ECONOMíA › LA OFERTA DE LOS BANCOS DE PRESTAR FONDOS FRESCOS, EN ESTUDIO

Sólo a una tasa conveniente

 Por Cristian Carrillo

A escasos días de que se lance el canje de deuda, en Economía siguen aún sin definir si aceptarán tomar los mil millones de dólares frescos que los inversores institucionales se comprometieron a suscribir. La tasa de interés que convalide el mercado por ese monto será el que incline finalmente la balanza. Los cálculos de la Secretaría de Finanzas revelan que por esta emisión hoy se estaría pagando una tasa en torno del 9,5 por ciento. “Estamos en el límite”, aseguró a este diario una alta fuente de esta cartera. Es por eso que no descartan que se rechace ese dinero adicional apostando a una futura emisión bajo un contexto de tasas más bajas a partir de un canje exitoso. Con ese mismo objetivo, Economía pretende, no bien concluya la operación, realizar un canje de Boden 2012 que en agosto paga capital por 2200 millones de pesos. Una alternativa que se baraja es cambiarlos por Global 2017, un bono que se ofrecerá por los intereses impagos desde 2005.

Mientras esperan las respuestas de los organismos reguladores de Estados Unidos, Italia, Japón y Luxemburgo, el equipo económico realiza la sintonía fina de la propuesta para los inversores minoristas. “Los reguladores tienen la propuesta general, lo que no implica que hasta último momento podamos hacer un ajuste o una mejora”, advirtió un colaborador del ministro de Economía, Amado Boudou. A grandes trazos, la propuesta incluye bonos Par, Descuento y cupones PIB para la reestructuración, y Global 2013 y 2017 –este último para los bancos– por los intereses atrasados desde 2005. Esta mejora se hará mediante un ajuste del paquete, pero siempre dentro de ese menú de instrumentos.

En el caso de inversores institucionales, que ostentan 10 mil millones de dólares en deuda argentina (la mitad del monto todavía en default), resta por ver si el Palacio de Hacienda tomará los mil millones que éstos suscribirán como condición para que se lleve adelante la operación. El grupo de bancos que presentó la propuesta y acompañará al Gobierno en el proceso (Barclays, Citi y Deutsche) aseguró al Estado argentino dinero fresco como uno de los atractivos para que se reabra el canje.

Durante las últimas semanas se especuló con que estos bancos habían dado marcha atrás en esa opción. Sin embargo, la decisión está hoy en manos del ministro Boudou. “Los mil millones eran una condición para que continuemos con la operación, pero eso no quiere decir que nos atemos a cualquier tasa. Todo va a depender del momento en que se tenga que poner precio. Tiene que ver sólo con Economía y no con los bancos”, explicó la fuente de Finanzas.

La situación se definirá al momento de reabrir el canje. Según estimaciones del equipo técnico que asesora al secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, la suscripción de ese monto implica convalidar una tasa de 9,45 por ciento. El valor surge de un cálculo entre los rinde actuales del Bonar X y el Bonar XV ajustado por lo que sería emitir esos bonos bajo legislación extranjera. Este es el corte límite al cual estarían dispuestos a endeudarse.

De todos modos, se trata de un monto de “escaso impacto en la estructura financiera del país”, de acuerdo con lo que explican. “Esos mil millones de dólares no cierren la brecha financiera. No son definitorios. Es lo que nos da la posibilidad de seguir manejando los tiempos nosotros y no el mercado”, agregó la fuente.

Por lo pronto, el tiempo para el canje está ahora en manos de los entes reguladores en los que se presentó la propuesta económica. Cálculos oficiales estiman que el lanzamiento oficial podría estar listo para el 14 de abril próximo. “Después de Semana Santa ya tendríamos que empezar a recibir las contestaciones de las comisiones de valores”, señalan. El próximo paso, según confirmaron, es realizar un canje de los Boden 2012 que tienen los institucionales. “Sería una complicación menos para este año”, agregan. El principal compromiso financiero del año es en agosto, cuando vencen 2200 millones de dólares de capital del Boden 2012. Este título nominado en dólares fue otorgado a los bancos durante la pesificación asimétrica y también lo recibieron los depositantes atrapados por el corralito y el corralón. La alternativa es ofrecer Global 2017, que tiene una tasa esperada de corte de 9,5 por ciento. “Si se despeja el vencimiento del Boden 2012, la política financiera tendrá un horizonte de mayor previsibilidad”, opinó la fuente de Finanzas.

El último tema que un canje exitoso podría saldar son los juicios contra el país que llevan adelante los fondos buitres. “Si la operación es buena mejora la perspectiva de que Griesa (Thomas, juez de Nueva York) sea menos permeable a las presentaciones de estos fondos”, manifestaron en Economía.

Compartir: 

Twitter
 

Hernán Lorenzino, secretario de Finanzas. Dinero caro, no.
Imagen: Martín Acosta
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.