ECONOMíA › AFIRMó QUE LA REGIóN ESTá “ENCERRADA EN NACIONALISMOS IMPOTENTES”

Mujica expresó su malestar

Si bien no mencionó el conflicto generado por las nuevas restricciones que aplicó la Argentina a las importaciones, el presidente uruguayo formuló una crítica velada al cuestionar las desinteligencias existentes entre los socios regionales.

El presidente uruguayo, José Mujica, será recibido este jueves por Cristina Fernández de Kirchner en medio de la polémica que generaron las nuevas restricciones a las importaciones impuestas por Argentina. En vista de ese encuentro, el mandatario ayer decidió calentar la previa al afirmar que América latina “debe dejar de lado los raquitismos nacionalistas y el chauvinismo para construir un espacio más grande y defenderse de los monstruos en la economía mundial”.

Para el Ministerio de Industria uruguayo, la decisión del gobierno argentino de extender las medidas contra productos extranjeros provoca un daño de 100,6 millones de dólares a las exportaciones del vecino país. Argentina es el tercer destino de las exportaciones uruguayas, detrás de Brasil y la denominada Zona Franca Nueva Palmira, y el segundo abastecedor de bienes y productos, también detrás de Brasil.

En este contexto, el jefe de Estado uruguayo señaló que la región se queda “encerrada en nacionalismos impotentes”. Lo hizo al participar en el foro “¿Adónde van las economías del mundo?”, organizado por la Fundación Astur, que encabeza el director de la Secretaría General Iberoamérica (Segib), Enrique Iglesias. En el encuentro, celebrado la noche del sábado en Punta del Este, Mujica agregó que el mundo “tiene un gigante que despierta” en relación a China, y en Latinoamérica “seguimos balconeando”. “La actitud política (en la región) no está a la altura del mundo y está divorciada del sentido común”, afirmó. El mandatario uruguayo también criticó a los empresarios pues “no suelen tomar riesgos cuando en realidad deberían ser la vanguardia del desarrollo”.

El director nacional de Industria de Uruguay, Sebastián Torres, ya había adelantado el malestar uruguayo por la Resolución 45, firmada el martes por la ministra de Industria Débora Giorgi, al afirmar que hay rubros, como “vehículos y componentes, donde están accesorios de automotores, máquinas y material eléctricos, como cables y conductores aislados, papel y cartón y muebles”.

La Resolución 45 causó preocupación no sólo en el nivel oficial, sino también entre los industriales rioplatenses. El titular de la Cámara de Industrias de Uruguay, Washington Burghi, señaló el viernes que los empresarios de ese país aguardaban la intervención de sus autoridades en el tema. Para el empresario, medidas de protección como la que tomó la Argentina “le quitan respeto, confiabilidad y certeza jurídica al Mercosur”. “Hay tiempos de evaluación y también otros para actuar y creo que llegó el momento de actuar, porque Brasil, como país poderoso, consigue prebendas que los uruguayos no tenemos”, señaló Burghi.

Mujica no fue tan directo, pero a su manera dejó sentado el malestar. La semana pasada Brasil también se había mostrado disconforme, pero la Argentina le dio una serie de garantías y la reacción fue positiva. Habrá que esperar hasta el jueves para ver cómo se resuelve la tensión con Uruguay.

Compartir: 

Twitter
 

José Mujica y Cristina Fernández de Kirchner se reunirán el jueves en Buenos Aires.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.