ECONOMíA › LA UNIóN EUROPEA SE DECLARó EN RECESIóN POR PRIMERA VEZ EN SU HISTORIA

Primer mundo con más crisis

Si algo le faltaba a la reunión de hoy del Grupo de los 20 en Washington era que la Unión Europea se declarara en recesión por primera vez en su historia. Según datos de la agencia de estadísticas oficial, los quince países que integran la Eurozona arrojaron durante el tercer trimestre del año su segunda contracción consecutiva del Producto. En cambio, el núcleo ampliado de 27 naciones que componen la UE logró salvarse de la recesión porque en el segundo trimestre obtuvieron un crecimiento nulo y no negativo. El resultado sumó peso a la mochila de los negociadores que se encuentran por estas horas en Estados Unidos para hallar una salida a la crisis. Allí la situación también es preocupante. Las ventas minoristas se desplomaron 2,8 por ciento en octubre contra septiembre, siendo la caída más profunda desde que se estableció la medición en 1992. La industria automotriz sigue siendo golpeada y el Senado norteamericano estudia otro paquete de ayuda para el sector. En tanto, la hipotecaria Freddie Mac, al igual que su hermana Fannie Mae, arrojó un quebranto entre julio y septiembre de 25.300 millones de dólares. Wall Street respondió con un fuerte derrumbe de más de 5 por ciento, mientras que en Europa y en Asia primaron las alzas.

Los países del Viejo Continente están un tanto más urgidos por encontrar nuevas reglas de juego para el sistema financiero y un plan de ayuda para el sector real. La Eurozona confirmó ayer su entrada en recesión por primera vez desde que se creó ese espacio monetario en 1999. La región obtuvo una contracción de 0,2 por ciento en el tercer trimestre, similar a la arrojada en el segundo período.

Ayer varios países europeos anunciaron una caída del PIB por segunda vez consecutiva. La economía de Italia, miembro del G-7, también está técnicamente (dos trimestres consecutivos de caída en el Producto) en recesión. España se haya por el momento al borde de esa situación, luego de que experimentara la primera retracción de su economía, de 0,2 por ciento, en quince años. Sin embargo, las previsiones para el país ibérico amenazan con repetirse o, incluso, empeorar en los próximos trimestres, según estimaciones de Eurostat. En este caso la caída de la actividad responde al sector de los servicios y de la construcción.

Por su parte, la inflación de la Eurozona cayó en octubre a su nivel más bajo de los últimos nueves meses, con un índice de 3,2 por ciento interanual. Con este nivel de precios y un cuadro de situación bastante comprometido en la región, los especialistas no descartan que el Banco Central Europeo (BCE) convalide en el corto plazo un nuevo recorte de su tasa de interés rectora, que actualmente se encuentra en 3,25 por ciento. De hecho, el economista jefe del organismo monetario, Jürgen Stark, admitió que la institución podría adoptar otra baja “para luchar contra la recesión”.

A pesar de las pésimas noticias, los inversores se movieron esperanzados en que se logren avances en la reunión de Washington. El índice líder de la Bolsa londinense logró una ganancia de 1,5 por ciento. Le siguió Frankfurt, con un repunte del 1,3 por ciento; Madrid, con un 1,1 por ciento; y París, con un 0,7 por ciento. Este último se vio beneficiado por un crecimiento positivo de su economía, de 0,14 por ciento, que lo resguardó de entrar en recesión.

Del otro lado del Atlántico los números del sector real tampoco son nada alentadores. Las ventas minoristas en Estados Unidos se retrajeron a un nivel mínimo de los últimos dieciséis años y bastante por encima de las estimaciones privadas. Aun excluyendo las ventas de automóviles, que están haciendo caer el índice desde hace varios meses, el indicador retrocedió 2,2 por ciento en octubre, lo que constituye un derrape record. Al respecto, el Senado de ese país debatirá pasado mañana un plan de préstamos de emergencia por 25.000 millones de dólares para la industria automotriz. En la Casa Blanca no existe acuerdo para ayudar a las terminales.

En Asia, las situaciones son bastante dispares. La economía de Hong Kong registró su segundo trimestre de contracción económica consecutivo, de julio a septiembre, lo que determina que entró en recesión. Además, su autoridad monetaria tuvo que inyectar 300 millones de dólares para mantener la cotización de la moneda local. En cambio, Japón se presenta como uno de los principales países que financie el nuevo fondo que creará el Banco Mundial. Las autoridades niponas invertirán 2000 millones de dólares para ayudar a recapitalizar bancos en pequeños mercados emergentes.

Compartir: 

Twitter
 

La inflación en el Viejo Continente cayó en octubre a su nivel más bajo de los últimos nueves meses debido a la crisis económica.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.