ECONOMíA › PARANá METAL NO ACEPTó LA úLTIMA OFERTA

Con las piezas trabadas

Los trabajadores de la autopartista santafesina Paraná Metal no aceptaron la propuesta que presentó la empresa, que había sido consensuada con la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) a última hora de anteayer. De esta manera, los operarios continuarán el plan de lucha con bloqueos al tránsito en la autopista Rosario-Buenos Aires y en vías alternativas. Los obreros aprobaron además llevar una contrapropuesta a las negociaciones que se realizarán la semana próxima en el Ministerio de Trabajo. La interpretación de la UOM fue que no se rechazó, sino que “se le aplicaron modificaciones” a la propuesta, según dijo Leandro del Greco, delegado de la entidad gremial.

Desde que Paraná Metal fue adquirida por el empresario Cristóbal López, conocido por la explotación de casinos y más recientemente por sus inversiones en combustibles y petróleo, se planteó un programa de ajuste de la autopartista. Esto hubiera supuesto la pérdida de la mitad de los puestos de trabajo, lo que derivó en el actual conflicto.

Luego de nueve días de bloqueos, la empresa acordó una propuesta con la UOM, que fue supervisada por el Ministerio de Trabajo para destrabar el conflicto. Según deslizaron las partes a este diario, la oferta contemplaba “todos los puntos en discusión”. Los trabajadores reclaman salarios y compensaciones por días no trabajados o suspensiones.

El acuerdo fue tratado ayer en una asamblea realizada en la sede de la UOM de la que participaron unos 400 operarios. Luego de tres horas de deliberaciones, no aceptaron la propuesta. En cambio, se aprobó un temario donde se estableció aceptar las suspensiones rotativas planteadas por la empresa, bajo la condición de llevar a 1850 pesos el sueldo mínimo, más las asignaciones familiares o el equivalente al 50 por ciento del salario neto de un operario.

En la contrapropuesta que los trabajadores llevarán al encuentro de la semana próxima en la cartera laboral pedirán además que el pago de las dos quincenas atrasadas se efectivice con el 65 por ciento de los sueldos y que se considere como si estuviesen suspendidos. En relación con los adicionales, exigirán que se abone el 70 por ciento, de lo que se perciba, y, en cambio, aceptarán la posibilidad que se reinstalen los retiros voluntarios, según detalló el delegado de la empresa José Díaz. En cuanto a la distribución de las tareas, los obreros continúan proponiendo que se busque un “ente neutral” o imparcial para disponer la organización de las mismas.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.