ECONOMIA › MAñANA SE PONE EN MARCHA LA PRIMERA ETAPA DEL SISTEMA UNICO DE BOLETO ELECTRONICO

Tarjeta todo transporte a la vista

El testeo de las máquinas lectoras de las tarjetas todo transporte comenzará en seis líneas de colectivos, dos líneas de trenes y el subte a partir de mañana. Comienza el reparto de 50 mil tarjetas SUBE en territorio porteño.

 Por Sebastián Premici

A partir de mañana se pondrá en funcionamiento el Sistema Unico de Boleto Electrónico (SUBE). Si bien todavía no se adjudicaron todas las licitaciones, la Secretaría de Transporte y Nación Servicios comenzarán a testear el sistema con las máquinas ya instaladas en las líneas de colectivo número 5, 8, 50 y 21 de la empresa Dota, la 61 y 62 del Grupo Plaza, el Ferrocarril Urquiza (Grupo Roggio) y el Belgrano Norte (Ferrovías). Además, se sumarán al sistema las tarjetas Monedero (también del Grupo Roggio). En total, serán 2.050.000 usuarios beneficiados con el SUBE, que podrán utilizar la misma tarjeta para todos los transportes. El clearing bancario será realizado por Metronec, la empresa del Grupo Roggio que opera el sistema Monedero, hasta tanto se licite el sistema de back-office. Según señalaron a Página/12 desde la Secretaría de Transporte, el proceso de apertura de las licitaciones concluirá a finales de julio y no el 22 de este mes, como se había manifestado en un principio.

La Secretaría de Transporte y Nación Servicios comenzarán a repartir 50.000 tarjetas SUBE en diversos puntos de la ciudad de Buenos Aires –Estación Retiro, Constitución, Once, y las intersecciones Cabildo y Juramento / Florida y Diagonal Norte. Será desde mañana hasta el sábado 27 de junio–. Luego de la primera tanda de plásticos, se continuará el proceso a través de las bocas de expendio del Correo Argentino, OCA y Andreani, con el objetivo de llegar a las 5 millones de emisiones, con 25.000 puestos de recargas. La compañía que ganó la licitación para proveer las tarjetas fue GyD.

El proyecto SUBE contempla cinco licitaciones para este año, por un total de 80 millones de dólares. La más importante es para la provisión de las 10.000 máquinas validadoras que se instalarán en los colectivos (53 millones de dólares). A mediados de mayo, Ricardo Jaime –secretario de Transporte– había afirmado que el SUBE sería compatible con las máquinas ya instaladas en diferentes líneas de colectivos y ferrocarriles. Esas compañías de transporte aludidas por el funcionario son Metrovías, el Ferrocarril Belgrano Norte y el Grupo Plaza, que utiliza la tecnología de Siemens. Es decir, las mismas empresas que darán el puntapié inicial al proyecto a partir de este fin de semana.

Otro dato no menor: las compañías que harán la prueba piloto forman parte también de la UTE (Siemens, Roggio e Indra), que está compitiendo con Telecom para la provisión de las 10.000 máquinas. “Da la sensación de que la empresa de telecomunicaciones se presentó para dejar el camino a las tres grandes”, señaló a este diario un ex director de Telecom y actual dirigente empresarial.

La semana próxima se abrirán nuevos pliegos. La fecha para la culminación de las licitaciones estuvo en el centro de la escena desde el lanzamiento mismo del proyecto. La última mención sobre los plazos estuvo en boca de Jaime, quien había dicho que para el 22 de este mes se abrirían “todas las licitaciones”. Ahora, el nuevo plazo es para finales de julio. Sin embargo, el Gobierno anunció la puesta en funcionamiento del SUBE, con la utilización de las máquinas ya instaladas, pero adaptadas a la nueva tecnología. Desde el área técnica de Nación Servicios indicaron a Página/12 que los costos para reutilizar las máquinas existentes en los colectivos rondarían los 2000 dólares por unidad.

Una de las claves para el funcionamiento del SUBE está en el sistema de clearing bancario, que será llevado adelante por el Banco Nación. De este sistema depende que cada empresa de transporte reciba con 24 horas de diferencia el dinero por los pasajes vendidos y utilizados.

Hasta tanto no se termine la licitación, el encargado del clearing será Metronec, del Grupo Roggio. A partir de los fondos que recibe diariamente Monedero, el Grupo Roggio y el Grupo IRSA montaron un sistema financiero destinado a proveer las tarjetas de crédito Tarshop.

Compartir: 

Twitter
 

Las tarjetas Monedero se sumarán al sistema, que incorpora inicialmente a dos millones de usuarios.
Imagen: Leandro Teysseire
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.