ECONOMíA › EL MINISTERIO DE ECONOMíA AUMENTó AL DOBLE LA ESTIMACIóN DE CRECIMIENTO PARA ESTE AñO

De la crisis se sale al doble de velocidad

La proyección oficial de suba del PIB para este año pasó de 2,5 a 5,1 por ciento, según reveló el viceministro de Economía a Página/12. La asignación por hijo explica por lo menos un punto de esa mejora. La industria y el agro también crecerán fuerte.

 Por David Cufré

El Ministerio de Economía aumentó al doble la estimación oficial de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para este año. Del 2,5 por ciento que figura en la Ley de Presupuesto pasó a 5,1 puntos, según reveló a Página/12 el viceministro Roberto Feletti. La cifra está en línea con los pronósticos de la mayoría de las consultoras del sector privado, que rondan entre el 4 y el 6 por ciento. El funcionario explicó que la fuerte corrección se debe a que cuando se redactó la primera proyección la crisis internacional golpeaba con más fuerza en la economía local, en el segundo y tercer trimestres de 2009, y en ese momento no se podía arriesgar que la recuperación sería tan marcada. El despegue de la industria, con mejoras en casi todos los rubros, la expectativa de una cosecha record de soja, el empuje al consumo por la asignación por hijo y un buen desempeño en general de los distintos sectores –construcción, comercio y finanzas– justifican el optimismo para este año.

“La proyección de la Secretaría de Política Económica es de un crecimiento de 5,1 por ciento en 2010”, precisó Feletti, responsable de esa área encargada de elaborar la estimación. “La asignación por hijo suma por lo menos un punto”, agregó. El subsidio a la niñez moviliza la actividad comercial, en especial de pequeños negocios, y tracciona la producción de alimentos, indumentaria y calzado, entre los efectos principales. Cerca de 1,8 millón de familias está cobrando el beneficio, con un ingreso promedio de 284 pesos cada una. La Anses tiene previsto desembolsar 8450 millones de pesos en el programa a lo largo del año. Esto representa un 0,79 por ciento del PIB. La repercusión económica es significativa sobre todo en las provincias del norte, adonde la cobertura ronda entre el 32 y el 56 por ciento en Jujuy, Salta, Chaco, Santiago del Estero, Formosa y Tucumán.

Feletti reconoció que en el Gobierno existe “preocupación” por la suba de precios en la canasta básica de alimentos, que “va horadando la capacidad de consumo” de los sectores de ingresos fijos. “El aumento del precio de la carne explica el 80 por ciento del índice de inflación de febrero”, indicó. “En los últimos años trabajamos con mucha intensidad en la política de ingresos y ahora también estamos trabajando sobre la oferta para contener los precios”, afirmó. De todos modos, negó que existiera un proceso de aceleración de la inflación y recordó que el Gobierno interviene con subsidios a los consumos de electricidad, gas, transporte y ahora con la asignación por hijo.

La perspectiva de un año con un importante crecimiento económico es compartida por consultoras del sector privado y por cámaras empresarias. La Unión Industrial Argentina escribió en su último informe que la actividad fabril se moverá en una banda de entre 5,5 y 7,5 por ciento de suba. La incidencia del sector automotor en ese resultado será alta, pero la bonanza alcanzará a la mayoría de los rubros. Textiles, calzados, alimentos y siderurgia están atravesando una etapa de expansión. “Las pymes llegaron a un techo de producción en 2007 y después fueron más cautelosas a la hora de invertir. La situación patrimonial en general es sólida. Hay un buen piso para volver a crecer”, señalaron a este diario desde la UIA.

En esa cámara empresaria siempre están atentos a la cuestión cambiaria, aunque en este momento el dólar a 3,89 no genera tantas quejas. El viceministro de Economía dijo a este diario que el Gobierno “nunca recorrerá el camino nefasto del atraso cambiario” y negó que se planee utilizar la política cambiaria como un ancla frente a la inflación.

Consultoras privadas con distinta orientación coinciden en que la economía consolidará la expansión en los próximos trimestres. El Instituto Argentino de Análisis Fiscal, que conduce Nadín Argañaraz, estima un avance del 5 por ciento, mientras que el Estudio Bein & Asociados proyecta un aumento del 5,6, y Abeceb.com, a cargo del ex secretario de Industria Dante Sica, sostiene que el crecimiento se ubicará entre 5 y 6 por ciento. Todos remarcan que la recuperación será respecto de los bajos niveles de 2009 a causa de la crisis internacional.

Compartir: 

Twitter
 

El sector automotor encabezará la recuperación de la actividad fabril. La Unión Industrial anticipa una expansión de hasta 7,5 por ciento.
Imagen: EFE
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.