SOCIEDAD › ADVIERTEN QUE IRáN PODRíA EJECUTAR HOY A LA MUJER CONDENADA A MUERTE

Al cadalso por un adulterio

Las organizaciones que defienden a la mujer revelaron que en la prisión donde está alojada ya recibieron la orden de ejecución. Sakineh Mohammadi Ashtiani fue sentenciada a morir por lapidación, pero ahora ordenaron que sea ahorcada.

 Por Patrick Cockburn *

Las organizaciones defensoras de la mujer iraní que se enfrenta a la pena de muerte por adulterio dicen que la sentencia podría ser llevada a cabo hoy, después de que la prisión recibió la autorización para ejecutarla. Sakineh Mohammadi Ashtiani, quien fue sentenciada a muerte por lapidación después de ser condenada por adulterio en 2006, se ha convertido en el foco de una campaña internacional para salvarla de la ejecución.

El Comité Internacional contra Ejecuciones dijo que la probabilidad de la ejecución de Sakineh es ahora “muy alta”, después de que una instrucción para que sea ahorcada fuera enviada a su prisión en Tabriz. Ashtiani, de 43 años, ha sido acusada de adulterio y complicidad con el asesino de su marido y ya recibió 99 latigazos. Su caso fue marcado por una serie de confesiones suyas, de las que más tarde se retractó, diciendo que fueron logradas por la fuerza.

“La comisión para los derechos humanos del régimen anunció que, según las pruebas existentes, su culpabilidad fue confirmada. El régimen creó un nuevo escenario para acelerar la ejecución”, dijo el Comité a través de un comunicado. Advirtió además que la documentación sobre el asesinato del marido de Ashtiani desapareció de la oficina del fiscal de Oskoo, mientras la mujer tiene vedado el derecho a recibir visitas desde el 11 de agosto.

Justamente en agosto apareció en un video difundido por la televisión estatal, en la que dijo que había participado en el asesinato de su marido en 2005. Sus defensores denunciaron su aparición como un intento por parte de las autoridades iraníes de desacreditarla, después de las protestas que hubo cuando fue sentenciada a muerte por lapidación.

Su abogado en Tabriz, Javid Houtan Kian, fue arrestado junto con su hijo, Sajad Ghaderzade, y dos periodistas alemanes en octubre. La sentencia original de muerte por lapidación fue cambiada a la de la horca por la presión internacional. El gobierno iraní ve el caso como parte de un intento de aislar y desacreditar a Irán.

El asunto tiene un origen complicado, comenzando con la muerte del marido de Ashtiani en 2005. Al año siguiente, un juzgado en Azerbaijan oriental la sentenció a ser flagelada por mantener relaciones ilícitas con dos hombres. Al mismo tiempo, un hombre conocido como Isa T fue juzgado por el asesinato de su marido y ella fue procesada por conspiración de asesinato. A esta altura se abrió un tercer caso contra Ashtiani por adulterio cuando su marido estaba vivo y fue sentenciada a muerte por lapidación. Paradójicamente, el hombre convicto por asesinar a su marido ahora está en libertad después de pagar dinero a la familia de la víctima, que lo perdonó.

La muerte de Ashtiani se basa sólo en su condena por adulterio y una sentencia de diez años por “perturbar el orden público”. Ella, que tiene dos hijos, niega la acusación de adulterio.

El caso Ashtiani provocó el reclamo de organismos internacionales y países para la suspensión de la condena, así como movilizaciones en solidaridad en varias ciudades del mundo. Brasil llegó a ofrecer asilo a la mujer, pero el gobierno iraní rechazó la propuesta.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

En Roma, como en otras ciudades europeas, manifestantes reclaman en solidaridad con Sakineh.
Imagen: EFE
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.