EL PAíS › REPERCUSIóN MUNDIAL DEL ACUERDO DE PáGINA/12 Y WIKILEAKS

“Por la libre circulación”

El Twitter, que suele funcionar como un buen termómetro social, se inundó con comentarios sobre el acuerdo de Página/12 con Wikileaks y las revelaciones sobre comentarios de Eduardo Duhalde.

 Por Mariano Blejman

Cuando cerca de las 11 de la mañana la cuenta oficial de @wikileaks en Twitter publicó “Wikileaks en Página/12” para sus 745.586 seguidores, la noticia ya llevaba un rato repercutiendo por los pasillos de Internet. El acuerdo entre Página/12 y el sitio dirigido por Julian Assange tuvo repercusión mundial desde el domingo temprano, cuando un centenar de diarios internacionales publicaron la noticia del acuerdo y el contenido de la primera revelación (El Tiempo, Globovisión, El Universal, por nombrar algunos) bastante antes que el resto de los diarios locales. El escueto tweet de Wikileaks inundó la red con comentarios sobre la publicación de este diario y, por supuesto, sobre los comentarios de Eduardo Duhalde sobre el matrimonio Kirchner. Es sabido que Twitter se ha convertido en los últimos tiempos en el mejor termómetro social, y la cuenta oficial @wikileaks funciona, sobre todo en momentos de boicot internacional y con miles de sitios espejos replicando el contenido, como la mejor fuente oficial del sitio de filtraciones de noticias de mayor impacto mundial.

“Página/12 rompe con la monotonía dominical al publicar, en exclusiva, los cables de Wikileaks. Bien por ellos” decía, a modo de ejemplo, el usuario @franzoroza en Twitter. Podría decirse que el artículo publicado ayer por este diario tuvo tres tipos de repercusiones: las repercusiones de política doméstica sobre las declaraciones de Duhalde en relación a los Kirchner; las repercusiones de política internacional, centradas en las declaraciones sobre las preferencias de Duhalde sobre el ex presidente norteamericano George W. Bush y el anterior presidente colombiano Alvaro Uribe; y, tal vez, la repercusión más impactante surgió de las implicancias del acceso de este diario a los 2 mil cables de Wikileaks relacionados con este país.

“La diferencia entre Carrió y Duhalde es que los delirios de Carrió aparecen en TN, los de Duhalde son cables de #Wikileaks 2 visionarios!”, posteaba –a modo de ejemplo del tono que se vivió ayer– en su Facebook Juano González Utges. Con respecto a la política local, aunque los fines de semana la red disminuye su tráfico mundial, las menciones a Eduardo Duhalde en Internet subieron vertiginosamente: esto pudo comprobar Página/12 a través del exclusivo servicio The Real Time, que analiza menciones de políticos locales en tiempo real. Las menciones en Internet sobre Duhalde aumentaron ayer –sobre su promedio– 195,9 por ciento en los diarios, 189,3 por ciento en sitios web, 136 por ciento en blogs, 68,8 por ciento en Twitter y 44,7 por ciento en foros (incluido Facebook). Tuvo un pico de menciones en la franja de las 14 horas en Twitter, con centenas de comentarios.

“Upa. Página/12 arregló con Wikileaks publicar 2000 cables. A ver si hay algunos diferentes a los de la línea de El País” tweeteaba ayer @capitanintriga y el comentario sobre el diario español no era inocente. Desde la aparición del famoso “cablegate” a fines del año pasado anunciando la revelación de 250 mil cables diplomáticos enviados desde distintas embajadas de Estados Unidos, la relación entre los diarios y Wikileaks ha sido curiosa. Assange había elegido inicialmente cinco diarios de países centrales para que estudiaran el contenido: Le Monde (Francia), El País (España), Der Spiegel (Alemania), The New York Times (Estados Unidos) y The Guardian (Inglaterra). Luego de que Assange rompiera con The Guardian cuando éste publicara detalles sobre las acusaciones de delitos sexuales, Wikileaks decidió ofrecerle el resto de los cables a The Daily Telegraph.

En una entrevista con Time, Assange había explicado su decisión de esta vez liberar contenido a través de los diarios antes que publicarlo “crudos” en la web. “No es nuestro objetivo lograr una sociedad más transparente, sino una sociedad más justa. Y la mayoría de las veces, la justicia y la apertura van en la misma dirección. (...) Cuando empezamos, pensábamos que los bloggers y la gente que escribía Wikipedia iba a realizar el trabajo analítico. (...) Pero es evidente que no es del todo cierto. El trabajo pesado de análisis está hecho por nosotros, por periodistas profesionales y activistas por los derechos humanos. Los mejores análisis no los hace la comunidad. (...) Así, las redes sociales tienden a ser, para nosotros, un amplificador de lo que estamos haciendo”. Conocedor de la circulación de la información a nivel mundial, Assange pareciera haber escuchado el reclamo que llegaba del resto del planeta: el acuerdo al que accedió Página/12 se enmarca en una serie de convenios que el sitio realizó en las últimas semanas con otros diarios de América latina como El Comercio de Perú (4000 cables), La Jornada de México (8000), El Espectador de Colombia (uno de los diarios más viejos de ese país, que recibió 16.000 cables). La lógica, esta vez, pareciera ser no sólo trabajar con diarios prestigiosos que puedan marcar agenda local, sino también abrir el juego de la libre circulación de información. En Argentina, ayer, el acuerdo con Wikileaks ya empezó a notarse en la prensa local: “Acorralado La Nación (gracias a Página/12) no le quedó otra que publicar uno de los Wikileaks de Duhalde (aunque incompleto y falta otro)”, tweeteaba ayer Miguel César (@smowing).

Twitter: @blejman.

Compartir: 

Twitter
 

Wikileaks en Página/12

» Indice completo de notas

Eduardo Duhalde expresó a funcionarios norteamericanos que Néstor Kirchner nunca se atrevería a enfrentarlo.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.