DEPORTES › LA SELECCION SUB-20 IGUALO 0-0 ANTE REPUBLICA CHECA EN SU DEBUT EN EL MUNDIAL

Los chicos chocaron ante una roca

El equipo de Tocalli dominó el terreno y la pelota, pero no pudo vulnerar el férreo vallado defensivo de los europeos. Abusó de la búsqueda por el medio y de la jugada individual.

La Selección Argentina Sub-20 cumplió una pobre actuación y apenas pudo igualar 0-0 con la República Checa, en un partido en el que monopolizó la tenencia de la pelota y contó con las mejores chances de gol. Sin embargo, no pudo superar el férreo esquema de los checos, que aguantaron bien y se fueron festejando el empate. Ahora, Argentina jugará el martes ante Panamá en su segundo encuentro en el Mundial de Canadá.

Parecía que el trámite iba a ser muy sencillo para el equipo de Tocalli. Es que antes de los cinco minutos, Argentina ya había generado tres chances de gol clarísimas frente al arco checo. Sin embargo, ni Agüero ni Zárate, dos veces, pudieron convertir el gol que ya merecían los pibes argentinos. Sin embargo, como ese arranque furioso de la Sub-20 no se tradujo en la ventaja buscada, el desarrollo se le fue complicando con el correr de los minutos.

Es que el planteo de la República Checa era tan sencillo como rocoso. Con todos los jugadores pensando más en el arco propio que en el del rival, los europeos se limitaron a defender. Desde Fenin, el delantero más adelantado, hasta la última línea, la premisa de todos los checos era acumular obstáculos para cortar las posibilidades argentinas.

Y, de a poco, el planteo de los europeos fue teniendo éxito, más allá de las ocasiones con las que tuvo el conjunto argentino. Es que con la idea de juntar a Agüero, Zárate, Moralez y Banega, el equipo de Tocalli monopolizó la pelota, pero le faltó velocidad y cambio de ritmo para vulnerar el vallado visitante. Para colmo, los chicos abusaron de la búsqueda por el centro, lo que facilitó la tarea de los gigantes zagueros europeos. Por más que los intentos eran bueno, siempre aparecía una pierna para contrarrestar todos los intentos. Hasta el arquero sacó un remate de Fazio con el pie, cuando no tenía otro recurso.

A medida que transcurría el partido, Argentina se encontró con un nuevo inconveniente: el abuso de la maniobra individual. Sin posibilidades de desarrollar jugadas colectivas, Zárate y Agüero buscaron el desequilibrio a través de su habilidad, pero terminaron chocando la mayoría de las veces. Y tampoco se pudo utilizar la variante de los centros, ya que los atacantes argentinos eran mucho más pequeños que los defensores adversarios. Claro que el arranque todavía pudo ser peor. Sobre la hora, cuando los pibes de Tocalli ya buscaban con desesperación, el único contragolpe de República Checa casi termina en gol, cuando falló el arquero Romero al salir muy lejos y Lautaro Acosta llegó justo en el retroceso para salvar la situación. Hubiese sido muy injusto, ya que pese a la falta de ingenio, Argentina mereció llevarse la victoria.

Compartir: 

Twitter

Agüero se le escapa a un defensor de la República Checa.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.