ECONOMíA › ENTREVISTA A GUSTAVO MARANGONI, DIRECTOR DEL BANCO PROVINCIA Y HOMBRE DE CONFIANZA DE SCIOLI

“El Fondea beneficia a las provincias”

El funcionario respaldó el uso de las reservas para pagar deuda y para mantener políticas sociales. Además, aseguró que la economía bonaerense se encuentra sólida fiscal y financieramente y estimó para este año un crecimiento superior al promedio nacional.

 Por Cristian Carrillo

El director del Banco Provincia, Gustavo Marangoni, aseguró que la economía bonaerense se encuentra sólida tanto desde lo fiscal como lo financiero y estimó para este año un desempeño incluso superior al promedio nacional, el cual ubicó por encima del 5 por ciento. En este caso, la provincia de Buenos Aires se verá beneficiada por una campaña record del complejo agroalimentario, tanto por las cantidades producidas como por los precios internacionales. También traccionará el crecimiento provincial del sector automotor, la recuperación de los destinos a los que exportan las empresas bonaerenses, entre las que se cuentan Chile, Brasil y China, y las economías regionales. En diálogo con Página/12, Marangoni, hombre de extrema confianza del gobernador bonaerense Daniel Scioli, respaldó además el uso de las reservas para pagar deuda y para mantener políticas sociales. “La creación de ese fondo la vemos como una medida que va a permitir continuar con este camino de desendeudamiento y bajar la tasa, y eso también beneficia a las provincias”, afirmó.

–Desde el gobierno nacional se insiste en las ventajas del desendeudamiento del país para las provincias. ¿Les llega tan directamente ese impacto?

–El gobierno de la provincia está trabajando integradamente con el gobierno nacional y se ha visto beneficiado por la políticas implementadas de desendeudamiento. Cuando se habla de eso siempre se hace a nivel nacional, pero también las provincias estaban endeudadas en los últimos años. En el 2002 el endeudamiento de la Provincia representaba el 27 por ciento del PIB y actualmente es del 11 por ciento. En los dos años de gestión del gobernador Daniel Scioli teníamos una deuda que representaba un presupuesto y medio de la Provincia y hoy se redujo a un presupuesto. Eso es posible porque hubo políticas macroeconómicas, fiscales y monetarias a nivel nacional que dieron las condiciones para que pueda suceder.

–¿Está de acuerdo, entonces, con la creación del Fondea?

–La creación de ese fondo la vemos como una medida que va a permitir continuar con este camino de desendeudamiento. No sólo va a dar certidumbre a los acreedores, sino también se va a reflejar en un descenso de las tasas de interés. Esto es bueno para el país y para la provincia, ya que la provincia de Buenos Aires representa el 35 por ciento del PIB del país. Sin duda, todo lo que favorezca el crédito y dé mayores certezas a la economía es bienvenido.

–Pero hay varios gobernadores que rechazan el uso de las reservas.

–Al establecerse los fondos de libre de disponibilidad, que están actualmente en el orden de los 18 mil millones de dólares, una vez que se cubre toda la base monetaria se abre un debate muy interesante desde el punto de vista de la acción económica: el rol que juega un banco central. Es importante contar con una entidad monetaria sólida y fuerte, pero también es bueno considerar que esa porción de las reservas tiene que estar al servicio del crecimiento y el desarrollo de la economía, con medidas anticíclicas como las que permitieron al país en los últimos años mantener el empleo.

–Todavía se discute si deben usarse las reservas para pagar deuda o para políticas sociales.

–En los últimos años se tomaron medidas económicas que fueron relegadas por mucho tiempo en la Argentina. Eso está más allá de la discusión de derecha, centro, centro-derecha o izquierda en el país. Una economía hipotecada por la deuda no es compatible con la realidad de un país. Durante mucho tiempo, muchos sectores de la oposición reclamaron medidas universales, principalmente focalizadas a la juventud, y ahora tenemos la asignación universal por hijo. Eso se pudo hacer como consecuencia de haber cambiado el sistema de jubilaciones y pensiones de como fue concebido en los ’90. Todos esos fondos son volcados ahora al consumo y la inversión en el país.

–¿Ve algún cambio en la concepción del Estado a partir de la crisis internacional?

–Tenemos que rescatar el aprendizaje que nos dejó la crisis para prevenir nuevas formaciones de burbujas. Para eso es necesario un Estado presente donde deben aún saldarse deudas pendientes sociales. A comienzos de 2009, desde el Banco Provincia, comenzamos a otorgar préstamos con fondos de la Anses para inversión de capital para el campo y la industria, para los servicios y el consumo. Esos fondos que antes eran manejados por las AFJP con criterios diferentes, ahora están plenamente en el sistema productivo.

–¿Cuáles son sus pronósticos económicos para este año?

–El crecimiento del Producto de este año lo ubicamos en por lo menos el 5 por ciento a nivel nacional. La provincia de Buenos Aires va estar incluso por encima de ese promedio. Primero porque la cosecha 2009-2010 en el orden provincial está en un 37 por ciento aproximadamente más alto que la campaña pasada. Además, todo lo que tiene que ver con la industria automotriz y metalúrgica ha comenzado a recuperarse en el último trimestre y promete consolidarse en el 2010. También uno se encuentra con que los principales destinos de la exportaciones de las provincias, Chile, Brasil y China se recuperan y eso tracciona fuerte la economía provincial.

–¿Cómo está el interior de la provincia de Buenos Aires?

–Creemos que todo el complejo agroalimentario va a tener este año un buen nivel de ingresos, por las cantidades que se proyectan y los precios internacionales. Esto es en general, aunque habrá casos particulares. El campo pasó de una situación de banderas de remate a una de formidable expansión, y hay situaciones dentro de la provincia con desempleo cero. Hay localidades en las que se instalaron empresas de calzado que generaron ocupación plena e importan mano de obra de localidades vecinas. Hubo un resurgimiento muy grande de las economías regionales en el país, y esto es de una objetividad plena.

–¿Una vez concluido el canje, la provincia va a salir a emitir deuda?

–Estos temas pendientes a nivel nacional van a tener impactos benéficos para las provincias, y ya en el plano local se está verificando. Se abren posibilidades de emisiones. Se va a salir al mercado, pero la situación financiera de la provincia es equilibrada, a pesar de los pronósticos apocalípticos que se hicieron. Nos hemos liberado de un peso muy importante, como es la deuda, por lo que hay que ser prudente. Obviamente, estoy de acuerdo con la reinserción en los mercados internacionales, pero no para cometer los errores del pasado de hiperendeudamiento, que nos llevaron a situaciones de ajuste drásticas.

Compartir: 

Twitter
 

“Con el canje se abren posibilidades de emisiones. Se va a salir al mercado”, remarcó Marangoni.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.