DEPORTES › PRESIDENCIA MARCADA POR LA POLéMICA

Los escándalos más sonados

La dimisión de Joseph Blatter como presidente de la FIFA, cuatro días después de su reelección para un quinto mandato, llega tras una larga lista de crisis y escándalos que han afectado la organización, que el suizo dirigía desde 1998. Las sospechas surgidas sobre su principal colaborador, el francés Jérôme Valcke, habrían constituido el golpe de gracia a uno de los últimos caciques del deporte internacional.

- ISL. Jérôme Valcke, entonces director de marketing, dejó su cargo a finales de 2006 tras un asunto de un contrato litigioso sobre los rivales Mastercard y Visa. Seis meses más tarde, fue nombrado secretario general de la FIFA. ISL era la sociedad que administraba los derechos de difusión y de marketing de la Copa del Mundo hasta su quiebra en 2001. En 2010, la Justicia suiza señaló que João Havelange, ex presidente de la FIFA (1974-1998), y Ricardo Teixeira, titular de la potente Confederación Brasileña (1989-2012), fueron sobornados a cambio de contratos exclusivos de derechos de televisión para la Copa del Mundo. Pero archivó el caso debido a lagunas del derecho suizo en vigor en la época. Una investigación llevada por la comisión de ética de la FIFA, que incluye a Nicolás Leoz (presidente de la Confederación Sudamericana entre 1986 y 2013), llegó a las mismas conclusiones, dado que la FIFA no tenía ningún código de ética antes de 2004.

- Bin Hammam. Después de haber sido durante años aliado de Blatter, el hombre de negocios catarí Mohamed Bin Hammam, presidente de la Confederación Asiática (AFC), se presentó a la elección presidencial de mayo de 2011. La Comisión de Etica de la FIFA, que sospechó que compró votos en el seno de la Concacaf, abre poco antes un proceso contra él y Jack Warner, presidente de la Concacaf y vicepresidente de la FIFA. Cuando se acerca la elección, todo se acelera. El 27 de mayo, a petición de Bin Hammam, un proceso se abrió contra Blatter. El 28 de mayo, se retiró de la elección presidencial. El 29, el comité de ética de la FIFA decidió absolver a Blatter. Bin Hammam y Warner son suspendidos mientras dura la investigación. El 23 de julio, Bin Hammam, reconocido culpable, es suspendido de por vida de toda actividad ligada al fútbol. Pero en julio de 2012, el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) anula la sanción por falta de “pruebas directas”. El catarí será finalmente suspendido de por vida a finales de 2012, por malversaciones en el seno de la Confederación Asiática y como miembro del Comité ejecutivo de la FIFA entre 2008 y 2011. Warner, acusado además en otros casos de haber utilizado su posición en las instancias del fútbol con fines lucrativos personales, amenaza revelar lo que sabe si es cuestionado. Pero en junio de 2011, dimitió de todos sus cargos ligados al fútbol. “Warner eligió él mismo dimitir, todos los procesos iniciados contra él por la comisión de ética están archivados, y existe la presunción de inocencia”, fue el comentario de FIFA.

- Qatar 2022. En noviembre de 2010, dos miembros del comité ejecutivo de la FIFA, el tahitiano Reynald Temarii y el nigeriano Amos Adamu, fueron suspendidos respectivamente uno y tres años por no haber respetado el código ético, tras sospechas de corrupción en la próxima atribución de los Mundiales 2018 y 2022. El 2 de diciembre de 2010, el Mundial 2022 es atribuido a Qatar para sorpresa general. La FIFA rechazó en un primer momento discutir el asunto, antes de crear una nueva comisión de ética. En julio de 2012, abrió una investigación sobre las condiciones de atribución de los Mundiales de 2018 (a Rusia) y 2022, dirigida por Michael Garcia, ex fiscal de Nueva York. En noviembre de 2014, Hans-Joachim Eckert, presidente de la cámara de enjuiciamiento de la comisión de ética, resaltó en el informe Garcia “comportamientos dudosos” pero nada para cuestionar el proceso de atribución. Garcia denunció una presentación “errónea e incompleta” de su investigación y pidió una publicación íntegra, antes de dimitir. El 19, Blatter aceptó una publicación del informe Garcia en el futuro, pero “bajo una forma apropiada”. El miércoles, la fiscalía suiza se incauta de documentos electrónicos en la sede de la FIFA en Zurich, en el marco de un proceso penal por sospechas “de blanqueo de dinero y gestión desleal” en las atribuciones de dos Mundiales. Este proceso, abierto el 10 de marzo, no había sido hecho público. El informe Garcia sigue sin ser difundido.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.