EL PAíS › VíCTOR DE GENNARO, LUIS BRUNATI Y MARIO CAFIERO EN EL CASTING DE VICES DE PINO SOLANAS

La perinola de Proyecto Sur

Mientras siguen las negociaciones para intentar un frente con socialistas y el GEN, la fuerza de Solanas aceleró el debate interno para definir la fórmula presidencial. En la comuna porteña especulan con que Graciela Ocaña acompañe a Lozano.

 Por Miguel Jorquera

Sin abandonar las reuniones reservadas que aún mantienen con el Partido Socialista y el GEN en busca de sellar un frente electoral, en Proyecto Sur decidieron apurar las discusiones para definir las candidaturas que en los principales distritos del país acompañarán a Fernando “Pino” Solanas. Víctor De Gennaro podría ser el compañero de fórmula del cineasta o encabezaría las listas de senadores o diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires, pero no la de gobernador, para el que también ya hay otros dos candidatos con marcado perfil peronista: Mario Cafiero y Luis Brunati. Claudio Lozano tiene la venia de Pino para lanzar su candidatura a jefe de Gobierno porteño y la ex ministra K Graciela Ocaña figura entre una de sus posibles acompañantes. Apoyarán la candidatura a gobernador de Luis Juez en Córdoba, pero no le presentarán competidores al socialismo en las elecciones adelantadas por la gobernación de Santa Fe, para dejar abierta hasta último momento la posibilidad de alcanzar un acuerdo electoral para octubre.

Esta semana, las cinco organizaciones que conforman la mesa nacional del Movimiento Proyecto Sur que respalda la candidatura presidencial de Solanas –Proyecto Sur, Partido Socialista Auténtico, Corriente Nacional por la Unidad Popular, Libres del Sur y Movimiento Socialista de los Trabajadores– comenzarán a delinear la ingeniera electoral que quieren cerrar los primeros días de marzo para luego ratificarlo en un congreso nacional que realizarán a fines de ese mismo mes.

Aunque aún mantienen conversaciones reservadas y frecuentes con el socialismo y el GEN para tratar de confluir en un frente común en las presidenciales de octubre, los encolumnados con el cineasta afirman que “la candidatura de Pino es inamovible”. Con la vista puesta en las encuestas, consideran que, incluso con la posible incorporación del PS y la llegada de otro candidato presidencial como el gobernador santafesino Hermes Binner, la fórmula se debería dirimir en una interna abierta.

“El armado de las listas de candidatos y la ingeniería electoral debe ser inteligente y equitativa. En eso hay un acuerdo entre todas las fuerzas que componen este espacio”, dijo a Página/12 uno de los dirigentes que participan de la mesa chica de la negociación, que este lunes tendrá un encuentro para empezar a “definir cosas importantes”.

Pero la danza de nombres ya forma parte del diseño y la propuesta que cada una de las fuerzas políticas lleva a la mesa de discusión. “El compañero de fórmula (de Solanas) será lo último en cerrar, para dejar abierta la posibilidad de ampliar el frente electoral”, coinciden desde todas las fuerzas.

Aunque el Plan B ya está en marcha. Desde la Corriente proponen para ese lugar a De Gennaro. Las expresiones políticas surgidas desde el sector de la CTA que responden al propio dirigente histórico de ATE, quieren para “El Tano” un lugar en las listas que lo mantenga en el plano nacional. “Víctor prefiere no involucrarse en un distrito en particular para poder continuar con el armado nacional de una tercera fuerza política”, afirman. La otra opción que le reservan a De Gennaro es la de encabezar la lista de diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires, mientras piensan en el dirigente peronista y fugaz ministro de Gobierno de Antonio Cafiero Luis Brunati como candidato para la gobernación y Marta Maffei como compañera de fórmula. Un lugar para el que también piensan en Margarita Stolbizer, si el GEN se suma al frente electoral. Este es el dibujo inicial que la Corriente propondrá para la provincia.

La Corriente que integran la bonaerense Unidad Popular que comanda el mismo De Gennaro, el SI que encabeza Eduardo Macaluse, el porteño Buenos Aires para Todos de Lozano, el santafesino Pares que lidera Verónica Venas y el neuquino UNE del dirigente sindical Julio Fuentes aspira a tener un peso decisivo en las definiciones electorales. En ese camino, a fines de febrero inaugurarán en Capital un local nacional de la Corriente, donde confían en ampliar su fuerza propia a diez distritos electorales, entre ellos al ex gobernador sanjuanino Alfredo Avelin y el santacruceño Partido de Acción Ciudadana.

