ECONOMíA › RIGE EL NUEVO PESO MINIMO DE FAENA DE ANIMALES VACUNOS EN 280 KILOS. SUBE A 300 EN MAYO

Más carne por cabeza de ganado

Se establece un cronograma para incrementar el peso mínimo de faena de ganado vacuno. La medida permitirá al productor obtener más carne por cada animal faenado, lo que facilitará satisfacer el incremento de la demanda. Quejas de cámaras patronales del campo.

 Por Cristian Carrillo

Comenzó ayer a regir el nuevo peso mínimo para faena de animales vacunos en 280 kilos, y a partir de mayo será de 300. Como era de prever, los dirigentes de las corporaciones ruralistas pusieron el grito en el cielo, pronosticando todos los males posibles: falta de carne, aumento de precios y, por supuesto, pérdidas económicas para los pequeños productores. El subsecretario de Ganadería, Alejandro Lotti, respondió a este diario que esos cuestionamientos son infundados, aunque reconoció que en los próximos 30 o 45 días puede haber problemas puntuales de escasez. No obstante, reiteró que no habrá nuevos movimientos de precios y que, a largo plazo, la medida permitirá al productor extraer hasta cien kilos de carne por cada animal faenado. También refutó la idea que se pretende instalar acerca de la calidad de la carne de animales pesados para el consumo. “La Cuota Hilton no proviene de animales livianos sino de novillos de entre 380 y 410 kilos”, ejemplificó.

La medida, publicada ayer en el Boletín Oficial, establece un cronograma para incrementar el peso mínimo de faena de ganado vacuno. El primer corte comenzó ayer en 280 kilos y establece uno nuevo en mayo de 300 kilos. La resolución está explicitada en términos de res y no de kilo vivo, con lo cual los pesos para el ganado en pie deberán ser mayores. “Significará un nuevo golpe a la cría vacuna, sector postergado por las políticas públicas”, criticó Mario Llambías, titular de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), a través de un comunicado. Por su parte, la Sociedad Rural Argentina (SRA) fue más allá y señaló que la aplicación del peso mínimo de faena para la hacienda “puede provocar una nueva escalada en el precio de la carne”.

“Es cierto que va a provocar, posiblemente, una pequeña retracción de la oferta durante un mes o mes y medio, pero lo que sí es seguro es que hacia adelante vamos a tener más carne”, respondió a este diario el subsecretario de Ganadería. Según explicó Lotti, el incrementó “de 30 o 40 kilos” en la faena comenzará a sentirse en la oferta “del segundo semestre de año”. El animal tiene una potencialidad de peso para la faena en 460 kilos, que representan 100 kilos más de carne por res. “Estamos tirando hoy esa carne”, manifestó el funcionario.

Entre los factores que explican el actual proceso de reducción paulatina del pesaje de los animales enviados “se encuentra indudablemente el proceso de agriculturización de los campos, que redujo la producción de hacienda, y la sequía”, explicó Lotti. Sin embargo, existen otros eslabones que propician esa tendencia. Sucede que las reses de menor porte son más fáciles de transportar en los camiones jaula y de conservar en los frigoríficos. “Pero, en definitiva, el peso bajo es el que realmente atenta contra el sector”, agregó Lotti.

A partir de esos factores, la etapa que más se vio reprimida es la recría de ganado, sobre todo por la pérdida de superficie, y el ingreso a los feedlots (engorde a corral) comenzó a hacerse cada vez con un menor kilaje. Históricamente, los productores ingresaban los animales con 340 kilos para sumarles los últimos 80 kilos, mientras que actualmente se los lleva con 160 y se los engorda hasta 260. “Esto permite girar la producción tres o cuatro veces en el año, pero el negocio para el país es producir mayor cantidad de carne”, apuntó el subsecretario.

Otro de los vaticinios de la dirigencia agropecuaria fue una “nueva escalada en el precio de la carne”. “No creo que haya otra suba. El mercado está siendo bien abastecido y los precios se estabilizaron. Además, cuando empiece el frío, por no haber pasturas se acrecienta la liquidación de animales”, pronosticó Lotti. El funcionario consideró que la resolución implicará para el productor 45 o 50 días más en los feedlots o entre 60 y 70 en los campos para cumplir con los pesos establecidos. No obstante, reconoció que el sector requerirá modernizar los sistemas de producción y volver a establecer la etapa de recría. “Se necesita inversión en términos económicos y en conocimiento; y el momento oportuno es éste, porque hay un valor previsible para la hacienda”, afirmó el subsecretario.

Por último, sendos comunicados de CRA y SRA advierten sobre la situación de los criadores afectados por la sequía. Las entidades reiteraron que esperan “respuestas más abarcativas para el sector”. “La sequía dejó heridos y por eso la medida les serviría a los que tuvieron mayor impacto a recuperar su estructura productiva”, contestó Lotti. El subsecretario enumeró algunos de los planes que el Ministerio de Agricultura, que conduce Julián Domínguez, puso en marcha. “Tenemos el plan federal de ganado y carne, a través del cual esta cartera subvenciona hasta seis puntos la tasa de interés de los préstamos que ofrece el Banco Provincia y Nación, para lo cual hay 600 millones de pesos disponibles”, reseñó. Por último, Lotti desestimó, calificándola de “visión apocalíptica”, la posibilidad de que se requiera importar carne.

Compartir: 

Twitter
 

“No creo que haya otra suba. El mercado está bien abastecido”, afirmó el titular de Ganadería, Alejandro Lotti.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.