SOCIEDAD › HOY SE CUMPLEN CINCO AñOS DE LA TRAGEDIA

Cromañón, parte dos

Este año, Casación se pronunciará sobre las apelaciones a las condenas absoluciones. Pero además comienza el juicio contra Juan Carlos López y Rafael Levy, el dueño del local.

 Por Raúl Kollmann

2010 será el año en que la Cámara de Casación confirmará o revocará el fallo de condenas y absoluciones del caso Cromañón, la tragedia de la que hoy se cumplen cinco años. En la Sala II, que actuó hasta ahora en ese expediente, se jubiló Guillermo Tragant, pero el tribunal sigue integrado por Eduardo Righi y Angela Ledesma. El antecedente de la Sala II es que confirmó un duro fallo anterior del mismo Tribunal Oral que actúa en el caso Cromañón: las condenas a cuatro años de prisión de dos oficiales del cuerpo de Bomberos de la Policía Federal a los que consideró involucrados en maniobras con los certificados de habilitación. En esta oportunidad, la Sala II debe pronunciarse sobre penas mucho más altas, como las que correspondieron a Omar Chabán, Diego Argañaraz y el subcomisario Carlos Díaz. Además, cambia la composición del Tribunal porque Tragant ya se fue y también Righi pidió la jubilación. En cualquier caso, ninguno de los imputados irá todavía a prisión. Recién cuando la Corte se pronuncie –como ocurrió con uno de los bomberos– deberán cumplirse las condenas. Es muy probable que en 2010 haya un segundo juicio por el caso Cromañón contra funcionarios públicos –el más notorio es el ex secretario de Seguridad Juan Carlos López– y contra el dueño del local, Rafael Levy.

El Tribunal Oral Nº 24 –integrado por Marcelo Alvero, María Cecilia Maiza y Raúl Llanos– condenó a Omar Chabán a 20 años de prisión, a Diego Argañaraz, manager del grupo Callejeros, a 18 años, y al subcomisario Carlos Díaz también a 18 años como responsables del delito de incendio doloso, que provocó la muerte de 194 personas. Hubo condenas más bajas para los funcionarios públicos –dos años en suspenso– y resultaron absueltos los músicos de Callejeros.

Todo indica que la Casación se pronunciará en la segunda mitad del año. Se trata de un caso muy complejo y a ello se sumará que, casi seguro, tendrán que votar dos nuevos jueces, que no tuvieron acceso a todo lo ocurrido.

Querellantes y defensores no pueden hacer, por ahora, otra cosa que especular sobre los resultados de las apelaciones. Por las características que tiene la Sala II, no faltan quienes creen que ese tribunal podría rever el sobreseimiento de Pato Fontanet, el líder de Callejeros, porque consideran que tuvo el mismo grado de participación en la organización que Diego Argañaraz, el manager. Otros piensan que, efectivamente, tal vez haya condena para Fontanet pero que las penas serían más bajas para ambos. Debe tenerse en cuenta que la Sala II fue siguiendo todo el proceso del caso desde el principio y emitió fallos en varias ocasiones, por lo que no parece que vaya a alterar demasiado lo resuelto en el juicio oral.

La palabra final la tendrá la Corte Suprema de Justicia. El máximo tribunal es muy posible que realice un encuadre general del caso y trate un punto doctrinario central: la comisión de un delito por omisión. En el caso Cromañón, por ejemplo, Callejeros no hizo nada decisivo para provocar la muerte de las víctimas, pero omitió tomar las medidas para prevenir lo que sucedió. Para los jueces del Tribunal Oral, Diego Argañaraz mereció una condena tan alta porque era el responsable, el garante de que nada sucediera. Y por eso no hubo condena para el resto de los músicos. Hay juristas que consideran que la comisión por omisión es inconstitucional. De manera que ese tipo de planteos se dirimirán, en última instancia, en la Corte.

En el caso paralelo de los bomberos, el juicio fue en 2007 y la Corte se pronunció hace pocos meses. Se trató de un expediente mucho más sencillo. Es posible que para resolver definitivamente sobre Chabán, Callejeros y los policías, la Corte tarde varios años. Hasta ese momento, nadie deberá ir a prisión porque el fallo no estará firme.

Todo indica que en 2010 habrá un juicio Cromañón II. En primer lugar contra Juan Carlos López, ex secretario de Seguridad de la ciudad de Buenos Aires, el máximo funcionario imputado por homicidio culposo, lo que significa que le endilgan responsabilidad en las muertes. En forma paralela, también sería juzgado Rafael Levy, dueño del edificio donde funcionaba Cromañón. A Levy se lo acusa de ser co-organizador del recital, por tener un acuerdo con Chabán y también se le adjudica la responsabilidad –por estar supuestamente establecido en la habilitación– de que debía permanecer abierta la inmensa puerta de emergencia que hubiera permitido la evacuación de casi todo el público. Como se sabe, esa puerta estaba cerrada con candado, tenía un cartel luminoso que indicaba la “salida” y allí se apiñaron numerosas personas que murieron tratando de salir. También estaría en el juicio Cromañón II el comisario Gabriel Seval, de la Comisaría 7ª, a quien se acusa de haber cobrado coimas para que entrara más gente de la permitida aquella noche.

Compartir: 

Twitter
 

Chabán fue condenado a veinte años de prisión, pero no irá preso hasta que la sentencia quede firme.
Imagen: DyN
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.