ECONOMíA › FINANCIAMIENTO, REDUCCION DE RETENCIONES AL TRIGO Y MAIZ E INCENTIVO A LA PRODUCCION

El campo también recibió su paquete

 Por Sebastián Premici

El sector agropecuario no quedó excluido de los anuncios realizados ayer por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Informó que el sector se beneficiará con 1700 millones de pesos destinados a la prefinanciación de exportaciones y capital de trabajo para las economías regionales. Desde el Ministerio de la Producción señalaron a Página/12 que los créditos se otorgarán analizando cada proyecto en particular y de la manera “más ágil posible”. También se decidió la baja en cinco puntos de las retenciones para el trigo y el maíz y se anunciaron los planes Maíz Plus y Trigo Plus, mediante los cuales el Gobierno pretende que por cada millón de toneladas que se aumente de producción, se baje un punto en las retenciones. Desde el Ejecutivo estimaron que en 2009 se producirán cinco millones más de toneladas de maíz, por lo que los derechos de exportación bajarían otros cinco puntos. También hubo anuncios para la ganadería. Frente a esas medidas, la Mesa de Enlace se mostró otra vez dividida (ver aparte).

La idea del Ejecutivo es analizar cada proyecto en particular y en función de su potencial productivo otorgar los beneficios económicos. Esto correrá tanto para los rubros industriales como los agropecuarios. “Nadie piensa en prefinanciar la exportación de una gran cerealera multinacional. Los 1700 millones de pesos se destinarán a las economías regionales (arándanos, frutillas, cebollas, ajo). Es decir, todas aquellas actividades vinculadas con el sector exportador que no representan grandes concentraciones de capital y permiten sostener los niveles de empleo”, señaló Cristina Fernández de Kirchner.

A partir de hoy, la flamante ministra de la Producción, Débora Giorgi, comenzará a delinear la operatoria para la entrega de los créditos para prefinanciación de exportaciones o compra de bie-nes de capital para los empresarios del campo. El objetivo de la funcionaria será aplicar un esquema similar al que estaba llevando adelante en la provincia de Buenos Aires. “Con los créditos Fuerza Productiva impulsados en la provincia, cada exportador iba al Banco Provincia, la entidad analizaba los números y si estaba todo bien se iba al ministerio para terminar de cerrar la propuesta productiva”, explicaron a este diario fuentes cercanas a la ministra. “Giorgi quiere que las empresas vayan rápido a los bancos y que sea todo lo más ágil posible”, agregaron desde el ministerio.

Otro de los anuncios realizados por la Presidenta fue la reducción de las alícuotas de retenciones para el trigo y el maíz en cinco puntos porcentuales. El trigo pasará a tener una retención del 23 por ciento, mientras que la del maíz será del 20 por ciento. “Esto será un aliciente para los que exportan y también para el sostenimiento de nuestro mercado interno”, afirmó la Presidenta.

Desde el Gobierno remarcaron a este diario que esta baja de retenciones “busca desincentivar la producción de la soja en tiempos en que se está realizando la segunda cosecha de maíz”. La reducción de las alícuotas de los cereales fue criticada por la Federación Agraria, la Sociedad Rural y Confederaciones Rurales.

El otro anuncio relacionado con los cereales fue bautizado como Maíz Plus y Trigo Plus (replicando los proyectos para petróleo y gas de los que se informó hace un par de semanas). Ambos planes buscan aumentar la producción. Según explicó Cristina Fernández de Kirchner, por cada millón de toneladas que se aumente, bajarán las retenciones en un punto. Para ello se tomarán los promedios anuales de producción.

El Gobierno fijó para el trigo un promedio anual de 13 millones de toneladas (la cosecha 2006/2007 fue de 16 millones pero para este año se proyecta una cosecha de casi 11 millones) y para el maíz el promedio se estableció en 15 millones. Fuentes de la Casa Rosada estimaron que para el año que viene se producirán cinco millones más de toneladas de maíz por encima del promedio, lo que representará cinco puntos menos de retenciones.

En el caso de la industria lechera, la Presidenta señaló que pondrá en marcha un convenio entre los tambos y los grandes frigoríficos para el engorde del ternero overo (el hijo macho de la vaca lechera). “Siempre dicen que ese animal no sirve y nos están reclamando una política para el ternero overo. Con estos planes de incentivos buscamos incrementar 600.000 cabezas más por año para potenciar la cadena de carne en el país”, indicó la Presidenta. Desde el Ejecutivo indicaron a Página/12 que también se están estudiando algunos anuncios relacionados con el consumo y con los niveles de faena, que serán anunciados más adelante.

Compartir: 

Twitter
 

Hugo Luis Biolcati brindando con Guillermo Alchouron, actual y ex titular de la Sociedad Rural.
Imagen: DyN
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.