EL PAíS › DOS TESTIGOS DESMINTIERON EN LA LEGISLATURA AL EX MINISTRO DE EDUCACIóN

Un macrista que se quedó sin su coartada

 Por Werner Pertot

Dos testigos desmintieron la coartada del ex ministro Mariano Narodowski ante la comisión investigadora de la Legislatura (CIE). El ex auditor interno del Ministerio de Educación Roberto Ayub sumó irregularidades a la contratación de Ciro James: dijo que lo llevó Roxana Barroso, jefa de Gabinete de Narodowski. También advirtió que no le dieron ni un currículum y que no tenía experiencia previa en auditoría, pero cobraba mil pesos más que una persona que tenía 20 años en ese área. En tanto, el rector de la Universidad de La Matanza, Daniel Martínez, sostuvo que “el que propuso a James fue Narodowski”, y cuestionó su “actitud cobarde de no hacerse cargo de su irresponsabilidad”. Narodowski no podrá refutarlo, porque optó por no declarar ante la CIE, al igual que otros funcionarios macristas.

“En los primeros meses de 2008, Barroso me presenta a James como abogado. Yo no lo conocía, La entrevista duró diez o quince minutos”, contó Ayub ante los legisladores. “Le pregunté por los antecedentes en el auditoría y no tenía. En general, las personas eran propuestas por el área. Podríamos decir que en este caso fue distinto”, afirmó. Ayub relató que, al poco tiempo, Barroso le dijo que no iba a trabajar en la auditoría y se lo llevó a su área. “¿Existen más personas trabajando en un lugar y cobrando en otro?”, le preguntó el ibarrista Eduardo Epszteyn. “Entiendo que sí, es una práctica usual”, destacó Ayub, que negó haber certificado el trabajo de James en el ministerio, como había afirmado el ex director de Personal Carlos Lelio.

“Nunca tuve un currículum de James para poder evaluar mediante una simple lectura sus antecedentes”, contestó ante una pregunta del macrista Fernando de Andreis. Ante la insistencia del joven PRO, le aclaró que en su área había una persona con veinte años de experiencia en auditorías que cobraba cinco mil pesos. James tenía un sueldo de seis mil pesos.

Ante la ausencia de documentos que prueben que el espía haya trabajado en el ministerio, el legislador del MST Marcelo Parrilli le preguntó si era común el asesoramiento verbal. “Puede haber, pero algún nivel de documentación es normal que quede”, advirtió Ayub, quien fue titular de la auditoría entre 2007 y 2010. También es secretario de Extensión de la Universidad de La Matanza, donde James tenía tres cargos. Los macristas insistieron, mediante múltiples preguntas, sobre la posibilidad de que Ayub conociera a James de esa universidad, pero el testigo insistió en todo momento en que el predio tiene cerca de 70 hectáreas y remarcó que no lo vio ni antes, ni después. “No puede ser que no se conozcan”, se quejó el jefe del bloque PRO, Cristian Ritondo. Ayub se encogió de hombros.

Luego de haber demorado largamente su asistencia a la CIE, se presentó Martínez. La mayoría de las preguntas giraron en torno de las designaciones que tenía James en la Universidad de La Matanza, para lo que Martínez los derivó al decano de Humanidades, Fernando Luján Acosta, que se negó a asistir a la CIE hasta ahora. Sin embargo, el rector debió admitir que “no es lo común” la forma en que estaba designado James: “a cargo” de la Dirección de Asuntos Institucionales, pero no concursado. Tampoco pudo dejar muy en claro qué trabajo hacía, salvo una abstracta “articulación con las escuelas medias”. Enfático, Martínez negó haber recomendado al espía a la gestión PRO y sostuvo que eso fue “una manifestación irresponsable de Narodowski. El sabe que no le recomendé a nadie”.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Un macrista que se quedó sin su coartada
    Por Werner Pertot
  • Pinchaditas
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.