ECONOMíA › EL MERVAL SUBIó AYER 1 POR CIENTO Y EN LO QUE VA DEL AñO EL VALOR PROMEDIO DE LAS ACCIONES SE DUPLICó

La Bolsa vive su primavera luego de la crisis

Tenaris y Petrobras encabezaron la escalada. La suba estuvo en línea con Wall Street y San Pablo, que también alcanzaron sus máximos en más de un año. Los títulos de la deuda finalizaron con recortes pero el saldo de la semana los ubicó como la mejor inversión local.

La Bolsa porteña cerró la semana con una importante ganancias en bonos y acciones locales. Ayer el Merval ganó un 1 por ciento y en la semana un 7,2. Ese desempeño le permitió al índice bursátil estrella alcanzar una recuperación acumulada en el año del ciento por ciento. La suba estuvo en línea con las plazas de Wall Street y San Pablo, que también se ubicaron en sus máximos en más de un año (ver aparte). Si bien el panel se vio ampliado este mes, el alza estuvo impulsada principalmente por papeles de empresas vinculadas a la exportación de materias primas. Tenaris y Petrobras encabezaron la escalada. Los títulos de la deuda finalizaron ayer con leves recortes pero el saldo de la semana los ubicó como la mejor inversión del mercado local. El dólar transitó sin modificaciones en su cotización y al público permaneció en 3,85 pesos para la venta.

Fue una semana positiva en cuanto a desempeño bursátil, aun sin noticias que justificaran ese recorrido. La posibilidad creciente de acordar con el Fondo Monetario y los avances en la negociación con los bonistas que quedaron afuera del canje de deuda y con el Club de París impulsó a los principales papeles locales.

La expectativa llevó a los títulos a sus mejores valores en lo que va del año. En el sector de los bonos la tendencia ayer no fue del todo precisa por los arbitrajes previos a un fin de semana largo. Muchos aprovecharon para tomar ganancias y quedarse con la liquidez hasta que abra nuevamente el mercado. Los bonos en pesos Descuento, Par y Bogar 2018 fueron los que tuvieron la mejor performance. En promedio, lograron mejoras de hasta dos dígitos.

Como correlato, el riesgo país de la deuda argentina alcanzó sus mínimos de los últimos trece meses. El indicador, que elabora el J. P. Morgan y mide la brecha de tasas entre los papeles locales y sus equivalentes en Estados Unidos (considerados libres de riesgo), se ubicó en 690 puntos.

El optimismo contagió además a los activos bursátiles del sector privado local. Sobre el final la demanda por estos papeles fue más selectiva. Sin embargo, en la semana la suba fue generalizada. Las acciones de empresas vinculadas con la actividad petrolera mostraron importantes mejoras, gracias a la recuperación del valor del barril de crudo. Los bancos, por su parte, se beneficiaron de sus tenencias en títulos públicos y también ayudaron a traccionar la mejora del panel. El Merval logró entonces cerrar en 2169 puntos. El indicador acumula en el mes una ganancia de 4,5 por ciento y de 100,9 por ciento en lo que va de este año. Asimismo, se posicionó a 182 unidades del cierre más alto de su historia.

Por otro lado, los papeles de Pampa Energía debutaron ayer en Nueva York con un precio inicial de 13,10 dólares. Es el primer ingreso de una empresa argentina desde abril de 2007, cuando lo hizo la distribuidora de energía Edenor, compañía del mismo grupo. La sociedad controlada por el holding argentino Dolphin posee el 53 por ciento de la distribuidora Edenor, controla la mitad de Transener y opera además las centrales Nihuiles y Diamante, en Mendoza; Loma de la Lata, en Neuquén; Güemes, en Salta; y Piedrabuena, en Bahía Blanca (ver aparte).

En la plaza cambiaria el dólar operó toda la semana presionado a la baja por la venta de exportadores y privados. Esto le permitió al Banco Central seguir acumulando reservas. El stock ayer se ubicó en 45.521 millones de dólares. De esta manera, el Central logró incorporar a sus reservas en la primeros días del mes más de 200 millones de dólares. A pesar de las compras de la autoridad monetaria, el billete verde cedió algunas posiciones en el segmento mayorista. Sucede que bancos e inversores institucionales iniciaron un proceso de desdolarización de sus carteras para adquirir bonos y acciones locales.

Al público, el dólar no ofreció oportunidades y cerró sin cambios, según el promedio de las pizarras del microcentro, a 3,85 pesos. En esa línea se movieron los precios de los contratos a futuro, donde la posición a fin de año se ubicó en 3,88 pesos, lejos de los 4,50 pesos que algunos gurúes habían vaticinado previo a las elecciones del 28 de junio. El euro cerró en 5,71 pesos, con un retroceso de un centavo.

Compartir: 

Twitter
 

Sólo esta última semana las acciones treparon 7,2 por ciento.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.