ECONOMíA › LAS ELéCTRICAS PAGARáN HOY EL CANON AL ENRE

Intervino De Vido y se hizo la luz

 Por Raúl Dellatorre

No fue “rebelión” ni cortocircuito. Las empresas eléctricas revisaron su posición y aceptaron pagar la cuota del canon correspondiente a octubre para financiar el presupuesto del ente regulador, de aproximadamente 2,4 millones de pesos por firma en el caso de Edenor y Edesur. A cambio, el ministro de Planificación, Julio De Vido, convocará a una comisión de seguimiento para analizar la incidencia en los costos empresarios del canon y su aumento desde el año 2005. A la misma mesa sentará a las concesionarias eléctricas y al ENRE, los dos contendientes en este conflicto administrativo.

Las tres distribuidoras eléctricas que actúan bajo regulación del ENRE (Edenor, Edesur y Edelap) habían elevado una queja ante el ente de control a principios de año, por el incremento en el canon anual de 23 millones de pesos en 2005 a 90,9 millones para este año. “No obtuvimos respuesta ni logramos que el ENRE le diera intervención al ministro de Planificación, así que decidimos pagar lo mismo que el año pasado, lo cual equivalía a no abonar la cuarta cuota”, explicó una fuente de una de las principales empresas distribuidoras. Las primeras tres cuotas habían sido abonadas en fecha, pero “bajo protesta”.

La postura empresaria desató la reacción del ministro de Planificación, Julio De Vido, quien explicó que las empresas “no se rebelan: cumplen o incumplen las obligaciones que tienen por contrato”. Y en caso de incumplimiento, recordó que las autoridades están facultadas “a aplicar las sanciones que correspondan, incluso la rescisión. No nos ha temblado el pulso a la hora de sancionar incumplimientos, como lo hicimos en los casos de Correo Argentino, Aguas Argentinas, Aerolíneas, Thales Spectrum, Fibertel y ferrocarriles Metropolitano”.

Tras estas declaraciones, el titular de Edenor, Alejandro Mac Farlane, buscó aclarar que no se trataba de una cuestión de desobediencia, sino una controversia “de tipo administrativo”. Y subrayó que “en este momento tan particular para el país, no queremos levantar ni un punto de conflicto”. Aseguró que, en el transcurso del día, buscarían tomar contacto con De Vido para pedirle su intervención.

Finalmente, el contacto se dio. Y se arribó a la solución señalada: hoy las dos firmas distribuidoras de Capital y Gran Buenos Aires, Edenor y Edesur, harán efectivo el pago de las sumas que le corresponden por la alícuota del canon para el ENRE. El ministro de Planificación, a su vez, conformará una comisión de seguimiento para analizar la raíz del problema: la suba del valor del canon y cómo afecta éste hoy la estructura de costos empresarios. A esa comisión también será convocado el ENRE, que preside Mario de Casas.

El presupuesto del ENRE es aprobado anualmente en el Congreso. Su incidencia fue creciendo a lo largo de los últimos años, pasando de 30 millones de pesos en 2006, a 40,5, a 52,4 y a 76,8 millones en los tres años siguientes. Su financiación se hace integralmente a través del canon que pagan las distribuidoras, transportistas y generadoras que operan bajo regulación del ENRE. Cada empresa tiene asignada una alícuota, que es la parte que le corresponde aportar al financiamiento del ENRE. Por eso, el monto que cada empresa paga de canon varía, año a año, con el presupuesto del organismo.

“La legitimidad del canon no está en discusión, tampoco su legalidad. Lo que se atenderá es el reclamo presupuestario, es decir, si hubo una suba en estos años que podría estar afectando el equilibrio económico de las empresas”, señaló una fuente del Ministerio de Planificación.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.