Otras fuerzas de Proyecto Sur quieren a De Gennaro en otro lugar en las listas. Varios de ellos lo proponen como candidato a gobernador, para fortalecer las chances en el principal distrito del país. Algunos, respetando la decisión de De Gennaro, desempolvaron un viejo antecedente para ubicar al dirigente de ATE al frente de la lista de senadores nacionales por la provincia: cuando Solanas, como candidato del Frente Grande, relegó al radicalismo bonaerense y al propio Raúl Alfonsín al tercer lugar en la elección para la constituyente del ’94. Una alternativa que respaldan desde el PSA, que propone a su secretario general, Mario Mazzitelli, primero en la lista de diputados por la provincia.

En la ciudad, una reunión cerrada de la mesa nacional de Proyecto Sur –de la que participó Solanas– le dio el visto bueno a Lozano como candidato a jefe de Gobierno porteño, aunque la confirmación oficial y pública llegará recién en marzo. Mientras tanto una campaña de pintadas y afiches callejeros apunta a instalar como candidato al diputado y economista. El partido de Lozano, ya incorporó a sus filas a la ex diputada Patricia Walsh y a los militantes porteños del SI, y trabaja junto ex grupos radicales cercanos al GEN.

Tampoco faltan los coqueteos con Ocaña, a quien tentaron en reuniones informales para que acompañe en la fórmula a Lozano. Aunque la ex ministra de Salud no aporta ninguna estructura propia, afirman que “mide bien” en las encuestas “prestadas”, que le acercaron otras fuerzas políticas. La discusión en el armado porteño pasa por otro lado: la lista de diputados nacionales. Libres del Sur quiere renovar las bancas de sus diputadas nacionales (Victoria Donda por Buenos Aires y Cecilia Merchán por Córdoba), encabezar algunas provincias del norte del país donde tienen fuerza territorial propia y el primer lugar en la boleta de diputados de la Ciudad para su líder, Humberto Tumini. Pero las otras fuerzas que aspiran a ese mismo lugar no ven con buenos ojos que los ex aliados K vayan al frente de la boleta porteña.

Uno de ellos es el MST, la fuerza que más recientemente se incorporó al frente electoral. Los dirigentes del partido trotskista saben que aportan “estructura y militancia” y un buen caudal electoral en la ciudad, aunque los resultados de los últimos comicios lo han puesto al borde de la pérdida de su personería. “Debe haber un reparto equitativo de las candidaturas”, sugieren. Cerca de Jorge Telerman sostienen que hay conversaciones con Proyecto Sur, mientras que desde las fuerzas porteñas de ese espacio afirman que “no le echamos flit”, pero que es el ex jefe de Gobierno porteño quien se acercó a algunas de sus actividades.

En otros distritos importantes ya hay cuestiones definidas. No hay dudas de que Proyecto Sur acompañará a Juez en las elecciones adelantadas de Córdoba. Para garantizar que los votos juecistas vayan a Solanas en octubre, alguien tiró en la mesa de negociación la propuesta que Norma Morandini sea la compañera de fórmula de Pino. Pero el nombre de la senadora cordobesa quedó en stand by.

Como prenda de unidad, tampoco presentarán candidato a gobernador en Santa Fe, para no mellar las chances que el socialismo retenga la gobernación comandando el Frente Progresista. Aunque si tendrán candidatos propios a legisladores nacionales y provinciales, incluso a las intendencias. El PSA ya tiene nombre, Alberto Cortez, para disputar la comuna de Rosario, donde el socialismo se unificó detrás de la candidatura de la diputada Mónica Fein para retener la intendencia.

Consultados por Página/12, la mayoría de las fuerzas que comparten la candidatura de Solanas coinciden a la hora de analizar las posibilidades de ese espacio en la disputa electoral: hacer una buena elección nacional y alcanzar una importante representación parlamentaria, con la ilusión de disputarle al macrismo el gobierno de la ciudad en segunda vuelta. También con una advertencia común para la que no hay predicciones: “Estas son nuestras aspiraciones en este escenario. Porque si Cristina no es candidata cambia todo”.

Compartir: 

Twitter
 

Mario Cafiero.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.