DEPORTES › GABRIEL MILITO, EL OTRO ASTRO ARGENTINO DEL BARCELONA, SUEñA CON EL MUNDIAL

“No pierdo las esperanzas de jugarlo”

Las recurrentes lesiones en su rodilla derecha le restaron brillo a su campaña europea, pero, asentado en el mejor equipo del mundo, abraza la ilusión de ir a Sudáfrica, junto a su hermano Diego. Teléfono para Maradona, que no lo llama.

 Por Sebastián Fest

Desde Barcelona

El dice que nunca perdió las esperanzas, pero lo cierto es que durante el año y medio que estuvo parado, más de uno dio a Gabriel Milito por muerto como futbolista. Hoy, recuperado y feliz, se consolida como pieza importante del Barcelona y sueña con volar en dos meses a Sudáfrica para jugar el Mundial. “Nunca dudé de que iba a volver”, dijo el defensor durante una entrevista en Barcelona.

Milito, de 29 años, es un hombre respetado por sus compañeros, una de las voces fuertes en el vestuario. Pero también por su entrenador, Josep Guardiola, que destaca las “cualidades humanas y futbolísticas” del argentino, al que también quiere ver en Sudáfrica 2010.

“Me encantaría, porque uno a los jugadores les toma cariño, y más de donde viene Gaby. Ojalá, ojalá pueda ir, pero eso es cosa de Diego (Maradona)”, dijo el entrenador del equipo más brillante del mundo.

Las rodillas traicionaron a Milito en los últimos años. Dudas sobre la estabilidad de la rodilla derecha hicieron que el Real Madrid diera marcha atrás cuando estaba a punto de firmar, en 2003. Milito se fue al Zaragoza y brilló durante cuatro temporadas antes de recalar en el Barcelona y entonces, sí, conocer los límites de sus rodillas.

Jorge Valdano, responsable en 2003 de la decisión del Real Madrid, dijo en agosto de 2009 que “con el paso de los años aquel diagnóstico desgraciadamente se reveló como real”. Milito, por entonces, aún no había vuelto a jugar. “No entro en polémicas”, zanja. “Creo que la libertad de expresión no hay que quitársela a nadie. Todo el mundo tiene derecho a opinar. Yo simplemente trabajo día a día, intento jugar al fútbol lo mejor posible. Luego, el tiempo, como él dijo, dirá. Ha sido muy larga y bastante pesada toda la etapa de recuperación, más de lo que calculamos”, admite.

Milito dice no sentirse líder. “El único es nuestro entrenador, y tenemos también un capitán como Puyol, que también lo es; luego, gente de mucha experiencia.”

Pero en el Barcelona todos recuerdan la arenga de Milito a sus compañeros en Abu Dhabi antes de la final del Mundial de Clubes frente a Estudiantes. Se dice que algunos jugadores incluso lloraron antes de ingresar a esa final que les reportaría el sexto título en una temporada sin igual. Milito, fiel a sí mismo, le baja el perfil a la historia.

“Fue simplemente porque se trataba de un equipo argentino, de una final intercontinental que, siendo yo argentino, sé muy bien lo que significa para un jugador argentino, para un equipo argentino. Era transmitir mis sensaciones, nada más que eso. No nos podía pasar perder ese partido sólo porque Estudiantes deseara ganarlo más que nosotros.”

Y así fue: pese al esfuerzo de los argentinos, el Barcelona impuso sus deseos. Lo hizo con un impactante gol de pecho de Leo Messi, un gol que muchos argentinos no le perdonaron al mejor futbolista del mundo, gran amigo de Milito. “Yo lo festejé como loco, estaba con los suplentes y fui a festejarlo con mis compañeros. Sé que eso fue cuestionado también allá, pero allá se cuestionan cosas que no tienen demasiada lógica. Leo es el número uno, tendrá que aprender a convivir con eso. Duele un poco que sea en tu propio país, que tu propia gente te critique por cosas que no tienen sentido”, lamenta Milito.

“En Argentina tenemos que disfrutar de tener un jugador como Leo y valorar que lo tenemos. Hemos tenido uno en la historia que fue Diego, y ahora tenemos a Leo, que yo creo que va a ser el segundo. En lugar de criticar tanto tendríamos que disfrutarlo, sentir que es argentino, que es nuestro, y valorarlo mucho más de lo que se lo valora. Va a hacer un buen Mundial, porque creo que la Selección lo va a hacer.”

¿Será Milito también parte de esa Selección? El rostro del defensor se pone serio, elige con cuidado sus palabras. “Yo trato de disfrutar y de aprovechar los partidos que juego acá en Barcelona, hacerlo lo mejor que pueda, y de esa forma quizá tenga alguna chance de poder estar. Si no es así, no pasa absolutamente nada, sabiendo también que es muy difícil por los muy buenos jugadores que tiene Argentina.”

Pese a que en el Barcelona muchos responsables del club dan por hecho que Milito estará con Messi en el Mundial, la cosa no es tan clara, porque Maradona no contactó al defensor en su viaje a España. Milito ni siquiera recibió un llamado. “No, no. Nada, nada.”

El jugador no cree que la defensiva argentina de Maradona esté traicionando el gusto por la pelota de la albiceleste. “No creo que sea tan así, muchas veces hay un rival que juega y no siempre uno puede hacer lo que tiene la intención de hacer. Pero la identidad del fútbol argentino es la misma de siempre, aunque es cierto que hay un margen evidentemente de mejora y creo que eso lo vamos a ver en el Mundial.”

La amplia oferta de delanteros en un gran momento es un dato que Milito destaca en Argentina. Y entre ellos está su hermano, Diego. “Sería importante y muy agradable”, dice ante la posibilidad de compartir la Selección con su hermano. Pero evita entusiasmarse. “Soy consciente de que estuve mucho tiempo sin jugar, y eso a veces te quita posibilidades. No pierdo las esperanzas, pero tampoco me genero más expectativas de las que debo.”

Compartir: 

Twitter
 

“Trato de disfrutar de los partidos que juego en el Barcelona lo mejor que puedo.”
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.