ECONOMíA › EL GOBIERNO MINIMIZA EL IMPACTO DE UNA ADHESIóN AL CANJE POCO SATISFACTORIA

“Nunca sobreactuamos las expectativas”

La etapa de los grandes fondos de inversión con bonos en default registró un resultado por debajo de las expectativas. Amado Boudou espera una mejor respuesta de los pequeños inversores.

Funcionarios del Gobierno salieron ayer a respaldar el resultado de la adhesión que arrojó la primera etapa del canje de deuda. La fase para institucionales alcanzó al 45 por ciento del total a reestructurar, una cifra inferior que la esperada por analistas del mercado y el propio equipo económico. No obstante, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, aseguró que “no esperaba más” y se manifestó “satisfecho” con el resultado parcial. Por su parte, el ministro de Economía, Amado Boudou, reiteró el objetivo de alcanzar un nivel de aceptación total de 60 por ciento, para lo cual prevé obtener “como mínimo un 15 por ciento” entre los inversores minoristas. No obstante, Boudou admitió que “es probable que haya problemas” por la caída de las Bolsas europeas. Ayer los mercados le dieron un respiro a la operación del canje. Impulsados por el rebote de Wall Street, la Bolsa porteña tuvo su mejor rueda de la semana, con una recuperación de 1,6 por ciento. Los bonos también recortaron parte de las pérdidas acumuladas.

El saldo de la operación en su primera etapa no convenció al mercado. Analistas consultados por este diario convirtieron el 60 por ciento de aceptación, que se había anunciado como piso, como un techo al que les parece difícil llegar. Con el objetivo de impedir que esa incertidumbre juegue en contra del canje, el Gobierno ratificó que la cifra alcanzada es “satisfactoria”. El jefe de Gabinete afirmó que no esperaba más de 45 por ciento de adhesión en el tramo mayorista. “Creo que la tira está completa, el Gobierno tiene en claro por qué horizonte estaba yendo y estamos satisfechos”, dijo Fernández.

Por su parte, el ministro Boudou aseguró que la oferta estuvo dirigida a grandes tenedores, con más de cien millones de dólares en bonos defolteados. En este grupo se incluyen los fondos buitre. “Estos no entraron y nosotros no esperábamos que entren. El ciento por ciento de los grandes tenedores, salvo los fondos buitre, entró al canje, lo que representa algo así como 8500 millones de dólares”, explicó. El funcionario aseguró además que ése es el “objetivo”. “Nosotros nunca nos sumamos a sobreactuar las expectativas”, agregó. El grupo de bancos (Barclays, Deutsche y Citi) que le acercó al Gobierno la propuesta para que reabra el banco había comprometido el ingreso de unos 10 mil millones de dólares de parte de los grandes fondos. En Economía estimaban incluso que existen unos 11.500 millones en manos de los institucionales.

La explicación del equipo económico es que los fondos que litigan contra el Estado no ingresaron. “Este canje no es un regalo, está diseñado para que entren inversores racionales”, insistió Boudou. A pesar de insistir en que el resultado fue el esperado, el ministro reconoció que la crisis internacional le jugó a la operación una mala pasada. “Sin duda, los operadores de los mercados están en otra película. La situación en Europa está muy mal”, detalló.

Boudou recordó que ya está en marcha la “segunda etapa, que es la de los minoristas”. “Esperamos alcanzar (en esa etapa) un mínimo de 15 por ciento, y así llegar a un total de 60 por ciento que nosotros siempre tuvimos como estimación”, opinó. Entre los minoristas se estima unos 5500 millones de dólares que se dividen en dos segmentos: los individuales (hasta 50 mil dólares) y los medianos. De esta manera, para alcanzar la cifra prometida deberá sumar al menos 2500 millones de dólares de tenedores minoristas, sobre los cuales 2000 corresponden al límite de la emisión de bonos Par. “Ahora empezó la etapa más difícil, porque los bonistas están más atomizados, son muchos. Pero se va a lograr”, agregó el ministro.

La propuesta para los minoristas sigue siendo la más atractiva, debido a que contempla un pago en efectivo y la entrega de un bono sin quita (aunque con un plazo más largo). Sin embargo, el desplome de los mercados internacionales arrastró los precios de los bonos que integran ese paquete. Los títulos ayer lograron recuperarse un 3,7 por ciento en el caso de los cupones de PBI, y 3,2 para los Discount en pesos. El riesgo país logró así reducirse 23 puntos, al cerrar en 827 unidades.

Compartir: 

Twitter
 

Boudou reiteró el objetivo de alcanzar una aceptación total del 60%.
Imagen: Pablo Piovanno
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.