ECONOMíA › TRAS EL BOICOT DEL CAMPO, LAS AUTOMOTRICES LOGRARON DOS NUEVOS RECORDS

Buscando recuperar el tiempo perdido

La producción de julio superó las 62 mil unidades, la exportación las 39 mil. Las terminales ya fabricaron casi 350 mil unidades desde principios de año. Tras el conflicto agrario, el sector se lanzó a recuperar mercados.

El sector automotor sumó durante julio último dos nuevos records en su haber: fue su mejor mes, a la vez, en materia de producción y de exportación. Las terminales sumaron turnos y aceleraron la cadena de ensamble de sus vehículos, con el objetivo de salvar la caída de los meses previos por los cortes que impulsaron el campo y los transportistas impidiendo el normal abastecimiento de partes. Con la llegada a tiempo de los autocomponentes, la industria se recompuso y concluyó su mejor desempeño en la historia del sector, con 62.179 vehículos producidos. De ese total, 39.018 tuvieron como destino el mercado externo, según informó ayer la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa).

A pesar de los inconvenientes que debieron sortear las terminales frente al lockout granario, los principales parámetros del sector mostraron un sostenido ritmo de actividad en lo que va del año, con una leve desaceleración en los meses de mayor conflicto. No obstante, en el mes 7 la industria puso quinta y a fondo para marcar su mejor vuelta con 62.179 unidades producidas, un 41,4 por ciento más que en igual mes del año pasado. De esta manera, entre enero y julio la fabricación acumula una mejora de 26,3 por ciento, alcanzando los 348.525 automotores. Con respecto del mes anterior, el resultado fue un 21,3 por ciento superior.

El buen desempeño del sector se basó en la decisión de las compañías de recuperar el “tiempo perdido”. “La industria redobló esfuerzos para recuperar la producción perdida durante el mes de junio, frente a limitaciones ajenas a su voluntad”, explicó el director ejecutivo de Adefa, Fernando Rodríguez Canedo. El conflicto con el campo por el tema de las retenciones móviles complicó el normal aprovisionamiento de autopartes y las terminales “debieron determinar paradas circunstanciales en los procesos productivos”. Los datos de julio confirman el inmejorable momento del sector, a pesar de los conflictos gremiales que involucraron a la producción de neumáticos en ese mes.

La producción de julio no sólo dio respuesta a la demanda interna, sino que además permitió la apertura a nuevos mercados externos y la ampliación de la oferta en los tradicionales. Según el informe de Adefa, en julio se exportó casi 63 por ciento de lo ensamblado en el país. Las ventas al exterior llegaron a 39.018 vehículos, la mayor cantidad en la historia de esta industria. La cifra representa un 48,2 por ciento más que en julio del año pasado, mientras que el acumulado, con 196.927 vehículos, fue 31,8 por ciento mayor a igual lapso de 2007.

En cuanto al destino de lo exportado, Brasil absorbió un 71,9 por ciento del total de los envíos, con 141.644 vehículos desde enero. Esta estrecha relación entre la Argentina y Brasil en materia automotriz fue renovada recientemente a través de tres pilares básicos. “Por un lado, el incentivo a la incorporación de autopartes nacionales; por el otro, el nuevo régimen de comercio bilateral y la implementación de un flex diferenciado entre ambos países, y por último, el financiamiento del sector”, detalló a este diario una alta fuente de la cartera de Industria. Las reuniones llevadas a cabo en las últimas horas por empresarios argentinos y brasileños permitieron “identificar problemas estructurales u operativos”, dijo Fernández Canedo. Finalmente, México y Europa completan el podio con el 10,1 y 6,1 por ciento de las exportaciones respectivamente. En julio, en tanto, se incorporó a Zaire como nuevo destino de los vehículos “made in Argentina”.

Por último, las ventas a concesionarios llegaron a los 54.808 vehículos y a un aumento de 8,4 por ciento interanual. A pesar de la suba, el mercado doméstico muestra un menor dinamismo respecto de la explosiva demanda externa. “Esto no hace más que reafirmar el perfil exportador que ha adquirido el sector y que impone el sostenido esfuerzo de todos los actores de la cadena de valor para mantener la competitividad”, opinó el ejecutivo de Adefa. En lo que va del año, se acumularon ventas por 385.313 unidades, 20,3 por ciento más que en igual período de 2007. Para el caso de los vehículos de producción local, las ventas de enero-julio suman 149.643 unidades, con un aumento interanual de 16,2 por ciento. No obstante, en julio la participación de autos nacionales en el total de ventas domésticas pasó de 37,8 por ciento el mes previo a 42,9.

Compartir: 

Twitter
 

La industria terminal, a pleno. El despeje de rutas permitió reabastecer las plantas.
Imagen: AFP
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.