ECONOMíA › REGLAMENTARON LA PORTABILIDAD NUMéRICA CELULAR. SE PODRá CAMBIAR DE FIRMA SIN PERDER EL NúMERO

La línea es del usuario, no de la empresa

Las compañías de telefonía móvil perderán su principal argumento para mantener cautivos a sus clientes: la propiedad del número. La portabilidad estaba resuelta desde el 2000, pero nunca se reglamentó. Habrá que esperar un año más para que se aplique.

 Por Sebastián Premici

Después de diez años llegó la portabilidad numérica. El Gobierno reglamentó ayer la posibilidad de que los usuarios de telefonía celular puedan cambiar de proveedor sin perder su número telefónico. La resolución fue firmada por el secretario de Comunicaciones, Lisandro Salas, y estipula que la adaptación al sistema demandará al menos un año, con un costo aproximado de 40 millones de dólares que deberá ser absorbido por las empresas licenciatarias (Movistar, Personal y Claro, entre otras). La portabilidad fue fijada a partir del decreto 764/2000 que dio origen a la desregulación del mercado de las telecomunicaciones. En todos estos años la posibilidad de cambiar de proveedor sin perder el número fue un tema tabú tanto para las empresas como para el Estado. Lo resuelto ayer surgió tras varias intimaciones de la Justicia y luego de que el Gobierno desistiera de intentar cambiar la composición accionaria de Telecom, por el eventual monopolio en el mercado que supondría su actual relación societaria con Telefónica.

“Esto no es ni más ni menos que el derecho del usuario a mantener su número telefónico, un derecho que ya estaba contemplado en el marco regulatorio y en el decreto 764”, afirmó Salas a través de un comunicado. En un informe de agosto del año pasado, la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) había manifestado a través de un dictamen que la concentración en el mercado de la telefonía celular estaba explicada, en parte, por la inexistencia de la portabilidad numérica. La CNDC estaba analizando la injerencia de Telefónica dentro de Telecom, a partir del dominio accionario que tienen los españoles sobre Telecom Italia.

La portabilidad numérica les permitirá a los clientes de una determinada compañía cambiar de proveedor sin perder su número telefónico. La inexistencia de este derecho fue un elemento central para que las principales compañías, Movistar, Personal y Claro, mantuvieran a sus clientes cautivos. Una de las consecuencias de esta medida podría ser una competencia de precios entre las empresas para captar clientes de otras. Vale recordar que la semana pasada los operadores de telefonía celular aumentaron sus tarifas, quizá previendo este nuevo escenario.

Durante nueve años, los sucesivos gobiernos no hicieron mucho por la portabilidad. Recién en enero de 2009 la Secretaría de Comunicaciones ordenó la creación de una comisión de trabajo ad hoc, con el fin de elaborar un anteproyecto para el régimen de portabilidad. Sin embargo, la Justicia apuró los tiempos. El 26 de marzo de 2009, el juez en lo Contencioso-Administrativo Enrique Lavié Pico le ordenó al Gobierno que dispusiera en no más de 90 días la posibilidad de cambiar de proveedores sin perder el número.

El magistrado había tomado esa decisión al aceptar una acción de amparo colectiva promovida por la Unión de Usuarios y Consumidores.

“La falta de reglamentación imposibilita que los usuarios puedan cambiar de compañía celular sin perder su número telefónico. Esta situación impide la libre competencia, la promoción de la actividad y la inserción de nuevos competidores”, manifestó Horacio Bersten, directivo de esa entidad. Este sistema ya se aplica en México, Puerto Rico, Brasil y Ecuador.

El tema de la portabilidad fue uno de los capítulos del largo conflicto por las denuncias de monopolio realizadas desde la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, conflicto que quedó en la nada debido al acuerdo firmado entre el Grupo Werthein y Telecom Italia, controlada en Europa por Telefónica.

“La concentración en el mercado resulta alta, incluso sin necesidad de sumar la facturación de las firmas. Movistar, que es de Telefónica, suma el 34 por ciento de la facturación y Personal, que es de Telecom, el 29 por ciento. En conjunto adquirirían poder de mercado suficiente para restringir la oferta y aumentar el precio del bien que se comercializa”, manifestó la CNDC en un dictamen de agosto de 2009. La comisión señaló que parte de esa concentración se debía a que todavía no se había establecido la portabilidad numérica. La resolución firmada ayer llegó a pocos días de que los socios en Telecom firmaran la pipa de la paz, con el consentimiento del Ejecutivo. Las dos decisiones aparecen en un mismo plano.

Compartir: 

Twitter
 

El número va con el usuario, aunque emigre de compañía. Un viejo reclamo de las entidades de consumidores.
Imagen: Martín Acosta
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.