ECONOMíA › LAS COMPRAS OFICIALES LLEVARON LA DIVISA A 3,84

El Central hizo revivir al dólar

 Por Cristian Carrillo

El mercado respondió al cambio de estrategia del Banco Central y el dólar avanzó ayer tres centavos, a 3,84 pesos para la venta. Hasta las elecciones de junio la expectativa de la plaza sobre el dólar era al alza. Sin embargo, durante la última parte del año esa posibilidad quedó sin asidero, y ahora la tendencia es hacia la apreciación del peso. Frente a eso, el Central decidió intervenir en los mercados de futuros para evitar que la divisa siguiera bajando. Lo hizo de manera agresiva, comprando dólares a futuro por hasta un 15 por ciento por encima de la cotización mayorista. En el segmento mayorista la suba fue también de tres centavos.

Tal como viene haciendo en los últimos tiempos, la intención del Central es dar volatilidad a la cotización del dólar para evitar cualquier especulación con la divisa. Producto de la crisis financiera internacional, se tejieron variadas especulaciones sobre el rumbo del dólar. Eso recrudeció antes de las elecciones del 28 de junio, cuando dirigentes de la oposición y economistas de la city auguraban una megadevaluación. Eso provocó una sangría de depósitos que se volcó a la compra de dólares y el Central utilizó como herramienta una doble intervención: vendía divisas de contado y ofrecía el dólar a futuro casi al mismo valor del spot.

En ese momento la idea era desalentar la tenencia de dólares mediante la cobertura a futuro, dado que los bancos se aseguraban el precio y utilizaban los pesos para hacer sus negocios. Ahora la posibilidad de una escalada del dólar de-sapareció para los gurúes de la city y, en cambio, el Central busca dar señales de que no se desplomará la cotización. La entidad que preside Redrado salió en un primer momento a comprar el exceso de oferta proveniente de la liquidación de los exportadores de granos. La intervención se acrecentó este mes debido a que el Nación liquidó los dólares de colocaciones de las AFJP en activos en el exterior.

No obstante, esta estrategia debió ser reforzada en el mercado a término de dólares. El Central comenzó hace quince días a comprar contratos a futuro de corto plazo –fines de diciembre, enero y febrero– sobre el inicio de la rueda. Los valores que convalidó el organismo fueron en general hasta un 15 por ciento arriba del spot, aunque los precios continúan rezagados. Para el cierre de este año el dólar cerró en 3,805 pesos y para fines de enero y febrero concluyó en 3,85 y 3,89 pesos respectivamente. Sin embargo, tuvo efecto en el contado. El dólar mayorista y al público se apreciaron tres centavos. En el promedio de las agencias y casas de cambio, la divisa estadounidense se ofreció en 3,84 pesos, mientras que el euro se remarcó cuatro centavos, hasta los 5,57 para la venta.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.