DEPORTES › UN MOTOCICLISTA FRANCéS PERDIó LA VIDA Y TARDARON DOS DíAS EN ENCONTRARLO

Desidia y tragedia en el Dakar

Pascal Terry, de 49 años, se perdió el domingo en La Pampa. Mandó señales, pero la organización falló y recién el lunes salió a buscarlo, pero el piloto ya estaba muerto a causa de un ataque cardíaco. Ocultaron su desaparición hasta que encontraron el cadáver.

 Por Pablo Vignone

“En promedio, se producen tres muertes en cada Dakar. No quiero ser morboso, pero ojalá haya algunos accidentes fatales, así se conoce más La Pampa en el mundo.” El exabrupto deseo del secretario de Turismo pampeano, Oscar Folmer, formulado en octubre pasado, durante la presentación del rally en su provincia, se transformó en una tétrica premonición. El piloto francés Pascal Terry, de 49 años, debutante en el Dakar, fue hallado muerto en territorio pampeano, después de haberse perdido el domingo, cuando se disputaba la segunda etapa del rally, en un episodio escandaloso: la desaparición de Terry no se reportó durante más de dos días, hasta que apareció su cadáver. La autopsia reveló que el piloto murió en la noche del domingo, a causa de un paro cardíaco producto de un edema pulmonar, pocas horas después de su desaparición, un hecho ocultado hasta que ayer a las 2 la policía encontró el cuerpo, un ocultamiento del cual no se dieron explicaciones. Inclusive, Terry apareció en la lista de abandonos oficiales en la página de Internet del Dakar tras la tercera etapa entre Puerto Madryn y Jacobacci. Pero nunca llegó a Madryn.

“El piloto estaba en un lugar de muy difícil acceso, en medio de una vegetación muy densa, a unos quince metros de su moto. Se había sacado el casco y se refugió a la sombra, disponiendo de comida y alimentos encontrados cerca de él”, informó ayer temprano el comunicado de la Amaury Sport Organisation (ASO), los organizadores de la prueba. ASO sabía desde el domingo que Terry se había perdido, pero no revelaron esa información.

El domingo 4, día en que se disputaba la etapa Santa Rosa-Puerto Madryn, la segunda del Dakar 2009, se recibió en París, donde está la sede de ASO, un alerta del rastreador satelital del vehículo, activado cuando Terry accionó su baliza de emergencia. Pero Etienne Lavigne, el presidente de ASO, aceptó ayer que recién se enteró de la desaparición del piloto al día siguiente, el lunes 5. Para entonces, el infortunado debutante había perdido la vida. “Hay cosas que no se explican”, señaló incrédulo Lavigne. Pero la organización tendría que intentar brindar alguna explicación sobre el ocultamiento de la situación.

El jefe del Departamento de Operaciones de La Pampa, comisario Julio Acosta, informó que recién el martes a las 20 recibieron la noticia de la desaparición del piloto. “Desconocíamos su nacionalidad y nos dijeron que por las coordenadas que manejaban estaba en La Pampa”, afirmó. En el momento en que fue avisado, Terry que estaba muerto desde hacía 48 horas.

“Lo encontramos en las rutas provinciales 9 y 26, a 30 kilómetros de Abramo y a unos 160 kilómetros de Santa Rosa. Estaba tirado boca arriba, en un camino vecinal, al costado de la moto que estaba parada y no presentaba golpes ni heridas”, detalló el comisario. “Se había perdido y estaba transitando por una ruta no programada en la competencia.”

Cuando transitaba por el kilómetro 197 de la segunda etapa, Terry, que corría con su Yahama 450 WRF Nº 192, mandó un mensaje a la organización de la carrera mediante un sistema de comunicación llamado Iritrack, informando que se había quedado sin combustible pero que se había recuperado gracias a la ayuda de otro competidor.

Al constatar que su moto no se había movido del lugar mediante el GPS, la organización intentó comunicarse con Terry mediante el Iritrack en dos ocasiones, a las 18 y a las 19.30, sin obtener respuesta. Sin embargo, nada sucedió hasta la mañana del lunes, cuando la información de París llegó a la caravana. Cuando un vehículo de Defensa Civil argentina intentó entonces, sin éxito, encontrar al piloto, ya era tarde: Terry había fallecido en la noche del domingo.

Enterada de la desaparición del piloto francés, la organización se comunicó con la Gendarmería de la provincia de Neuquén y desde allí le dijeron que Terry había ingresado al Parque Nacional donde estaba el campamento. Pero como de acuerdo al sistema de navegación satelital GPS el piloto estaba aún en jurisdicción de La Pampa, los organizadores insistieron en seguir buscándolo y acudieron a la policía pampeana.

Compartir: 

Twitter
 

Pascal Terry, el motociclista francés que perdió la vida disputando el Dakar 2009.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.