ECONOMíA › DEMORA EN LA REVISION TARIFARIA DE LA ENERGIA ELECTRICA

Mal momento para subir la luz

 Por Cledis Candelaresi

La promesa oficial de fijar desde principios de año nuevos cuadros tarifarios para la energía eléctrica no se cumplió y la Revisión Tarifaria Integral, que hubiese habilitado ese reacomodamiento de precios, tendrá que esperar. Los empresarios del rubro apuestan a que el ministro de Planificación, Julio De Vido, acepte la propuesta que le presentaron, que consideran políticamente viable: aplicar incrementos paulatinos hasta duplicar en un máximo de dos años las tarifas domiciliarias. El modelo de gradualidad a imitar es el de los combustibles.

Después de la emergencia económica y los acuerdos de renegociación provisorios, la Revisión se vislumbró por el sector como el recurso para mejorar su ecuación económica. Ese esquema supone nuevos valores fijados para todos los usuarios en función de los costos reales, más una fórmula para ajustarlos en los próximos cinco años.

Pero la fecha de entrada en vigor de este esquema se modificó varias veces, tanto como los criterios para acordar esa revisión. Antes de fin de año, el secretario de Energía, Daniel Cameron, aseguró que en enero pasado se estrenarían los nuevos cuadros tarifarios para Edenor, Edesur y Edelap. Pero esa posición no es compartida por De Vido, que días pasados sentenció que “no hay en estudio ningún aumento en el precio de los servicios públicos”. Después de la adversa reacción que generaron en el invierno las boletas de luz y gas con subas importantes, lo que obligó al Gobierno a dar marcha atrás en forma provisoria, en Planificación prefieren demorar esa recomposición integral. Por ahora el Ente Nacional Regulador de la Electricidad sigue reclamando a las empresas que aporten más información sobre la estructura de costos, que actualizaron a fin del año pasado.

El titular de una de las empresas que abastece a Capital y el Gran Buenos Aires intentó quebrar la resistencia oficial con una propuesta que evita subas repentinas y pronunciadas. Según le sugirió a De Vido, las tarifas eléctricas podrían duplicarse en dos años a razón de tres subas periódicas de 10 pesos cada una. De ese modo, un consumo domiciliario bajo llegaría de 30 a 60 pesos mensuales. Ese ejecutivo tomó como referencia un acuerdo que el Gobierno suscribió con las refinadoras a la salida de la Convertibilidad, por el cual éstas congelarían las naftas por tres meses para aumentarlas luego 1 centavo todos los viernes. La misma modalidad que se utilizó en los últimos dos años para arrimarlas al equivalente de un dólar por litro.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.