un representante de “la lumpen-burguesía” y mencionó explícitamente al empresario Mauricio Macri. El diputado definió a Heller como “el (José) Ber Gelbard del tercer milenio”. Y cuestionó la “falta de estrategia” de la actual Jefatura de Gobierno, que encabeza Jorge Telerman, a la que calificó como de “dudoso progresismo”.

Compartir: 

Twitter
 

El diputado Miguel Bonasso, Aníbal Ibarra y Carlos Heller.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.