ECONOMíA › SIGUEN LOS INDICADORES NEGATIVOS DE LA ECONOMíA REAL DE LAS POTENCIAS MUNDIALES

Papá Noel trae de regalo recesión

La economía de Estados Unidos registró un tercer trimestre con una caída del PIB de 0,5 por ciento y adelanta un último peor. El gigante de las tarjetas de crédito American Express recibirá 3390 millones de dólares en una inyección de capital del Tesoro.

La recesión ya se ha instalado en Estados Unidos, Gran Bretaña se acerca a ella y la crisis mundial podría llevar a otra Gran Depresión, advirtió el FMI, en una jornada en la que las bolsas mundiales cayeron luego de los datos del PIB estadounidense, que pronostican una fría Navidad. La Casa Blanca advirtió que luego de un tercer trimestre en el que el producto interno bruto descendió 0,5 por ciento en ritmo anual, el “cuarto trimestre, ya sabemos que será mucho más débil debido a la crisis del crédito, la parálisis del crédito y la congelación de los mercados, ocasionados por turbulencias en los mercados financieros”.

La venta de viviendas nuevas en Estados Unidos descendió en noviembre 2,9 por ciento en relación a octubre, a su menor nivel desde enero de 1991. El gigante de las tarjetas de crédito American Express recibirá 3390 millones de dólares en una inyección de capital del Tesoro estadounidense, como parte del plan de rescate de emergencia para el sector financiero. La Bolsa de Nueva York terminó en baja, en un mercado poco activo y sin convicción, al aproximarse las fiestas de fin de año: el Dow Jones perdió 1,2 por ciento y el Nasdaq 0,7. Las plazas latinoamericanas también cerraron en baja: la bolsa de San Pablo perdió 3,1 por ciento, Buenos Aires 0,7 y Bogotá 0,6.

La economía británica se contrajo 0,6 por ciento en el tercer trimestre del año con respecto al trimestre anterior, según una revisión divulgada ayer que aumenta en 0,1 punto porcentual el retroceso calculado anteriormente. Gran Bretaña entrará oficialmente en recesión si la economía se contrae nuevamente en el cuarto trimestre, tras el crecimiento nulo registrado en el segundo trimestre de 2008. La noticia hundió a la libra esterlina por debajo de 1,06 euro, acercándose al mínimo record de 1,0463 alcanzado la semana pasada. Los operadores apuestan por más recortes de las tasas de interés del Banco de Inglaterra. El dólar también retrocedió frente al euro y el yen.

La economía española, por su lado, golpeada por la crisis financiera internacional y el estallido de la burbuja inmobiliaria, ya entró en recesión en el último trimestre, según informes internos del Ministerio de Economía. La economía danesa se contrajo 0,4 por ciento en el tercer trimestre y la holandesa mostró un crecimiento cero, según datos oficiales. Olivier Blanchard, economista jefe del Fondo Monetario Internacional, advirtió que los gobiernos deben adoptar más medidas para estimular la demanda y hacer recuperar la confianza de los consumidores, si el mundo quiere evitar una segunda Gran Depresión como la de los años ‘30. “Es imperativo contener esta pérdida de confianza para reactivar el consumo de los hogares, si queremos impedir que esta recesión se convierta en una Gran Depresión”, dijo Blanchard en una entrevista con el diario francés Le Monde.

Nuevos datos publicados en Francia ofrecieron algo de respiro, mostrando que el consumo de bienes manufacturados de los hogares –un indicador clave– subió 0,3 por ciento el mes pasado tras hundirse en octubre. “Es un primer pequeño regalo de Navidad para la economía francesa”, estimó Alexander Law, economista del centro de investigación Xerfi en París. Pero en Italia las ventas minoristas cayeron un 0,3 por ciento en octubre.

La desocupación, entre tanto, sigue avanzando. En España, la oficina de estudios económicos de la asociación de cajas de ahorro (Funcas) prevé una tasa de desempleo de 15,9 por ciento en 2009, que llegará al 18 por ciento en 2010, frente a un 11,3 en el tercer trimestre de 2008. El Banco Central Europeo (BCE) difundió algunos datos positivos antes de la Navidad, que muestran que el déficit de cuenta corriente de la zona euro se redujo a 6400 millones de euros (9000 millones de dólares) en octubre, contra 8800 millones de euros en septiembre. El presidente del BCE, JeanClaude Trichet, consideró que no servía de nada buscar “chivos expiatorios” de la crisis porque hay que “corregir” todo el sistema. Las bolsas europeas en su mayoría cerraron en baja, luego de los datos negativos sobre el crecimiento económico de Estados Unidos en el tercer trimestre. La Bolsa de Francfort bajó 0,2 por ciento, Londres subió 0,2, mientras París descendió 0,7 y Madrid perdió 0,3. La mayoría de las bolsas asiáticas terminó en baja: Hong Kong perdió un 2,8 por ciento y Shanghai se hundió un 4,6 luego del recorte de las tasas de interés de China. La Bolsa de Tokio estuvo cerrada por feriado.

Los precios del petróleo terminaron en baja en Nueva York y Londres, en un mercado poco animado, donde los inversores mantienen sus dudas sobre los efectos de la reducción de la producción por parte de la OPEP en la demanda de crudo. El West Texas terminó en 38,98 dólares, y en Londres, el barril de Brent terminó en baja de 1,09 dólar a 40,36 dólares. “El mercado está en caída libre”, estimó Mark Pervan, del banco ANZ en Merlbourne, quien estimó que el repliegue de las cotizaciones reflejaba una baja general de la demanda.

Compartir: 

Twitter
 

El Dow Jones perdió 1,2 por ciento y el Nasdaq 0,7 en la rueda de ayer.
Imagen: AFP
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.