ECONOMíA › EL OFICIALISMO BUSCA UN ACUERDO PARA EL PROYECTO DE MOVILIDAD JUBILATORIA ANTES DE LLEGAR A COMISIONES

Llegar al consenso es una carrera de obstáculos

La intención del oficialismo es poder llegar mañana al recinto con el proyecto de ley de movilidad jubilatoria. Pero antes quiere alcanzar un amplio consenso, que abarque a la mayor parte posible de la oposición. El debate está centrado en la fórmula de ajuste.

 Por Miguel Jorquera

“Queremos alcanzar el mayor consenso posible.” El presidente de la Comisión de Previsión de la Cámara de Diputados, Juan Carlos Díaz Roig, volvió a repetir ayer el objetivo que el kirchnerismo se trazó para la aprobación del proyecto de movilidad jubilatoria. Aunque, desde la oposición y dentro del propio oficialismo, existen cuestionamientos sobre algunos puntos de la iniciativa girada por el Gobierno. El eje de la controversia pasa por los índices que componen la fórmula de cálculo de los ajustes semestrales de haberes a partir de 2009 y también alcanza al mantenimiento o no del régimen especial para los docentes, que ya puso en guardia a los dirigentes sindicales de Ctera. Hoy habrá una reunión del bloque oficialista, que pretende llegar al plenario de mañana de las comisiones legislativas de Previsión y Presupuesto con “varias diferencias saldadas”, para que el proyecto se vote el jueves en la Cámara baja.

Una subcomisión de legisladores, que preside la abogada previsionalista María América González (SI), ya trabaja en correcciones al proyecto original, tal como lo había aceptado el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, en la presentación de la iniciativa ante los diputados. “Si hay que corregir el texto para que todos estos planteos queden claros, lo vamos a hacer”, dijo entonces Tomada, flanqueado por el titular de la Anses, Amado Boudou, y el secretario de Seguridad Social, Walter Arregui. De las modificaciones también participaron los técnicos de la cartera laboral y la Anses. Aunque la fórmula –que concentra los principales cuestionamientos– sigue intacta.

Hoy, a primera hora de la tarde, la Comisión de Previsión buscará un acuerdo sobre los cambios al proyecto. Allí, González y el diputado Claudio Lozano insistirán en su fórmula alternativa, que se compone por mitades iguales entre los aumentos salariales y el aumento de la recaudación previsional (aportes empresarios y de trabajadores).

La diversidad de las propuestas opositoras sería un obstáculo para alcanzar un acuerdo. Desde varios bloques se planteó que el cálculo de los ajustes jubilatorios se haga a través de un único índice, los aumentos salariales de los trabajadores en actividad, y no con el “mix” de la iniciativa oficial que incluye el 90 por ciento del aumento de la recaudación tributaria (IVA, Ganancias, etc.) destinada a la seguridad social.

También se cuestionó que el índice salarial a tomar sea el de la muestra que realiza el Indec, que incluye a los trabajadores informales. Reclamaron, en cambio, que para el cálculo de los aumentos salariales se tome el índice Ripte, que elabora la Anses (sólo con los trabajadores formales). Un tema en el que también coinciden los diputados oficialistas, que aceptarían el cambio. Sin embargo, desde el kirchnerismo insisten en que la fórmula tiene que ser mixta para “garantizar la sustentabilidad del sistema previsional”.

Otros puntos en discusión son los que ponen límites a los aumentos, como el que especifica que el aumento de la recaudación esté atado a la cantidad de beneficiarios, los jubilados y pensionados del sistema, cuyas altas y bajas “condicionarían” los ajustes de haberes. La exclusión de regímenes especiales como los que tienen docentes y científicos también genera polémica.

“Estamos en general a favor del proyecto que establece por ley la movilidad para los jubilados, donde el 75 por ciento de los beneficiarios cobra la mínima de 690 pesos. Pero vamos a movilizarnos si el nuevo sistema elimina los ajustes establecidos para los docentes hace dos años, para el que aportamos un dos por ciento más del sueldo y que fue aprobado por Tomada”, dijo el secretario general de la CTA y ex dirigente de Ctera, Hugo Yasky. “Tendremos que discutirlo. Los científicos representan apenas 6000 jubilados, pero los docentes es un problema”, admitió Díaz Roig a PáginaI12.

En forma paralela a la reunión de la comisión legislativa, el oficialismo buscará limar diferencias internas y alinear a los propios detrás de la propuesta oficial. Primero habrá una reunión de la mesa chica de la conducción del bloque y a las 19 un plenario de toda la bancada K.

El kirchnerismo intentará arribar a acuerdos con la oposición en la reunión de mañana en el plenario de las comisiones de Previsión y de Presupuesto. Si logra consenso sólo en algunos sectores opositores –como sucedió con la reestatización de Aerolíneas– sesionará el mismo miércoles o el jueves para darle media sanción al proyecto. Aunque tampoco forzará una definición si no alcanzan ese consenso mínimo y postergaría la votación otra semana. “Queremos la mejor ley”, insisten en la bancada oficialista.

Compartir: 

Twitter
 

El monto jubilatorio, una cuestión de fórmulas y proyecciones. El oficialismo aceptaría cambios para alcanzar un mayor consenso.
Imagen: Rafael Yohai
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.