EL PAíS

Aporte de 80 millones y más, “si hiciera falta”

El presidente Chávez subió la apuesta: dijo que si hicieran falta más fondos para SanCor, Venezuela podría aportarlos. La calificó como “una gran cooperativa de tradición obrera que resistió el embate neoliberal”.

 Por Claudio Zlotnik

Apenas pisó suelo argentino, Hugo Chávez confirmó que Venezuela tiene listo un crédito por 80 millones de dólares para aliviar la situación financiera de SanCor. Y admitió que podría haber un aporte adicional en una segunda etapa, “si hiciera falta”. “Ahora mismo están los técnicos y una delegación de SanCor reunidos” en Caracas, dijo el mandatario. La cuestión era analizada anoche en Olivos entre Néstor Kirchner y su par venezolano. Para reforzar su lazo con la lechera líder de la Argentina, Chávez calificó a la compañía como “una gran cooperativa de tradición obrera que resistió el embate del neoliberalismo”. Los detalles de la operación se conocerían esta tarde.

Hasta anoche, tanto en el Gobierno como en SanCor se mostraban cautelosos a la espera de mayores detalles sobre el ofrecimiento de Venezuela. En la empresa insistían con que los 80 millones de dólares son insuficientes para rescatar a la compañía. Justamente, uno de los objetivos de la comitiva empresaria que se encuentra en Caracas, encabezada por su vicepresidente, Italo Gastaldi, es lograr una ampliación del crédito. Para eso estuvieron reunidos ayer en el Ministerio de Finanzas venezolano con funcionarios del área.

En un primer momento se mencionaba que el crédito sería de 120 millones de dólares. Una especulación es que el Banco Nación, el principal acreedor local, flexibilice su postura para facilitar la financiación.

Además, funcionarios del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) analizaron con sus pares del Ministerio de Industrias Ligeras y Comercio (Milco) la transferencia de tecnología y la asistencia técnica que SanCor brindará para poner a punto una planta que fabricará leche en polvo maternizada en Venezuela. El aporte venezolano tendrá la forma de un crédito comercial que la empresa pagará con alrededor de 20.000 toneladas de leche en polvo maternoinfantil.

La situación será evaluada por el consejo de administración de la empresa, integrada por 12 miembros más el presidente de la cooperativa, Oscar Carreras. Esa reunión se llevaría a cabo durante el fin de semana. Los enviados a Venezuela arribarán a Buenos Aires entre esta noche y mañana.

“Me da mucha alegría poder colaborar con los trabajadores”, señaló Chávez en diálogo con los periodistas que lo aguardaban en el sector militar del aeroparque metropolitano. El jefe de Estado mencionó también que se cobrará el crédito con el envío de leche en polvo y con el aporte de tecnología de punta para poder fabricar ese producto en su país. El mandatario quiere aprovechar las plantas industriales que eran propiedad de la quebrada Parmalat y que quedaron en desuso. “Necesitamos leche en polvo, que no existe allí”, añadió Chávez. En el último año, Venezuela importó 1800 vaquillonas con el objetivo de desarrollar la industria láctea.

En SanCor creen que el préstamo de 80 millones de dólares “es una solución de corto plazo”. “Un alivio”, tal como lo definió el propio presidente venezolano. La deuda asciende a 190 millones de dólares y un aporte de 80 millones sería utilizado para postergar algunos vencimientos. Si bien la láctea llevó a cabo la reestructuración de su deuda, especialistas consultados por Página/12 coincidieron en que esa operación resultó insuficiente y al poco tiempo se vio obligada a incumplir con un pago a los acreedores.

Directivos de la compañía preferirían que, en este marco, el crédito venezolano no excluyera la incorporación del grupo Soros, que hasta el momento era el más firme candidato para asociarse con SanCor. Una fuente empresaria mencionó que la empresa ya pactó con sociedades anónimas, y que ello no significó que SanCor perdiese su status de cooperativa. Mencionaban los acuerdos con la láctea europea Arla, con la cual formaron la empresa Afisa (fabricante de proteínas a partir del queso) y otro convenio con la multinacional Nestlé para elaborar productos frescos.

Sin embargo, esa defensa por mantener algún tipo de asociación con Adecoagro de Soros chocaba con la especulación de que una de las condiciones de Chávez para otorgar el préstamo sería que SanCor desistiera de esa alianza. Mientras tanto, los técnicos de Adecoagro continuaban ayer con la exhaustiva evaluación del balance de la cooperativa, trabajo que vienen realizando desde hace tres semanas. En aquel momento se firmó un acuerdo para que el grupo Soros se quede con el 62,5 por ciento de las acciones de SanCor a cambio de 120 millones de dólares.

En línea con esta situación de incertidumbre en la compañía, ayer, el consejero de SanCor Vicente Bauducco estuvo en la legislatura de la provincia de Santa Fe dando cuenta de las últimas novedades. Si bien admitió que “las negociaciones no están cerradas”, ponderó el hecho de que la “Solución Chávez” le permitiría a la empresa mantener el status de cooperativa.

A su vez, Jorge Giorgetti, diputado oficialista que acaba de llegar de Caracas, donde concurrió como veedor en los comicios del último domingo, reveló que “extraoficialmente”, el gobierno venezolano analiza otra posibilidad: “Una fusión ente SanCor y otra cooperativa venezolana para intercambios de todo tipo, tal como se viene haciendo hasta ahora, aunque de modo más formal”.

Compartir: 

Twitter
 

Apenas llegó al país, Hugo Chávez confirmó el crédito de 80 millones de dólares para SanCor.
Imagen: Rolando Andrade
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.