ECONOMíA › PROYECCIONES DEL GURú

Roubini pesimista

En octubre las ventas minoristas en Estados Unidos cayeron 2,8 por ciento en relación con septiembre y 4,1 por ciento contra octubre del año pasado. El consumo representa casi tres cuartas partes del PIB norteamericano y para el economista Nouriel Roubini esta nueva contracción en los niveles de ventas, la cuarta consecutiva, confirma que la economía de su país “ha entrado en la peor recesión guiada por consumo en décadas”.

De continuar esta tendencia, el profesor de la escuela de negocios Stern estima que el producto podría caer un 5 por ciento, o más, en el último trimestre del año. Desde su blog del Global EconoMonitor (www.rgemonitor.com/blog/roubini), Roubini señala algunas razones que reducirán de manera sustancial el gasto de los hogares en los próximos años y afirma que la caída será sostenida ya que todas las variables que lo determinan están declinando de manera persistente.

- Los salarios reales y los ingresos reales se estancaron en los últimos años a medida que aumentó la de-sigualdad en la distribución de la riqueza. Ahora con el PIB y los ingresos reales en caída el consumo real sufrirá un pronunciado descenso.

- La carga de deuda sobre los consumidores es muy grande. La deuda en relación con el ingreso disponible (después de pagar impuestos) subió del 70 por ciento a comienzos de los noventa hasta 140 por ciento en 2008. Además, el peso del servicio de deuda también es alto.

- La contracción del crédito está empeorando y está expandiéndose de las hipotecas subprime a los segmentos de menor riesgo, pero también está alcanzando a las tarjetas de crédito, los préstamos para autos y los créditos estudiantiles.

- El nivel de empleo cayó 10 meses seguidos y la tasa que mide la pérdida de puestos de trabajo se está acelerando. En la recesión de 2001, que fue corta y poco profunda, la destrucción de empleos llegó a 5 millones y se extendió hasta agosto de 2003. En este ciclo los puestos de trabajo que desaparecieron fueron “solo” un millón a medida que las condiciones del mercado laboral empeoran. Pérdidas masivas de empleo y las preocupaciones por la estabilidad contraerán aún más el consumo.

- Uno sólo puede desear que la contracción del consumo y el ahorro no sea abrupto. La actual recesión podría terminar siendo tres veces más profunda y extensa que la vivida luego de la Segunda Guerra Mundial.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Roubini pesimista
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.